Enseñar Historia en Secundaria

Las Unidades de Construcción de Aprendizaje como estrategia

990

Resumen: El presente trabajo tiene la finalidad de presentar una estrategia didáctica para abordar los contenidos en la asignatura de Historia con los estudiantes de Secundaria denominada Unidad de Construcción de Aprendizaje. Esta modalidad de trabajo constituye una nueva forma de abordar el planteamiento de la materia, basándose en la reflexión y análisis de los procesos históricos que dan sentido a nuestra realidad actual.

Abstract: This paper aims to introduce a didactic strategy to address the contents on the subject of History for Secondary Education, specifically the Learning Construction Unit. This work methodology is a new approach on the subject based on deliberation and analysis of the historical processes that contributed to our present reality.

Palabras Clave: Estrategias didácticas; Unidad de Construcción de Aprendizaje; UCA; Historia; Educación Secundaria.

Keywords: Didactic strategies; Learning Construction Unit; LCU; History; Secondary Education.

La enseñanza de la #Historia en #EducaciónSecundaria. #CEdRevistaDigitalDocente Clic para tuitear

ENSEÑANZA DE LA HISTORIA EN SECUNDARIA
(artículo completo aquí)

La enseñanza de la Historia en Educación Secundaria

La enseñanza de la Historia en la educación primaria y secundaria tiene como propósito comprender el presente a través de diversos acontecimientos pasados. Para entender la actual dinámica social, cultural, política y económica de un país es necesario conocer las decisiones históricas que han originado esa realidad, de aquí que el desarrollo del pensamiento histórico constituya parte fundamental del desarrollo integral de los individuos.



Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

En este sentido, la comprensión de las experiencias humanas a lo largo del tiempo, así como la transformación social que se enseña como parte de los contenidos de la asignatura de Historia, tendrán sentido en cuanto se entiendan y relacionen estos sucesos como un antecedente de la situación vigente de la sociedad.

Por esta razón, el Nuevo Modelo Educativo en México (2016) apuesta por una enseñanza de la Historia desde un sentido formativo, en donde se pasa de la memorización a la reflexión, análisis y comprensión de diversos fenómenos y procesos pasados para dar sentido al presente y así concretar acciones que nos permitan  vislumbrar un mejor futuro, todo ello a través de una nueva estrategia didáctica denominada Unidad de Construcción de Aprendizaje (UCA), en la cual nos centraremos en los siguientes párrafos.

Antecedentes

En la última década las decisiones gubernamentales en materia educativa en México se han enfocado en proponer la articulación de diversos grados escolares y la modificación del currículo para brindar a los alumnos una educación de calidad, sin embargo, evaluaciones estandarizadas como PLANEA (2017) han mostrado que, pese a los esfuerzos institucionales, los resultados siguen estando por debajo de la media. Por ejemplo, en el curso escolar 2016-2017, el 40% de los alumnos a nivel nacional se encontraron en el nivel de desempeño II en comprensión lectora (SEP, 2018).

Fue así como en el ciclo escolar 2018-2019 la Secretaria de Educación Pública (SEP) presentó a los maestros el Nuevo Modelo Educativo que propone retomar aquello que en los programas anteriores ha dado resultados positivos y transformar aquellas prácticas escolares que no contribuyen a formar los ciudadanos críticos y creativos que la sociedad demanda.

Una de las asignaturas que mayores cambios ha experimentado ha sido Historia, en primer lugar en cuanto a la dosificación de contenidos, para abordar menor cantidad de temas en mayor tiempo con el ánimo de profundizar mejor en ellos, y en segundo lugar en cuanto a la metodología didáctica. Aunque se sigue conservando el enfoque formativo de su enseñanza, se propone el desarrollo de Unidades de Construcción del Aprendizaje (UCA) como una nueva forma de desarrollar los contenidos dentro de la materia.

historia en secundaria

Unidades de Construcción de Aprendizaje

Las UCA, en Historia, son proyectos de indagación que retoman diversas fuentes históricas para pasar de la clase expositiva a la reflexiva. Esta modalidad de trabajo considera un aprendizaje que se desarrollará a través de un proyecto situado y colaborativo. Se trata de plantear cuestionamientos para que los alumnos investiguen y realicen alguna producción museológica, teatral o periodística  a través de un trabajo ordenado y sistematizado, para su posterior socialización con el grupo.

