Resumen: La música, entendida como una útil herramienta y un motivo de inspiración para los seres humanos, puede ser empleada desde el terreno educativo con múltiples fines y desde diversas áreas de conocimiento. Gracias a la música, se puede conseguir en el alumnado mucho más que un ambiente agradable: consigue fomentar la creatividad, el trabajo cooperativo y la imaginación de una manera guiada y controlada por el docente, pudiendo extrapolar estos efectos a distintas materias. Además, con los resultados obtenidos, se puede vislumbrar el uso de la música no sólo como un mero modificador de la conducta, sino como un instrumento en la utilización de otros ámbitos muy diferentes e interesantes.

 

Palabras clave: Música; Melodía; Motivación; Inspiración; Inconsciente.

 

Abstract: Music, understood as a useful toold and a source of inspiration for human beings, can be used from an educational perspective in multiple ways and from various knowledge areas. Thanks to music, we can achieve in students more than a pleasant environment: we can encourage creativity, cooperative work, and the imagination in a controlled and guided way by teachers; allowing to translate these effects to other subjects. Moreover, with the results obtained, we can glipme the use of music not only as a mere behaviour modifier, but as an instrument in another very different and interesting fields.

 

Keywords: Music; Melody; Motivation; Inspiration; Unconscious mind.

LA INFLUENCIA MUSICAL EN EL AULA

Es sabido que la música tiene efectos beneficiosos para el ser humano y que ello, nos ayuda en nuestro día a día. Si relacionamos la educación, la música y diferentes actividades realizadas en un centro educativo control, podremos observar algunas modificaciones de conductas dentro del ámbito escolar. La interdisciplinaridad que nos ofrece la música en la educación es un recurso muy valioso a tener en cuenta (González, 2014).

La influencia Musican en el aula #CedRevistaDigitalDocente Clic para tuitear

Todos los datos aportados en este artículo, son totalmente extrapolables a cualquier centro educativo. El tipo de resultados que se trata de exponer aquí son datos empíricos con una consecuencia notable y visual.

Hay que tener presente que cada persona tiene una educación emocional, diferentes experiencias vividas y un desarrollo empático diferente, de ahí que responda de una manera más o menos intensa a la música ambiental que se proponga en clase. Del mismo modo, cada persona tiene una educación emocional, diferentes experiencias vividas y un desarrollo empático diferente, de ahí que responda de una manera más o menos intensa a la música ambiental que se proponga en clase.


Así pues, nos centraremos en un paradigma humanístico-interpretativo, ya que la influencia musical la vemos reflejada en la conducta del alumnado en diferentes áreas, tales como la artística (plástica) o el área de Lengua Castellana y Literatura, en las cuales nos vamos a centrar.

Educación artística

Nos centraremos primero en el área de artística, concretamente en plástica, donde el alumnado realiza dibujos y coloreo, dibujos guiados, libres, láminas, moldeado de plastilina o arcilla, mandalas, entre otras muchas actividades.

Si incluimos la música en las sesiones de plástica, se puede observar diferentes estados de ánimo que el alumnado adquiere dependiendo del estilo musical que escuchen, tanto de forma consciente como inconsciente, para lo cual nos fundamentamos en investigaciones anteriores sobre los estilos musicales y su influencia en los estado de ánimo (Bennett, 1998).

Con una música alegre pronto se puede observar algún balanceo, movimientos de cabeza o incluso movimientos del pie llevando el pulso de la música. Estos son hechos inconscientes que influyen, no sólo en el estado de ánimo, sino en la expresión facial y el lenguaje no verbal. Si extrapolamos este hecho a los trabajos que el alumnado realiza mientras escucha una determinada música, supongamos ambiental, y en una actividad en la que deben dar color a un paisaje, los colores utilizados están directamente relacionados con sus estados de ánimo y, como ya hemos dicho, el estado de ánimo se puede modificar mediante la música que se utilice en las diferentes sesiones. Cabe comentar que siempre hay excepciones en el que puede existir un trasfondo más complicado y en el cual no vamos a entrar en este momento.

Todos estos datos son cuantitativos y se pueden analizar desde varias perspectivas: tipos de música, dibujos realizados, teniendo presente la temática elegida por el alumnado y el color elegido para acabar su trabajo.

