La alfabetización digital de los docentes de Educación Primaria

Aplicación de las TIC a la enseñanza de inglés

636

Resumen: El presente artículo se basa en analizar la influencia de los recursos y herramientas digitales en la educación, específicamente en el área inglés. Además, se pretende conocer cuál es el grado de alfabetización digital que los docentes de esta materia poseen en la actualidad y, por consiguiente, procurar una correcta formación en este campo.

 

Palabras clave: TIC; Inglés; Educación Primaria; Alfabetización digital.

 

Abstract: On this paper the influence of digital tools and resources on the teaching of English will be analyzed. Furthermore, the teacher’s digital alphabetization will be assessed in order to provide an adequate training on this field.

 

Keywords: IT; English; Primary Education; Digital Alphabetization.

ALFABETIZACIÓN DIGITAL

La Alfabetización Digital

Actualmente, el contexto social se identifica por estar mediatizado y, a la vez, sumergido en la era tecnológica, que ofrece la posibilidad de aunar todos los materiales en un mismo soporte. Esto ha llevado consigo una nueva forma de acceso a los recursos y una puerta abierta al conocimiento. A raíz de esta evolución digital, han comenzado a surgir nuevos conceptos que, debido a su importancia y repercusión, necesitan ser clarificados. Dentro de estos nuevos términos se considera de especial relevancia el concepto de la alfabetización digital.

Este término alude a un proceso que supone tanto aprender a utilizar los medios digitales y las herramientas informáticas como medios facilitadores y recursos útiles para realizar diversas funciones, como manejarlas de forma segura y responsable. En nuestros días, la tarea de la alfabetización digital se ha convertido en una prioridad tanto a nivel nacional como internacional.

Es necesario fomentar una educación mediática entre la población, desde una perspectiva crítica y juiciosa, pero sería un error llegar a pensar que los únicos responsables de formar e instruir a la población en los medios de comunicación y en todo lo que ello conlleva son los profesionales de este medio, es decir, los comunicadores, ya que también juegan un papel fundamental los docentes, siendo necesaria una buena formación previa para ser, de ese modo, capaces de formar y transmitir los conocimientos necesarios con el fin de formar a personas competentes en la materia (Caldeiro y Aguaded, 2015).


Por otro lado, es importante reflexionar sobre el concepto de competencia mediática, que entendemos como toda aquella posesión de habilidades, entrenamiento y dominio que se encuentran íntimamente vinculadas con las seis dimensiones básicas que se conocen. Dichas dimensiones básicas son los lenguajes, la tecnología, los procesos de producción y difusión, los procesos de recepción e interacción, la ideología y los valores, y la dimensión estética; estando directamente relacionadas con la alfabetización digital las dos primeras.

En definitiva, para conseguir obtener un buen dominio sobre los diferentes dispositivos digitales hay que poseer una correcta competencia y alfabetización mediática y, por ende, también una alfabetización digital.

Los recursos tecnológicos ofrecen la posibilidad de favorecer el aprendizaje entre el alumnado; sin embargo, todo profesor debe poseer unas competencias digitales adecuadas que apoyen y sepan dar respuesta a las nuevas necesidades que plantea el alumnado con el que trabaja, ya que estos viven inmersos en una realidad digital y tecnológica a la que los docentes deben saber fomentar y alentar (Hernández, 2017).

Evolución del impacto de las TIC en la educación

La inclusión de las TIC ha supuesto una auténtica revolución en la sociedad desde hace un tiempo. Siempre que se habla de la globalización y la relación que tienen las TIC con la misma, se piensa en campos tales como la economía, la política, el comercio o el turismo, entre otros. Pero esta correlación va más allá, llegando también al ámbito educativo. Gracias a este influjo de las TIC en la educación se ha pasado de una educación basada en una metodología tradicional, con procesos de enseñanza – aprendizaje donde el docente era el centro y guía de la educación, a una educación diametralmente opuesta, donde las TIC tienen un peso específico dentro del aula, dando a lugar a creaciones como los entornos virtuales de aprendizaje.

Esta evolución comenzó con la llegada masiva de ordenadores a las aulas, momento en que se pudo ver que imperaba el modelo 1:1, que consiste en equipar a un alumno con un ordenador. Esto otorgó a los estudiantes la posibilidad de poder realizar múltiples tareas, reproducir y editar archivos de audio, vídeo y textos escritos, otorgándole una eficacia inusual al modelo (Sagol, 2011). Esto permitió dejar atrás el modelo presencial, flexibilizando, personalizando y produciendo un aumento del espacio educativo (Pérez, 2000).

