Enseñar Economía mediante el ABP

Aprendizaje Basado en Problemas en Bachiller

Enseñar Economía mediante el ABP
4.4 / 5 - 5 voto[s]
1771
Enseñar economía mediante el ABP

Los alumnos de Educación Secundaria a menudo experimentan dificultades en la construcción del pensamiento económico. Este artículo presenta una fundamentación teórica del Aprendizaje Basado en Problemas como metodología alternativa a la enseñanza tradicional para desarrollar un problema perteneciente a la materia de Economía, en el primer curso del Bachillerato.

Enseñar Economía mediante #ABP. #CEdRevistaDigitalDocente Clic para tuitear

ENSEÑANZA DE LA ECONOMÍA CON ABP

Los contenidos económicos

La enseñanza de economía presenta un principal obstáculo: el alumnado, en la etapa de la Secundaria, posee un conocimiento fragmentario de la realidad, lo que hace que en determinadas ocasiones sean incapaces de organizar la información que reciben de la forma más correcta (Travé, 1999). Así, los estudiantes de esta etapa experimentan dificultades en la construcción del pensamiento económico como consecuencia de su contenido abstracto, además del exceso de contenidos curriculares y la limitación temporal en su impatición.

La enseñanza de una ciencia social, como es la materia de Economía en el Bachillerato, según Pérez (2011), debe hacer siempre referencia a problemas reales dentro de un contexto práctico. Ante la necesidad de promover un aprendizaje significativo, y de que los estudiantes aprendan observando la realidad, el Aprendizaje Basado en problemas, o ABP, resulta ser un método eficaz para la enseñanza de la Economía. En este modelo es el alumno quien busca el aprendizaje que considera necesario para resolver los problemas que se le plantean. El método tiene implícito en su dinámica de trabajo el desarrollo de habilidades, actitudes y valores para la mejora personal y profesional.

Si bien la puesta en marcha del método del ABP en la etapa de Bachiller aún se encuentra en una fase de experimentación, los problemas económicos están adquiriendo una importancia crucial para convertirse en los verdaderos núcleos articuladores de un currículum actualizado e integrador.

En las próximas líneas se pretende describir el método del ABP, sus pautas y un ejemplo para llevar a cabo una aplicación práctica del mismo, concretamente en la enseñanza de Economía en primero de Bachiller.

El método ABP: Características y desarrollo del proceso



Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

El ABP es un proceso activo de aprendizaje que funciona mediante la solución de problemas relacionados con la interacción de los estudiantes y su entorno profesional.

En cuanto a las características principales del ABP, se considera aceptado por la mayor parte de los autores las propuestas introducidas por Barrows (1986)[1]:

  • El aprendizaje está centrado en el alumno y se produce en pequeños grupos.
  • Los profesores son facilitadores o guías de este proceso.
  • Los problemas son el foco de organización y el estímulo para el aprendizaje.
  • La nueva información se adquiere a través del aprendizaje autodirigido.

En la metodología convencional se parte de una aportación teórica del educador y se finaliza con la puesta en práctica de estos conocimientos por parte del alumno. En cambio, con el ABP se parte de la presentación de un problema al que los alumnos deben dar respuesta, eligiendo ellos mismos los materiales didácticos y trabajando de forma colectiva e individual.

En la siguiente tabla podemos ver cuáles son las fases del desarrollo del proceso del ABP según Morales y Landa (2004).

[1] Este autor conceptúa el ABP como un método de aprendizaje basado en el principio de usar problemas como punto de partida para la adquisición e integración de nuevos conocimientos. Consultar Barrows, H.S. (1986). A Taxonomy of problem – based learning methods. Medical Education, n º 20(6), pp. 481).

El problema como centro del aprendizaje en el ABP

Se entiende por problema el material que se presenta al estudiante para desencadenar el proceso de aprendizaje. Su presentación y consiguiente discusión han de provocar en el alumno el interés por los objetivos de aprendizaje y la motivación intrínseca por saber más. Es recomendable que el problema no esté perfectamente estructurado, sino que sea abierto para que el estudiante lo perciba como un desafío.

La situación problemática en sí misma ha de estar ligada a la realidad próxima del alumno para que el esfuerzo por completar las tareas de aprendizaje le resulte relevante para sus intereses. Además, el problema debe activar las habilidades y el conocimiento previo del estudiante, necesarios para la solución del problema y construcción del conocimiento (Arpí Miró et al., 2012).

Según plantea Sáenz (2009), un buen problema desde el centro de la concepción del Aprendizaje Basado en Problemas debe plantear situaciones reales estructuradas, facilitar las habilidades para la resolución del problema, el trabajo autónomo y en grupo, así como la autoevaluación o coevaluación, también llamada evaluación entre pares[1].

[1] La evaluación entre pares supone una de las múltiples formas de descentralización del proceso educativo, otorgando más protagonismo al alumno y haciendo hincapié en un enfoque paidocéntrico de la enseñanza.