Sería conveniente salir del libro de texto ya que los dibujos ya están creados, inclusos sus colores, por lo que deja poco espacio a la imaginación, que es precisamente lo que queremos fomentar en este caso. Esto no significa que se deje de realizar las técnicas propias de cada etapa, como el puntillismo, dibujos con acuarelas, collage… Supongamos que pedimos al alumnado dibujar algo que ellos mismos puedan crear mediante su inspiración. Por norma general preguntarán y reclamarán algún tipo de orientación, a lo que es importante responder siempre que tienen total libertad para dibujar lo que quieran. Si realizáramos esta misma práctica en distintas sesiones y días, con distintos tipos de música, su influencia sería claramente visible.

Resultados: educación artística

Es estas sesiones se pueden observar diferentes dibujos realizados por niños de entre 10 y 12 años de edad. Las audiciones elegidas han sido claramente diferentes, por lo que las emociones e inspiraciones producidas por las mismas en el alumnado también han sido distintas. En estas actividades de plástica con ambiente musical, se tiene en cuenta diferentes aspectos como los colores predominantes utilizados, claros u oscuros, la temática y el nombre con el que bautizan a su propio dibujo.

En las sesiones con música de naturaleza se ha utilizado una melodía suave de piano en la que se escuchan pájaros, animales y agua de río.


Es importante analizar el ambiente de clase, el cual suele ser relajado y muy agradable.

En este caso, la influencia musical es clara y visible. Los colores predominantes son vivos, claros como el amarillo, el verde y el azul. En la mayoría de los dibujos, se observa naturaleza, montañas, playas, sol, nubes, animales, en su gran mayoría pájaros y gente feliz en el campo.

Analizando los datos, encontramos que hay una clara tendencia a dibujar paisajes naturales en un 84,06% frente a un 15,14% que ha elegido otro tipo de temática: fútbol y superhéroes son los más destacables. Por otro lado, los colores alegres y claros están representados en un 86,50% frente al 13,5% con colores oscuros. En ambos casos, se puede vislumbrar la clara influencia de los elementos que ellos perciben de la música, aun sabiendo que el dibujo es libre.

Al realizar la misma prueba con música de videojuegos se realiza un sondeo general sobre los más populares y atractivos para el alumnado. Es importante que el docente recopile dicha información para preparar la sesión de artística con la música adecuada. En este caso, y sin que sirva de precedente, ya que los gustos y modas van cambiando, el alumnado escogerá sin saberlo las siguientes audiciones para su próxima sesión. El docente entabla conversación con su alumnado sobre los vidiojuegos más populares según ellos y se realizará una lista con dichos títulos para poder preparar y realizar la siguiente sesión. Realizada dicha selección, podemos destacar las melodías de los siguientes videojuegos:

  • Fortnite
  • Sonic
  • Among Us
  • Minecraft
  • Surface
  • Stumble guys
  • Plants vs. Zombies
  • Roblox


Puede sorprender cómo muchas de estas melodías pueden ser bastante relajantes como las de Minecraft y que puedan ser utilizadas para otras sesiones como de relajación, por ejemplo. El análisis de estas melodías es muy interesante, aunque sería objeto de estudio para otro momento. Se propone en este caso, y así ofrecer una variante más de modificación de la conducta del alumnado, proyectar imágenes de los videojuegos seleccionados en la pizarra digital, si es posible. Esta variante es opcional, y cabe decir que su influencia es bastante notable.

En este caso, se podría decir, que la unión de la música y la imagen, tiene un gran poder de persuasión en cuanto a la influencia que realizan los medios audiovisuales en el alumnado y, me atrevería a asegurar que en el resto de la sociedad. El ejemplo lo tenemos en los trailers del cine, en los cuales sentimos la necesidad imperiosa de ver esa película porque nos impacta la primera impresión que hemos tenido al verla y al escuchar su música que, en ocasiones, nada tiene que ver con las expectativas esperadas. Pero la cuestión no es si nos va a gustar o no, es el cambio de conducta que produce en todos nosotros, y más especialmente en nuestro alumnado con estas sesiones musicales.

Por último, se lleva a cabo una sesión con mandalas, donde en este caso observaremos la temática, pero principalmente los colores utilizados. En esta ocasión hay varios factores que influyen, entre ellos, la realización en fechas próximas a Halloween o la llegada del otoño y la estación invernal.