En dicho modelo asistencial, se combina la utilización de dispositivos TIC como la pizarra digital interactiva con la exposición magistral, evitando las distracciones y favoreciendo la disciplina de trabajo.

Posteriormente esto cambió cuando se comenzó a dar uso a la educación semipresencial (blended learning), a medio camino entre la presencial y a distancia (Gómez, 2011). El b-learning otorga una gran flexibilidad al proceso de enseñanza, ya que los estudiantes pueden elegir el lugar, momento y espacio para desarrollar su aprendizaje. De esta manera, se pueden romper las barreras espacio-temporales y conseguir una mayor adquisición de competencias, ya que se promueve la autonomía formulando sus propios objetivos de aprendizaje (Hinojo y Fernández, 2012). Por esto, la sociedad ha cambiado dejando de lado los conceptos duraderos, es decir, sólidos, hacia una sociedad líquida donde se trabaja con una comunicación digital nodular y ubicua, transformando la percepción del tiempo y el espacio (Hergueta, 2013). El impacto tan espectacular que ha sufrido dicha sociedad se debe sin duda a su inmediatez y ubicuidad (Cacheiro, 2014; Roblizo y Cózar, 2015).

El último gran salto que han proporcionado las TIC es la implementación de la educación online. Gracias a la multitud de plataformas digitales, se ha podido llevar a cabo una gran diversidad de cursos, másteres, grados… entre otros, a distancia. Esto ha sido gracias, además, a la comunicación asíncrona, permitiendo la bidireccionalidad que ha llevado al alumnado y al profesorado a jugar un papel totalmente diferente al que se estaba acostumbrado. En este apartado entran en juego características fundamentales como la motivación, la autonomía, la creatividad, la interactividad, el aprendizaje en feedback, el interés, la comunicación, la cooperación y la colaboración.

Sin duda alguna, gracias a las comunidades virtuales se ha podido crear un ambiente ideal para el diálogo, la participación e interacción fomentando de esta manera el aprendizaje e-learning (Hernández, Pérez y Santos, 2011).

Aunque, las TIC han proporcionado un gran proceso evolutivo en el sistema educativo, ofreciendo múltiples modalidades educativas y métodos de enseñanza gracias a las muchas herramientas, aplicaciones y comunidades virtuales de aprendizaje (Area, 2009). Sin embargo, su incorporación al ámbito educativo ha presentado numerosas complicaciones. Uno de los principales impedimentos para una correcta implantación de las TIC en las escuelas es la falta de una adecuada y correcta formación del profesorado, el cual no dispone de las herramientas necesarias para saber introducirlas de manera óptima dentro del aula.

La influencia de las TIC en la enseñanza de Inglés


Las TIC, desde el mismo momento en que han sido integradas en el ámbito educativo, han supuesto una revolución en lo que se refiere a la práctica docente. Las ventajas que presentan el uso de las TIC dentro del aula de idiomas son elevadas, pues fomentan la motivación y capacidades del alumno, promoviendo un ambiente distendido, a la vez que se ve aumentado, de forma considerable, las posibilidades de aprendizaje. Sin embargo, esta irrupción de las TIC dentro del aula no debe suponer relegar la figura del docente a un segundo plano, sino todo lo contrario; debe ser él, el maestro, el que sea un recurso fundamental para el alumnado. De este modo conseguirá guiarlos en el aprendizaje y uso adecuado de estos nuevos modelos educativos. Según Tedesco (2009), la sociedad vive influenciada por el uso de las TIC, por lo que, las personas deben ser conscientes de esto desde edades tempranas.

Aquí es donde juega un papel fundamental la escuela, la cual debe ser vista como precursora del conocimiento crítico y consciente en los niños y jóvenes con el fin de poder utilizar todos los recursos tecnológicos de manera adecuada.

Por otro lado, se pueden apreciar fisuras entre lo que, por un lado, afirman los docentes sobre el uso de las TIC en el proceso de enseñanza – aprendizaje dentro de la clase y lo que, por otro lado, es la realidad. De esta manera, la utilización de recursos tecnológicos dentro de las clases de inglés en la actualidad es bastante escasa.

En lo que respecta al docente, se hace posible el acceso a una amplia gama de recursos educativos, que van a facilitar la labor profesional, ofreciendo al alumnado una educación de calidad, creativa, así como motivadora, fomentado, a su vez, la participación y el interés por descubrir y querer aprender desde una nueva perspectiva, atendiendo a sus necesidades y adaptando el proceso educativo a la realidad en la que viven. Pero si las TIC tienen mucho que ver en campo de la globalización, no se puede menospreciar el valor de la comunicación en este campo. En la actualidad, se tiene la posibilidad de acceder a cualquier información que ocurre en cualquier parte del mundo sin salir de casa. Sin embargo, puede llegar a existir una dificultad a la hora de acceder a esa información. Si bien es cierto que el acercamiento a esa información es posible, se puede llegar a perder gran parte de éste si se desconoce el inglés; idioma que, a día de hoy, es el más hablado en cualquier sector a nivel internacional. Por ello, resulta imprescindible su enseñanza en el ámbito educativo, asentando y afianzando las bases desde edades tempranas.

