El periodo de adaptación

El periodo de adaptación
4 / 5 - 4 voto[s]
2631
periodo de adaptación

Tanto volver a la escuela, como empezarla de nuevo, retomar las rutinas y/o cambiar de profesores y compañeros supone un periodo de adaptación. Todas estas son escenas habituales de este mes de septiembre, que no en todos los casos constituyen situaciones exentas de complicaciones.

Nos detendremos en contemplar la importancia que tiene este mes en la planificación educativa que hagan los docentes, así como para la correcta adaptación de los alumnos a las escuelas, analizando las implicaciones del periodo de adaptación para familias, alumnos y profesionales educativos.

Intencionalidad educativa del #PeriodoDeAdaptación Clic para tuitear

Consideraciones previas

El periodo de adaptación supone un momento de vital importancia en el entorno educativo para alumnos, familias y docentes.

Para los alumnos

Porque deben habituarse a un nuevo entorno en el que pasarán gran parte de su tiempo.

Para las familias

Porque han de confiar en la institución educativa y colaborar a que el tránsito sea más fácil.

Para los centros educativos y sus profesionales

Porque deben elaborar estrategias y planificaciones adaptadas para cada uno de los alumnos y tomar estos momentos como situaciones de gran relevancia educativa.



Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

El ingreso del niño en la escuela supone un gran cambio, por lo que este momento se hace absolutamente necesaria una planificación conjunta entre familia y escuela.

Adaptación en todas las etapas

Si bien vamos a orientar la reflexión sobre este periodo hacia la etapa de la Educación infantil, pues es lo más común y el momento en el que más consideración recibe, en realidad, es algo que aparece también en otras etapas educativas, pues todos los alumnos han de volver a adaptarse a la rutina escolar y a los nuevos horarios, por lo que todos pasan por unos momentos en los que conviene realizar una cierta programación de tiempos y propuestas para facilitar la adaptación de nuevo a la jornada educativa habitual.

¿Qué es?

El periodo de adaptación es un proceso mediante el cual el niño va elaborando, desde el punto de vista sentimental, la pérdida y ganancia que supone separarse de su entorno familiar, hasta llegar voluntariamente a una aceptación interna de la nueva situación.

Es el tiempo que cada niño necesita para adaptarse al nuevo entorno escolar y habituarse a la separación de sus cuidadores habituales y figuras de apego.

Niños alrededor de una mesa haciendo manualidades

Atención a la diversidad

El periodo de adaptación en Educación Infantil es un momento que puede ser observado como una medida de atención especial hacia las necesidades de cada niño, ya que cada uno de ellos reacciona de una forma totalmente única y personal que merece ser tratada y atendida adecuadamente debido a la importancia que tiene este momento para el futuro desarrollo de los alumnos en la escuela. Por esto, aunque no sea una necesidad educativa especial como tal, sí supone un momento crucial en el que al docente se le presentan multitud de necesidades diferentes, que son especiales por pertenecer cada una de ellas a un alumno en particular.

De hecho, este periodo de adaptación se presenta al maestro como una medida de atención a la diversidad específica y como una forma de intervención pedagógica, en su caso, de carácter preventivo, pues a partir de la observación de las conductas adaptativas de los niños se pueden discriminar posibles problemas en su desarrollo.

Etapa de cambios

Los niños, durante su incorporación a la escuela, experimentan cambios en su forma de vida: cambios en los horarios, en el sueño y descanso, cambios en la alimentación, en su higiene… por lo que se hace necesario que los encargados de cuidar, atender y educar a estos niños sean auténticos profesionales capaces de satisfacer las demandas de todos los niños.

Es posible que durante el periodo de adaptación el niño muestre rechazo ante el cambio que tiene que experimentar y aparezcan reacciones como alteraciones de sueño, vómitos, diversas reacciones somáticas, comportamientos agresivos, ansiedad ante la separación, aislamiento, etc. Estas manifestaciones pueden presentarse inmediatamente o con cierto retraso, y su duración es muy variable, dependiendo de las características de cada alumno y sus circunstancias. Sea como fuere, hay que entender todas estas manifestaciones como respuestas normales.

El papel de la familia

Durante el periodo de adaptación las familias no deben actuar con inseguridad ni sentir culpabilidad por dejar a los niños en la escuela. Es aconsejable que sean los padres o cuidadores habituales quienes vayan a dejarlos y traerlos, y no alargar la situación de partida, sino despedirse con alegría y no mostrar tristeza visible para el niño en cuestión.

Planificación

El periodo de adaptación comenzará con la entrada gradual de los niños en la escuela y por pequeños grupos. El horario se repartirá entre varios grupos de alumnos para poder ofrecer a cada uno de ellos una atención más individualizada en estos primeros días de tanta importancia.

Aula llena de alumnos

La adaptación alternará, por unos dos o tres días, la convivencia en una misma aula de niños de nuevo ingreso con niños de cursos anteriores, de tal forma que los nuevos observen la actitud, mucho más calmada y serena, de otros niños que ya han tomado como habitual el entorno escolar (aunque estos niños también pueden presentar problemas en la adaptación, sin querer decir esto nada negativo, sino algo natural).

Durante esos días, se organizarán actividades y dinámicas especiales para conocer los entornos del centro escolar y para que los alumnos del mismo grupo se conozcan entre sí. Poco a poco se irán agrupando todos los niños de una misma clase hasta que ya permanezcan por un par de horas todos juntos.

En dicho periodo se debe incluir, por tanto, un conjunto de actuaciones con la familia y con el alumnado dirigidas a aceptar y resolver de una manera natural y normalizada el conflicto que necesariamente produce el cambio, entre las que se destacan el establecimiento de un horario específico que contemple una entrada gradual a la escuela, las entrevistas con los familiares, el planteamiento de propuestas educativas especialmente elaboradas para este momento, como juegos de presentación entre los compañeros, la elaboración, por parte del tutor, de una hoja de seguimiento para cada alumno, etc.

Intervención educativa

La incorporación del niño a la escuela supone la primera separación de éste de su ámbito familiar, donde ocupa un rol bien definido, y el adentramiento a otro entorno social con nuevos hábitos, personas y espacios. Esta experiencia es emotivamente compleja para el niño y las familias, y requiere una cuidadosa estrategia para su tratamiento, dotándola de una atención especial: propuestas lúdicas especiales, entradas paulatinas, estancias cortas de tiempo, estimulación variada, etc.

Pero, lo más importante, es la sensibilidad del docente, y la consideración que éste debe tener hacia la nueva etapa que el niño va a vivir con él.

Desde Campuseducación.com ponemos a disposición de los docentes y opositores una serie de cursos de formación que le permitan adquirir conocimientos, destrezas y habilidades para gestionar momentos educativos tan complejos e importantes como el periodo de adaptación:

Estos cursos están homologados por la Universidad Camilo José Cela de Madrid con 4 créditos ECTS, tienen una duración de 110 horas, a realizar de forma completamente online, y son válidos para las Oposiciones y el Concurso General de Traslados.

¿A qué esperas para completar tu baremo?
Ya puedes matricularte, nuestro asistente de matrícula te guiará y
en cuatro sencillos pasos completarás el proceso.