En esta sesión, la música escogida es de suspense y miedo, adaptada siempre al nivel del alumnado. Como ya hemos comentado anteriormente, se puede reforzar con imágenes proyectadas en la pizarra digital, una casa encantada, un cementerio en mitad de la noche o cualquier otra similar. En este caso, no se ha puesto ninguna imagen proyectada para no influir más en el alumnado de lo que ya lo hace la música en sí, y este ha sido el resultado.

Área de Lengua Castellana y Literatura

Teniendo presente a Lobato (1997), el hecho de incluir música en las actividades que realiza el alumnado tiene un efecto verdaderamente enriquecedor, y puede ser usado en diferentes áreas del conocimiento. En este caso nos centraremos en el área de Lengua Castellana y Literatura.

Siguiendo las metodologías típicas de funcionamiento en el trabajo cooperativo, como pueden ser el método lápices al centro o las creaciones compartidas, entre otras, se pueden llevar a cabo diferentes actividades centradas en la creación de historias, cuentos o narraciones. La imaginación del profesorado y características del alumnado será fundamental para elegir una u otra. En este artículo, se exponen distintas actividades que se han realizado y los resultados obtenidos en diferentes sesiones.

Antes de comenzar las sesiones, es importante saber si queremos realizarlas en pequeño o en gran grupo. Si por ejemplo, nos decantamos por el pequeño grupo, se necesita tener presente las diferentes combinaciones posibles, teniendo en cuenta estudios como los de Johnson (2014), que expone el uso del trabajo cooperativo siguiendo una serie de pautas como por ejemplo el papel de cada alumno dentro del grupo y en el cual él los clasifica en cuatro grandes grupos como son los alumnos más capaces de ayudar, cooperar y participar en la actividad, el alumnado mayoritario dentro de una clase y el alumnado que necesita más tiempo y en ocasiones algo de ayuda. Estos alumnos pueden representarse en formas geométricas o colores, lo cual facilita el agrupamiento y favorece un mejor funcionamiento del grupo en la actividad.

Debe haber una armonía en los grupos teniendo en cuenta la clasificación mencionada anteriormente de Johnson, ya que es imprescindible que exista un compañero capaz de ayudar a otro en caso de necesidad.

No debemos olvidar que, además de querer demostrar la influencia musical en nuestro alumnado, también se debe valorar la mejora de las relaciones sociales uniendo este tipo de actividades de trabajo cooperativo a la música.

Resultados: lengua castellana y literatura

Comencemos un ejemplo de estas sesiones, con la creación de una historia en pequeño grupo, de cuatro a seis alumnos y con música de películas que el alumnado conozca rápidamente, por ejemplo, Piratas del Caribe. Debe darse un tiempo exacto para su creación, por lo que deben organizarse para después contarla al resto de compañeros con dicha música de fondo.

Por supuesto, es importante recordar que pueden realizar su historia con total libertad y su argumento depende sólo y exclusivamente de lo que decida el grupo. Eso sí, respetando las partes que componen una historia y con un sentido claro y ordenado. Se puede modelar ante el alumnado creando una breve historia y motivarlos así con un toque de humor utilizando al propio alumnado como protagonistas, algo que suele gustar mucho en clase.


Utilizando la música escogida, pronto saldrán a relucir palabras detonantes con la temática de la música utilizada. Se presenta a continuación una nube de palabras escogidas de las historias del alumnado.

Pongamos otra actividad, en este caso en un gran grupo. Se puede hacer toda la clase, dos grandes grupos para después exponerlo al resto o hacerlo directamente en voz alta, por lo que la comprensión oral debe ser trabajada. En este último caso, lo ideal sería ir por orden, ya sea por filas o por lista. De igual forma, hay que delimitar hasta qué alumno se realiza la introducción, el desarrollo de la historia y el desenlace. Esto obliga al alumnado a estar muy atento a lo que su compañero quiere contar para posteriormente enlazar con su parte de la historia. Teniendo en cuenta todas estas variantes, realizarlas de una forma u otra dependerá del docente y del método que mejor se adapte a cada grupo.

Es importante destacar que, al introducir la música, se trata especialmente de conseguir resultados tanto a nivel cognitivos, para fomentar la concentración estableciendo relaciones entre sus experiencias y su realidad, entender diferentes significados y preguntar el porqué de las cosas. Esto afecta directamente a la construcción y organización de estructuras mentales, que contribuyen significativamente en su aprendizaje. A nivel emocional, las actividades con música establecen curiosidad e interés por la propia actividad, las experiencias positivas dan seguridad y estabilidad emocional (López, 2013).