La adquisición, conocimiento y dominio de una lengua extranjera en los niños como es el inglés, les va a permitir en el futuro el acceso a un amplio dispositivo de recursos, así como favorecer y ampliar sus expectativas académicas, culturales, laborales o sociales. Asimismo, ha quedado demostrado en numerosos estudios los beneficios que proyecta sobre el individuo a nivel cognitivo el dominio de una segunda lengua extranjera, tales como una mejor plasticidad cerebral o la prevención de enfermedades neuronales degenerativas.

La alfabetización digital de los docentes

Atendiendo al contexto educativo, hay que destacar que el cambio que se ha sufrido en los últimos tiempos es incuestionable. Esto ha servido como motivación para muchos docentes a formarse en un campo, hasta ahora, desconocido. Asimismo, tampoco han estado ajenas a este fenómeno las instituciones responsables de la educación, tanto a nivel nacional como internacional, con el fin de actualizar los sistemas de educación vigentes a la nueva realidad. En este sentido, Gutiérrez y Tyner (2012) indican que, con el fin de poder subsanar estos déficits alfabéticos en relación con la digitalización, la Eurocámara propuso y aprobó, en el año 2009, la implantación de una nueva materia en los colegios, denominada “Educación mediática”. Con respecto a esta situación, apremiaba la necesidad de proceder a una mayor y mejor dotación a los centros educativos, promocionando una correcta y adecuada alfabetización digital. Esta formación estaría destinada no solo a los alumnos, sino también a los docentes, debido a su poca formación.

A pesar de la falta de formación y competencias digitales y mediáticas que presentan los profesionales de la educación en la actualidad, también se debe reconocer la falta de coordinación e implicación por parte de las instituciones y escuelas en la implantación de nuevas metodologías innovadoras dentro de los centros, que impliquen la utilización de las TIC.

Así se observa una profunda preocupación a la hora de valorar las nuevas prácticas educativas que se llevan a cabo en los centros educativos a través de las nuevas metodologías digitales y se considera que no se puede apreciar una innovación significativa con lo que, hasta la fecha, se venía trabajando en la práctica docente diaria. Por ello, García y Tejedor (2010) exponen una serie de argumentos que, según su opinión, dificultan la implantación de las TIC dentro de los centros, tales como falta de recursos tecnológicos, la inexistencia de una figura que coordine estos recursos y sepa solucionar los problemas que vayan surgiendo, así como la falta de tiempo por parte de los profesores para trabajar en equipo y fomentar nuevos proyectos tecnológicos, lo que conlleva un desinterés y falta de formación del profesorado.

No obstante, se debe reconocer que la formación y preparación docente ha ido cambiando con los años. Hace tan solo dos décadas, el uso de las herramientas y dispositivos digitales era muy limitado y no se apreciaba la existencia de una gran oferta formativa al respecto. Sin embargo, la constante evolución de las TIC ha obligado a los profesionales de la educación a vivir en un constante cambio con el fin de estar actualizados y ejercer la profesión docente de acuerdo con las nuevas exigencias tecnológicas vigentes en la sociedad actual.

No se puede dejar pasar por alto las opiniones de los docentes en lo que a la influencia de estos nuevos recursos tienen en la metodología docente y en el uso que de ellas se hacen en las aulas. La metodología didáctica no es algo fijo, invariable y estático, sino que se va modificando con el paso del tiempo con el firme propósito de dar respuesta y adaptarse a las nuevas realidades que vive la sociedad. Por ello, se ha ido viendo una evolución en los últimos tiempos gracias a la incorporación de las TIC a las escuelas.


TIC en la enseñanza de idiomas

En referencia a la asiduidad de uso de los recursos por parte de los docentes, se ha podido observar una evolución desde los inicios de los procesos de enseñanza – aprendizaje en materia de la formación en idiomas, pasando de una metodología totalmente tradicional, en la que primaba la traducción tanto directa como inversa, y donde el proceso comunicativo se perdía, debido a que no se concedía gran importancia al hecho de aprender a escuchar, hablar e interactuar en el idioma estudiado. Hoy en día, estos procesos han sufrido grandes modificaciones, cambiando radicalmente los estilos pedagógicos. La irrupción de las TIC en la educación ha afectado notablemente en la forma de trabajar los idiomas y esto ha favorecido notablemente en el aprendizaje de estos.