Estos proyectos de aprendizaje activo también proponen fortalecer el uso de las tecnologías siendo lo más importante la vinculación alumnos-grupo-profesor y escuela-comunidad. Hablamos de seis millones de alumnos de secundaria en México, con diferentes necesidades y problemas de aprendizaje, de aquí que las UCA constituyen una modalidad de trabajo flexible y adaptativa para diferentes contextos y situaciones pero con una metodología específica, que explicamos a continuación.

Metodología

Las UCA tienen como propósito principal el desarrollo del pensamiento histórico a través de un proyecto de investigación, que favorece en los estudiantes el progreso de habilidades tales como: la ubicación espacio-temporal, la contextualización del evento histórico, la comprensión de la muticausalidad, el reconocimiento de los cambios y las permanencias en las sociedades, así como la vinculación entre los ámbitos políticos, sociales y culturales de un proceso histórico.

Con esta metodología de trabajo se propone que se establezcan  relaciones entre el presente y el pasado. Para ello será importante una reflexión sobre el impacto de un fenómeno anterior con  la época actual a través de la mediación del docente, quien fungirá como gestor del aprendizaje y responsable de establecer vínculos entre los contenidos, los materiales educativos y los conocimientos e interpretaciones de los estudiantes, con el fin de poner énfasis en el cómo estudiar sin descuidar el qué estudiar.

Se ha reconocido que cuando los alumnos profundizan en el estudio de un tema y hacen un trabajo de investigación para obtener explicaciones con su propio razonamiento alcanzan un conocimiento más completo del contenido (Von Stumm, Benedikt ,2011).

Las UCA parten de esta premisa, pues cada una de ellas constituye un ejercicio de investigación individual y colectivo que los estudiantes deben desarrollar de manera sostenida a lo largo de varias semanas del curso.

En la asignatura de Historia, el objetivo que dirigirá las UCA será la profundización en el estudio de alguno de los temas comprendidos en el periodo histórico que se esté abordando a partir del análisis de fuentes históricas como pueden ser documentos escritos, imágenes, vestigios, testimonios, obras de arte, entre otros (SEP, 2016). El trabajo se complementa con la reflexión en equipo, el trabajo con mapas y líneas del tiempo y el debate oral. El propósito es que los estudiantes construyan su aprendizaje mediante un proceso de exploración y reflexión que realmente les permita apropiarse del conocimiento que irán adquiriendo a lo largo del proceso de investigación.

Para llevar a cabo este trabajo se proponen las siguientes orientaciones didácticas que le servirán al docente para planear e implementar la UCA en la asignatura de historia.

historia en secundaria

Orientaciones didácticas

En primer lugar, se debe situar al estudiante en el epicentro del proyecto educativo, lo cual implicará reconocer que la educación habilita a los estudiantes para la vida en su sentido más amplio, de aquí que lo que aprendan en la escuela tendrá que ser relevante para satisfacer sus desmandas personales y sociales futuras (Perrenoud, Philippe, 2007).

En este sentido, el referente y centro del quehacer educativo es el alumno, siendo imprescindible su disposición, motivación y apertura para seguir aprendiendo a lo largo de su vida. Es por ello importante conocer sus expectativas y sus necesidades de aprendizaje ya que esto facilitará al docente disponer de los medios adecuados para que él mismo construya su conocimiento.

Por otra parte, es fundamental tener en cuenta los saberes previos del estudiante, pues todos sus conocimientos y experiencias previas influyen en el nuevo conocimiento nuevo que va a adquirir. Para aprender es preciso conectar lo que ya se sabe con lo que se aprenderá, de tal forma que el nuevo contenido se ancle a los conocimientos previos, pero estos conocimientos previos no serán los mismos para todos los alumnos, aún viniendo de un contexto similar.  Saber cuál es el punto de partida de cada estudiante nos permitirá conocer qué es lo que debemos fortalecer para alcanzar el aprendizaje esperado correspondiente.

Ofrecer acompañamiento en el proceso de aprendizaje es otro aspecto a considerar, entendiendo el acompañamiento no solo del docente, sino de todos los agentes implicados en la formación, incluida la familia. El docente funge como un mediador o gestor del aprendizaje pero este acompañamiento se ve fortalecido desde otros ámbitos de la vida del estudiante, como el familiar y el social para que en un ambiente de equidad los alumnos tengan acceso a una educación integral que desarrolle tanto al ámbito académico como el emocional (Heredia, 2016).

