¿Cómo es el examen escrito en las Oposiciones de Maestros y Profesores?

1064

Te explicamos cómo es el examen escrito en las Oposiciones de Maestros y Profesores y te proporcionamos recursos y consejos para elaborar el tema escrito con éxito.

El examen escrito en cada Comunidad Autónoma

Las diferentes Comunidades Autónomas recogen en sus respectivas convocatorias de oposiciones las características específicas que regirán el desarrollo de las pruebas de oposición, apuntando en ellas detalles concretos sobre el desarrollo del examen escrito, por lo que es necesario acudir primeramente a la convocatoria de oposiciones de la Comunidad Autónoma a la que te presentes para saber cuáles son los requisitos fundamentales que debes cumplir en el examen escrito.

Comprueba cómo son las Oposiciones en cada Comunidad Autónoma y así saber las características que se apuntan en cada una de ellas para el desarrollo de las pruebas

Como sabes, la fase de oposición está dividida en dos pruebas, de carácter eliminatorio: una para comprobar los conocimientos científicos de la especialidad docente a la que se opta (examen escrito) y otra para valorar la aptitud pedagógica y el dominio de las técnicas necesarias para el ejercicio de la profesión docente del aspirante (examen oral).

Esta fase, en su conjunto, se pondera con un 60% de la nota.

El examen escrito en las Oposiciones a Maestros y Profesores

La primera prueba de la fase de oposición será por escrito y tendrá por objeto la demostración de los conocimientos específicos de la especialidad a la que se opte, siendo valorada, en su conjunto, de 0 a 10.

Consistirá en la realización de un examen cuya duración total aproximada es de unas tres horas y media (según la convocatoria de cada Comunidad Autónoma) sin ningún tipo de interrupción, donde el aspirante tendrá que desarrollar unos determinados contenidos de carácter teórico-práctico

Esta prueba, a su vez, consta de dos partes que serán valoradas conjuntamente: el desarrollo de un tema escrito, y la resolución de un caso práctico.


Nos detendremos ahora en el desarrollo del tema escrito.

El tema escrito en las Oposiciones

Consiste en desarrollar uno de los temas que han salido por sorteo justo antes del comienzo del examen. En función del número de temas de la especialidad se podrá escoger entre un determinado número de temas:

  • En las especialidades con un número de temas inferior a 25: Los aspirantes escogerán de entre tres temas.
  • En las especialidades con un número de temas superior a 25 e inferior a 51: Los aspirantes escogerán de entre cuatro temas.
  • En las especialidades con un número de temas superior a 50: Los aspirantes escogerán de entre cinco temas.

Cómo es el examen escrito en las #Oposiciones2021 de Maestros y Profesores Clic para tuitear

Estructura del tema escrito

Debes organizar los contenidos del tema que vas a desarrollar en distintos apartados y epígrafes, de tal modo que el tema quede organizado y sea más entendible y agradable su lectura.

Los apartados esenciales que debes incluir son: Título del tema; Índice de contenidos; Introducción; Epígrafes propiamente incluidos en el tema escogido; Conclusiones; Bibliografía.


De manera complementaria y si así lo deseas puedes incluir un pequeño mapa conceptual, entre el índice de contenidos y la introducción, para mostrar de modo más visual y esquemático cómo es la estructura del tema que te dispones a desarrollar.

No obstante, esto puede variar según los criterios que determine cada Comunidad Autónoma ya que, de cara a mantener el anonimato en el examen, puede darse el caso de que prohíban la realización de determinados gráficos o esquemas.

Nunca dejes un apartado en blanco, pues puede ocasionar un suspenso automático, ni añadas epígrafes que no correspondan a la estructura del tema escogido. Si quieres incluir algún apartado que te resulte relevante debes incluirlo en uno de los ya tipificados o, a lo sumo, incluirlo a modo de subepígrafe.

Estilo del tema escrito

Procura no elaborar un tema que se asemeje al del resto de opositores. Evita los temarios confeccionados por terceros (preparadores, academias, editoriales…) y redacta uno propio. Los tribunales de oposición valoran muy positivamente la originalidad y creatividad en las aportaciones de los aspirantes, y agradecen no leer el mismo tema una y otra vez.

Dale al tema un enfoque original, motivador y actual. Sírvete para ello de las últimas propuestas educativas que hayan sido publicadas en revistas científicas, en notas de prensa que traten sobre la disciplina que te compete o en artículos de reflexión sobre tu cuerpo docente para enriquecer la elaboración de tu temario y aportarle un toque distintivo y vanguardista.