Gracias a las TIC, los alumnos pueden disfrutar, de primera mano, del inglés pudiendo escuchar a nativos del idioma hablando en inglés a través del visionado de vídeos, lo que va a permitir a los niños interactuar y aprender a pronunciar correctamente en dicho idioma. Además, va a posibilitar la realización de ejercicios interactivos adaptados a sus edades, con el fin de afianzar conceptos ya adquiridos e, incluso, poder ejecutar juegos sobre diferentes aspectos tratados dentro de la asignatura, con el fin de reforzarlos.

Las herramientas digitales, así como las aplicaciones educativas que existen actualmente a disposición de los docentes son innumerables y todas y cada una de ellas ofrecen diferentes posibilidades y aplicaciones dentro del aula.

Por otro lado, las aplicaciones propias de inglés gozan de más fama entre los docentes. Estos recursos son vistos como un elemento integrador dentro del aula, que van a facilitar la enseñanza del idioma y que, a su vez, van a fomentar la implicación de los estudiantes, debido a que ofrecen numerosos recursos didácticos de manera lúdica, que atraen la atención de estos y les ayudan a trabajar de manera diferente lo ya aprendido previamente, posibilitando el afianzamiento de los contenidos. Las redes sociales en la era digital siempre han sido concebidas como un medio de comunicación por excelencia entre la sociedad, debido a su inmediatez, su facilidad de uso y las posibilidades que ofrece a la hora de contactar con conocidos que están en cualquier parte del mundo. A pesar de las ventajas que a priori muestran estas herramientas, su uso y aplicación dentro del aula y como medio de comunicación entre los docentes y sus alumnos y con los padres aún no se encuentra totalmente afianzada. Tal vez, el uso de otras plataformas como son YouTube, Pinterest o Slideshare sí inspiran más confianza, pudiendo ser posible a través de su uso el intercambio de archivos, vídeos, o demás recursos que fueran utilizados con los estudiantes.

En la actualidad, el uso de dispositivos tecnológicos está ampliamente extendido entre la población y su empleo se centra, principalmente, en el uso de Internet con diversos fines, tales como jugar a videojuegos o utilizar plataformas sociales para comunicarse con amigos y familiares, además de la posibilidad de poder conectarse desde cualquier lugar gracias a los dispositivos móviles que, cada día más, ofrecen nuevas opciones para ello.

A pesar de las facilidades que presentan en la actualidad las TIC, se puede apreciar cómo su utilización no está tan extendida en el campo de la educación.

Uno de los principales motivos es la poca formación y preparación de los docentes debido, en gran medida, al desconocimiento de los diferentes recursos y herramientas digitales, así como aplicaciones que pueden ser utilizadas en el aula. Y a pesar de lo ya expuesto y desarrollado en las leyes educativas españolas, promulgadas desde 2006, la importancia del desarrollo de una correcta competencia digital y mediática se hace imprescindible en la actualidad educativa, sabiendo combinar esto con distintas metodologías. Igualmente, se hace imprescindible una renovación en la formación de los profesionales de la educación, con el fin de poder dotarles de los conocimientos necesarios para trasladar estas herramientas al aula y convertirlas en una realidad.

Te puede interesar…

Amplía tu formación

Campuseducacion.com para cuenta con un amplio catálogo de cursos para Oposiciones y CGT, homologados por la Universidad Camilo José Cela y 100 % online, que te pueden ayudar a formarte sobre éste y otros aspectos, además de poder conseguir con ellos hasta 2 PUNTOS EXTRA en tu baremo.

Publica con nosotros

Campus Educación Digital Docente ofrece la posibilidad a la comunidad docente de publicar artículos científicos y didácticos de forma totalmente gratuita, permitiendo así la divulgación del quehacer profesional docente, contribuyendo al avance de las Ciencias de la Educación.


Los autores de Campus Educación Revista Digital Docente ven en este medio un lugar ideal para la investigación pedagógica, a la vez que reciben un certificado de autoría que les puede ayudar a sumar puntos en diferentes procesos selectivos y baremo de méritos, como en las Oposiciones Docentes o el Concurso General de Traslados.

Ahora puedes conseguir 4 certificaciones gratuitas en Campus Educación Revista Digital Docente si te matriculas de 3 o más cursos homologados para Oposiciones y Concurso General de Traslados con Campuseducacion.com.


Cursos Homologados para Oposiciones de Educación