Además, el docente debe conocer los intereses de los estudiantes y establecer una relación cercana y de respeto con ellos, teniendo en cuenta sus circunstancias particulares. Esta cercanía le permitirá planear mejor su enseñanza contextualizando el contenido curricular, además de contar con la oportunidad de conocer los recursos y materiales a los cuales el estudiante puede acceder para brindarles una educación a la altura de sus demandas (Van Manen, Max, 1998).

Otra consideración importante es buscar que el estudiante aprenda en circunstancias que lo acerquen a la realidad, es decir, propiciar el aprendizaje situado, ya que esto le brindará la oportunidad de relacionar lo que está aprendiendo con su contexto inmediato (Díaz Barriga, 1995). En el caso de historia, esta cuestión se hace más evidente pues un aprendizaje situado permitirá encontrar el sentido del por qué estudiar procesos históricos como una forma de aprender acerca del presente. Esta flexibilidad de pensamiento, contextualización curricular y estructuración de conocimientos situados dan cabida, a su vez, a un aprendizaje significativo.

Puesto que el aprendizaje no solamente acontece en la escuela también es necesario considerar que el estudiante puede tener acceso a una amplia cantidad de contenidos, gracias fundamentalmente a los recursos tecnológicos de los que dispone (Perkins, David, 2014). Por ello es necesario que el docente reconozca la existencia y trascendencia de este tipo de aprendizaje informal para ayudar al alumno a buscar información confiable, a discriminar textos, a validar teorías, a comparar versiones, entre otras cuestiones no menos importantes para consolidar su aprendizaje, pero también para formarse un pensamiento critico.

Etapas de la UCA

Del mismo modo que deben tenerse en cuenta las orientaciones didácticas que acabamos de mencionar, es preciso disponer de una secuencia más o menos estructurada para llevar a cabo este tipo de metodología.

historia en secundaria

Desde aquí se proponen ocho pasos.

  • Definir el tema o situación que se va a trabajar previa revisión del Programa de Estudios.

Se propone plantear una pregunta inicial que permita identificar las nociones que los estudiantes tienen del tema, como por ejemplo ¿Qué implicaciones ha traído en la sociedad actual la Revolución Industrial que comienza en Europa Occidental? Dicho cuestionamiento será elaborado por el docente con la intención de atraer la atención de los alumnos y que conozcan de manera general el contenido que trabajarán a lo largo del proyecto.

  • Definir los objetivos didácticos de aprendizaje con la finalidad de que los estudiantes identifiquen el qué, el para qué, y el cómo van a realizar su trabajo de investigación.

Siguiendo con el ejemplo anterior un objetivo podría quedar planteado de la siguiente manera: “Reconocer las causas y consecuencias de la Revolución Industrial como una forma de comprender el impacto de los avances tecnológicos en la sociedad actual a través de la investigación y análisis de diferentes fuentes de información”.

  • Describir el producto que se desarrollará como culmen de la investigación.

Para ello el docente deberá presentar a los alumnos el producto que se espera presentar al término de sus respectivas investigaciones, dicho producto puede llevarse a cabo con los recursos tecnológicos que haya en la escuela (en caso de tenerlos), también se pueden proponer producciones artísticas como una obra teatral, un programa radiofónico, una presentación oral u otra que el docente crea pertinente, incluso se pueden sugerir diferentes producciones para cada equipo y así enriquecer aún más el trabajo.

  • Organizar el trabajo y planear la modalidad del mismo.

Para esto es necesario que el docente tenga claro qué actividades se realizarán de forma individual, cuáles en equipo y cuáles de manera grupal, siempre fomentando la colaboración y la construcción del conocimiento social sin descuidar el desarrollo del pensamiento individual de cada alumno. En esta etapa también se especifican los horarios en los que se realizarán las actividades.

  • Usar información a partir de la búsqueda, la selección, la recopilación, el análisis y la síntesis de fuentes históricas.

Esta es la parte culmen de la UCA. Para llevar a cabo esta etapa es importante que el docente brinde a los alumnos fuentes de información confiables o que oriente  a los alumnos en la búsqueda de las mismas. Se propone visitar bibliotecas y utilizar recursos tecnológicos para ello.  Dentro de las fuentes históricas que se pueden ocupar para investigación se encuentran las entrevistas, fotografías, mapas, objetos antiguos, pinturas, imágenes… entre otros. También se pueden proponer visitas a museos, emplazamientos históricos o recorridos a lugares emblemáticos de acuerdo a los medios con los que cuenta la escuela y al contexto de la misma.