Y, por último, pero no menos importante a nivel lingüístico, perder el miedo a exponer ideas mentales en voz alta y que sean aceptadas y tomadas en cuenta dentro de un grupo, hace al alumno más seguro de sí mismo, ampliando vocabulario, experiencia verbal y entendiendo que los errores nos ayudan a mejorar. La introducción de la música, hace que el alumnado se introduzca en una atmósfera de fantasía y creatividad donde el límite está sólo en su imaginación.

Para esta actividad, la música escogida es una música con un carácter cómico en la que el alumnado es muy consciente de ello, pero al igual que en la anterior actividad, se les recuerda que pueden hacer esta historia de lo que prefieran.

Como resultado final, la historia creada tuvo connotaciones humorísticas, donde los golpes, caídas y situaciones similares fueron una constante. El ambiente de clase, como no podía ser de otra forma, fue distendido, de risas y en ocasiones de alboroto debido a que la situación daba lugar a ello ya que los protagonistas fueron ellos mismos. Se muestra a continuación la nube de palabras creada por el alumnado.


Podríamos decir que la música es una herramienta y fuente de inspiración. Teniendo en cuenta las grandes investigaciones de la música en el ámbito educativo, y siguiendo los trabajos de Goleman (1996), es factible influir en el alumnado con la utilización de todos los mecanismos a nuestro alcance, en este caso, utilizando la música.

No importa el área en el que se aplique, sino el motivo y el fin que queramos conseguir. El inconsciente recibe estímulos de nuestro entorno continuamente, y aunque en ocasione creamos controlar la situación o justificar nuestros actos o hechos, no siempre es así.

Por tanto, la música en el aula consigue mucho más que un ambiente agradable, también consigue fomentar la creatividad, el trabajo cooperativo y la imaginación de una manera guiada y controlada por el docente, pudiendo extrapolar estos efectos a otras áreas. Además, con estos resultados, se puede vislumbrar el uso de la música no sólo como un mero modificador de la conducta, sino como un instrumento en la utilización de otros ámbitos muy diferentes e interesantes, como, por ejemplo, en las resoluciones de conflictos dentro del aula, pero este tema será objeto de estudio en otro momento.

Te puede interesar…

Amplia tu formación

Campuseducacion.com dispone de un amplio catálogo de cursos homologados para Oposiciones.

Válidos en todas las Comunidades Autónomas y homologados por la Universidad Camilo José Cela, para OPOSICIONES y CONCURSO GENERAL DE TRASLADOS.

Los cursos homologados de Campuseducacion.com también son válidos para completar tu baremo de cara a los nuevos procesos de estabilización docente.

¡Consigue con los cursos homologados de Campuseducacion.com 2 PUNTOS EXTRA en el baremo de méritos para las Oposiciones!

2 puntos para baremo con Campuseducacion.com

Publica con nosotros

¿Quieres convertirte en autor de Campus Educación Revista Digital Docente y ganar puntos para las Oposiciones de Maestros y Profesores?


Gracias a Campuseducacion.com y su revista educativa, todos los profesionales educativos tienen la oportunidad de publicar artículos científicos y didácticos de forma totalmente gratuita, contribuyendo así la divulgación del quehacer profesional docente y al avance de las ciencias de la información.

Además, los autores de Campus Educación Revista Digital Docente que así lo deseen podrán obtener un certificado de autoría con el que poder sumar puntos en diferentes procesos selectivos y baremos de méritos, como las oposiciones docentes o el concurso general de traslados. 

Puedes conseguir 4 certificaciones en Campus Educación Revista Digital Docente si te matriculas en tres o más cursos homologados para oposiciones o concurso general de traslados en Campuseducacion.com


Cursos Homologados para Oposiciones de Educación

< Artículo anteriorEnero -40% en todos los Cursos Homologados
Artículo siguiente >Cantabria pretende convocar 422 plazas para Oposiciones 2024
Diplomada en Magisterio de Educación Musical y triple Máster (en Cultura de paz, Conflictos, Educación y Derechos humanos; en Resolución de Conflictos; y en Prevención de Riesgos Laborales), Belén es maestra en Churriana de la Vega (Granada)