¿Cómo evaluar con el método ABP?

Si cambiamos la forma de enseñar y aprender, resulta lógico afirmar que también habremos de modificar la manera de evaluar los aprendizajes y la medida de los objetivos conseguidos.

Desde esta perspectiva, podemos utilizar diversas técnicas:

  • Casos prácticos: con los que los alumnos tengan que poner en marcha de forma real todo lo que han aprendido.
  • Autoevaluación: cuando el alumno ha llevado a cabo un proceso de aprendizaje autónomo, podemos diseñar algunos aspectos para que el alumno se autoevalúe: nivel de aprendizaje logrado, tiempo invertido, proceso seguido, etc.
  • Evaluación entre pares (co-evaluación): el alumno habrá trabajado con sus compañeros de forma cooperativa. Se podría preguntar sobre el reparto de tareas, cumplimiento de las expectativas, ayuda ofrecida, etc.
  • Mapas conceptuales: representación del conocimiento a través de relaciones lógicas entre conceptos.
  • Presentaciones orales: para desarrollar habilidades comunicativas y saber organizar la información mediante un discurso ordenado.
  • Dossier de aprendizaje, carpeta o portafolio: instrumento para evaluar el proceso de aprendizaje, la calidad del mismo, el esfuerzo del alumno y su progreso.
  • Rúbricas: tablas de doble entrada con una serie de categorías para valorar por parte del docente.

Ejemplo de problema en la asignatura de Economía y su evaluación

A continuación, se detalla un posible problema de macroeconomía siguiendo la metodología del ABP para el primer curso del Bachillerato.

Suponemos que los alumnos van a realizar un intercambio con un centro de Francia. Semanas antes de que lleguen sus compañeros franceses, los alumnos tendrán que investigar sobre variables macroeconómicas de su país, analizar y comprender dichas variables y después compararlas con las de España para posteriormente hacer una reflexión crítica. Se proponen las siguientes: tasa de desempleo, distribución de la renta, renta nacional, renta por habitante, Índice de desarrollo humano, deuda pública, renta per cápita, evolución del PIB, PIB nominal y PIB real.

El proceso de investigación lo pueden realizar en grupos de tres o cuatro alumnos. Para presentar la investigación, deberán entregar tres documentos: un portafolio del proceso de trabajo en equipo, un cuaderno de trabajo personal, y una presentación grupal exponiendo los datos analizados.

En cuanto a la evaluación, los tres documentos serán evaluados mediante rúbricas que el docente puede elaborar según su criterio y los objetivos de aprendizaje del tema, por ejemplo, de la siguiente forma:

  1. Un portafolio del proceso de trabajo del equipo. Aquí archivarán todo el material de las distintas fuentes y medios, todas las anotaciones o guiones hechos a lo largo de la investigación, los gráficos, diagramas de flujo, definiciones o glosarios, etc. Entregarán el portafolio a través de Google Sites o en un documento Word.
  2. Un cuaderno de trabajo personal individual, donde se reflejará qué han aprendiendo, de qué manera, etc. Pueden entregarlo un documento a través de Google Drive.
  3. Una presentación de resultados utilizando programas tipo PowerPoint o Prezi. Aquí se incluirán tanto la definición y planteamiento del problema como la solución y los argumentos. Para ello se deberá utilizar la información más relevante de la investigación: datos, textos, gráficos, etc.

Se puede evaluar de forma global la actividad ABP propuesta de la siguiente forma:

A continuación, ofrecemos un ejemplo de rúbrica para evaluar la presentación oral. En este caso se han elegido cuatro categorías para ser evaluadas: postura del cuerpo y contacto visual, discurso, contenido y comprensión. Los diferentes niveles de desempeño van desde el 1 (insatisfactorio), al 4 (excelente).

Con esta propuesta metodológica se espera que la implementación del ABP para la enseñanza de Economía en el Bachillerato mejore el aprendizaje de los estudiantes. El grado de implicación del alumnado tenderá a aumentar si perciben la nueva metodología como un reto al que enfrentarse con motivación, mejorando su conocimiento e implicación en la materia. Por otra parte, el trabajo cooperativo hace que los estudiantes desarrollen habilidades sociales, al mismo tiempo que brinda la oportunidad de asimilar conceptos de carácter económico cercanos a su realidad.

Te puede interesar…

El siguiente curso de Campuseducacion.com para Maestros y Profesores proporciona a los docentes de educación primaria y secundaria, técnicas metodológicas, estrategias y recursos didácticos para impulsar la iniciativa y el espíritu emprendedor de su alumnado:

El artículo Enseñar economía mediante el ABP. Aprendizaje Basado en Problemas en Bachiller forma parte del número 8 de Campus Educación Revista Digital Docente un proyecto destinado a la divulgación de publicaciones de carácter educativo que permite la difusión del conocimiento y pretende el enriquecimiento de toda la comunidad educativa.

Recuerda que publicamos de forma gratuita tus artículos didácticos, científicos y de investigación