El tiempo mínimo para este trabajo es de dos semanas para que los estudiantes puedan acceder a la mayor información posible pero además que sean atinados al seleccionar aquella que utilizarán para la realización de su producto. El docente como mediador de aprendizaje dará seguimiento a los alumnos resolviendo dudas, revisando los materiales que están consultando, proponiendo la elaboración de esquemas para organizar la información, entre otras actividades que encaucen el trabajo.

Para llevar a cabo esta etapa se siguiere tomar en cuenta los siguientes pasos:

  1. Búsqueda de información
  2. Lectura y análisis de información
  3. Elaboración de preguntas de reflexión
  4. Elaboración de un esquema con los conceptos claves de la investigación
  5. Realizar fichas bibliográficas del material utilizado
  • Elaboración de productos finales.

Como ya se mencionó, será necesario estipular con los alumnos desde el inicio de la UCA el producto que realizarán, esta producción podrá ser elegida por el docente o en opinión con los alumnos. Se trata de optimizar los recursos con los que cuenta la escuela o la comunidad. Una de las características de las UCA es la flexibilidad de trabajo con la que el docente puede organizar a sus estudiantes. En este punto el docente orienta a los alumnos para conseguir materiales, vestuario, artículos de papelería y todo lo necesario para la elaboración de su producto final.

  • Presentación del producto final.

Para que todos los alumnos muestren sus trabajos se estipulará con antelación y colaboración con el grupo el día y la hora en que será su presentación final. Se enriquecerá el trabajo con los comentarios de todos y el docente brindará una retroalimentación de lo observado.

  • Reflexión sobre la experiencia y evaluación del proceso.

Puesto que todo el proceso de desarrollo de la UCA implica reflexión y análisis, se sugiere presentar una coevaluación entre pares y una heteroevaluación por parte del docente, en donde además de asignarle un valor numérico a su producción final también se evalúen aspectos cualitativos del trabajo realizado, ya sea mediante rúbricas o listas de cotejo. Se siguiere también valorar los desafíos, problemas detectados y próximos retos para las siguientes UCA que se ejecuten.

Atreverse a probar nuevas formas de enseñanza requiere valentía por parte de los docentes. Sabemos que las necesidades y demandas de nuestros estudiantes van cambiando a ritmos apresurados y que esto nos exige también ir transformando nuestras prácticas educativas para que la escuela se encuentre al nivel de las exigencias de una sociedad que demanda ciudadanos capaces de tomar decisiones a favor del bien común.

Ante estos retos, el docente tiene que estar renovando continuamente su quehacer, valorar aquello que ha funcionado y tener el carácter de modificar aquello que necesita modificarse.

Innovar las estrategias de enseñanza de la Historia a través de las UCA representa un reto cognitivo tanto para el alumno como para el docente, implica cambiar algunos esquemas respecto a los modelos de enseñanza tradicionales para ya no solo buscar hacer las clases más divertidas o entretenidas, sino para más bien comprender con sentido crítico el presente a través del espejo de un pasado que desenmascara lo que hoy somos como nación.

Te puede interesar…

Cursos para Oposiciones

Desde Campuseducacion.com contamos con una amplia gama de cursos válidos para Oposiciones y homologados por la Universidad Camilo José Cela que tratan este y otros muchos temas de interés para los docentes. Echa un vistazo a nuestro catálogo de cursos.

2 puntos para baremo con Campuseducacion.com

Publica con nosotros

Campus Educación Revista Digital Docente ofrece la posibilidad a la comunidad docente de publicar artículos científicos y didácticos de forma totalmente gratuita, permitiendo así la divulgación del quehacer profesional docente, contribuyendo al avance de las Ciencias de la Educación.

Los autores de Campus Educación Revista Digital Docente ven en este medio un lugar ideal para la investigación pedagógica, a la vez que reciben un certificado de autoría que les puede ayudar a sumar puntos en diferentes procesos selectivos y baremo de méritos, como en las Oposiciones Docentes o el Concurso General de Traslados.

Ahora puedes conseguir 4 certificaciones gratuitas en Campus Educación Revista Digital Docente si te matriculas de 3 o más cursos homologados para Oposiciones y Concurso General de Traslados con Campuseducacion.com.