En algunas especialidades puede ser que consideres relevante incluir algún tipo de gráfico; en tal caso, debes procurar que el gráfico que insertes sea lo suficientemente importante, tanto en relación con los contenidos a que se refiere, como por el espacio que ocupará y el tiempo que te llevará dibujarlo de manera limpia, organizada y perfectamente legible.

Junto al gráfico que aportes debes facilitar una explicación del mismo, que se colocará en la misma hoja en la que lo ubiques. Además, debes nombrar el gráfico a modo de “Mapa conceptual Nº…” o “Gráfico 1…”.

Tiempo dedicado al tema escrito

Divide el tiempo total que tienes en el desarrollo de la prueba (tema escrito y supuesto práctico) y repártelo para cada uno de los ejercicios. Para hacer esto, tendrás que saber con anterioridad de cuánto tiempo dispones según lo anunciado en la convocatoria de oposiciones de tu comunidad, y haber estudiado cada uno de los temas en función de ese tiempo.

No puedes memorizar más contenidos de los que eres capaz de escribir en el tiempo que dure el examen escrito.

Coherencia interna en el tema escrito

Trata de que exista una transición entre un epígrafe y otro, enlazando contenido e hilando un apartado con el siguiente, evitando así que cada una de las partes del tema parezcan fragmentos independientes y sin sentido dentro de un discurso lógico. Piensa que el final de un epígrafe debe aportar siempre algo que permita y justifique el inicio del siguiente.


Mantén un estilo narrativo de corte reflexivo, sobre todo hacia el final del desarrollo de los contenidos del tema. Procura dar una imagen de pensamiento crítico y activo, que reflexiona sobre los futuros planteamientos del tema, que relaciona los contenidos con otras disciplinas y con el resto del temario de tu especialidad.

Si por alguna razón mientras desarrollas un epígrafe adviertes que algo se te olvidó en un apartado anterior, intenta incluirlo en el punto en que te encuentras estableciendo una relación coherente entre los conceptos, de forma natural para no dejar de manifiesto que has incurrido en dicho error.

Introducción y Conclusiones en el tema escrito

Estos dos apartados son, paradójicamente, de los más valorados por los tribunales pero los más frecuentemente olvidados por parte de los aspirantes.

Puedes encontrar más información leyendo nuestros post Cómo redactar una correcta Introducción y Cómo redactar unas buenas conclusiones.

Criterios de evaluación del tema escrito

Ten en cuenta que cada Comunidad Autónoma, poco antes del desarrollo de los exámenes (en el mes de junio), publica en su web oficial o portal de educación los criterios generales de evaluación con los que los tribunales procederán a calificar los exámenes.

No olvides consultar los criterios de evaluación que publique tu Comunidad Autónoma para asegurarte que tu tema escrito cumple con todo lo necesario.

En líneas generales, los criterios de evaluación para el examen escrito suelen abarcar las siguientes dimensiones:

  • Expone de forma clara, ordenada y coherente.
  • Se expresa con precisión terminológica, riqueza de léxico, sintaxis adecuada y corrección ortográfica en la escritura.
  • Presenta el tema con una estructura coherente
  • Justifica la importancia del tema en el ámbito educativo

  • Realiza una introducción adecuada al desarrollo del tema
  • Trata todos los epígrafes del tema de manera equilibrada
  • Domina el conocimiento sobre el área asociada al tema seleccionado
  • Presenta una organización lógica y clara en cada punto
  • Relaciona los contenidos del tema seleccionado con el resto del temario de la especialidad
  • Redacta una conclusión que recoge los contenidos desarrollados y aporta nuevas ideas o planteamientos
  • Aporta bibliografía específica del tema, cita autores y hace referencias a las disposiciones normativas y desarrollos legislativos autonómicos
  • Incorpora medidas de atención a diversidad del alumnado
  • Refleja vinculación con el desarrollo competencial del alumnado. o
  • Es original y creativo en el desarrollo del tema
  • Realiza un planteamiento actualizado del tema
  • Incluye aportaciones personales que ponen de manifiesto la creación inédita del tema

Si quieres saber más

Permanece atento a las próximas publicaciones, en las que analizaremos cómo es el supuesto práctico en las oposiciones y cómo es el examen oral.

Puedes ampliar la información desde la Guía del Opositor.


guía del opositor

Formación para Oposiciones

No olvides completar tu baremo de méritos para las próximas Oposiciones con Cursos Homologados, ¡y consigue hasta 2 PUNTOS extra que sumar en tu nota final!

2 puntos para baremo con Campuseducacion.com


Cursos Homologados para Oposiciones de Educación