El conocimiento científico de las Ciencias Sociales

Su influencia en los planes de estudio de Secundaria

2623
El conocimiento científico de las Ciencias Sociales

La necesidad de incluir el conocimiento científico de las Ciencias Sociales en los planes de estudio de Secundaria es ya una meta que debe alcanzarse cuanto antes si queremos priorizar el papel del alumno como actor fundamental de su propio aprendizaje, ya que el desarrollo del método científico, y en especial en su aplicación en diferentes disciplinas, es una de las mejores formas que tenemos de impulsar un enfoque constructivista en la educación y hacer que el papel del docente sea de instructor, revisor, mediador y guía en dicho proceso.

El conocimiento científico de las Ciencias Sociales. #CEdRevistaDigitalDocente Clic para tuitear

EL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO DE LAS CIENCIAS SOCIALES

¿Por qué se debe incluir el conocimiento científico de las Ciencias Sociales en los planes de estudio de Secundaria? ¿Es esta una labor propia de los investigadores o, por el contrario, supone la herramienta que todo estudiante debe manejar a la hora de iniciarse con rigor científico a la investigación y conocimiento del análisis social?

El campo de investigación de las Ciencias Sociales

La tesis defendida por los más prestigiosos pedagogos en nuestro país sostiene que la didáctica de las Ciencias Sociales puede y debe tener un campo propio de investigación, que deberá utilizar y nutrirse de conocimientos producidos por otras disciplinas tales como la Historia, la Geografía, la Sociología y la Psicología, entre otras, pero que teniendo posibilidades teóricas de establecer sus propios límites epistemológicos y metodológicos que la signifiquen como un campo específico de investigación dentro de las denominadas Ciencias de la Educación.

Por ello, sin una correcta epistemología que siente las bases de los fundamentos y métodos en el conocimiento de las Ciencias Sociales, la mera descripción de los contenidos educativos resultará una tarea insuficiente e inacabada desde el punto de vista de la didáctica de esta disciplina.

La asignatura en Secundaria

Muchos alumnos de Secundaria afirman que las Ciencias Sociales no sirven para nada. A diferencia de otras disciplinas, de corte quizá más práctico o instrumental, su pragmatismo puede suscitar, cuanto menos, serias dudas. Memorizar fechas, nombres, períodos, fases… únicamente tiene una finalidad: aprobar los pertinentes exámenes. Esto, unido a la frecuente idolatría que la materia suele manifestar sobre el libro de texto, hace que sea una asignatura que a muy pocos alumnos suele llamar la atención.



Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

Y es que los manuales escolares no sólo poseen un papel de primer orden en la enseñanza actual, sino que, en muchos casos, se han convertido en una especie de dogma, el verdadero y único eje vertebrador de las clases. Tanto es así, que su presencia en las aulas se ha convertido en una cuestión casi obligatoria.

Investigación en Ciencias Sociales

Los nuevos avances en pedagogía estiman necesario destacar, desde los primeros niveles de enseñanza, que el conocimiento de las Ciencias Sociales es el resultado de la propia construcción activa del saber por parte del alumno, y por ello, no sólo no es un producto acabado, sino que es una realidad en permanente construcción, y así ha de ser enseñada a los alumnos. No hay Ciencias Sociales posibles sin investigaciones, de tal modo que sólo puede instruirse al alumno en el estudio de las Ciencias Sociales mediante la iniciación en la propia labor investigadora.

Es decir, el profesor debe priorizar el desarrollo de técnicas que capaciten al alumnado para estudiar como investigadores, con métodos similares a los empleados por el historiador profesional.

No se trata de convertir a los alumnos de Secundaria en historiadores o científicos expertos, pero sí es importante que conozcan cómo se construye el conocimiento mediante la ciencia.

La investigación como modelo de enseñanza-aprendizaje

Utilizando la investigación como modelo de enseñanza-aprendizaje ayudaremos a los alumnos a comprender que, aunque las Ciencias Sociales nos acercan a un conocimiento riguroso y objetivo del desarrollo histórico, natural y social, estas visiones están formadas por diferentes interpretaciones; entenderán que el conocimiento histórico es un constructo humano y, por tanto, sujeto a cambios.

Aproximándose al estudio del pasado, a la resolución de hipótesis y problemas, y al conocimiento sobre la existencia de diferentes puntos de vista, adquirirán una conciencia crítica válida para el presente, lo que los convertirá en personas competentes en la vida real, más allá de la vida escolar.

De lo contrario, las Ciencias Sociales en Secundaria seguirán condenadas a la más absoluta indefinición; un área moldeable a determinados intereses ajenos a lo educativo, cuya presencia en los currículos podrá incluso ser cuestionada bajo el argumento de la inutilidad.

Descubrimiento activo en la disciplina

El método de enseñanza-aprendizaje que deben incluir las Ciencias Sociales en los planes de estudio de Educación Secundaria será el denominado método indagativo o método de resolución de problemas, gracias al descubrimiento activo que realizará el alumno, que se comportará como actor fundamental de su propio proceso de aprendizaje, y al papel de guía que ejercerá el docente.

La novedad que incorpora este método es que se trata de un aprendizaje dialógico que desarrolla procesos cognitivos de gran complejidad de manera progresiva y sistemática con la finalidad de que el alumno se vaya responsabilizando se su propio aprendizaje para convertirse en el auténtico protagonista del mismo.

Ello exige un trabajo complementario del profesorado que debe, en todo momento, sugerir las actividades más adecuadas a los objetivos perseguidos en el proceso educativo y a las características del grupo, facilitando el asesoramiento y los recursos precisos de forma continuada, superando los diferentes obstáculos que se presenten en el transcurso de la actividad docente y, al mismo tiempo, introduciendo los procesos de autoevaluación y coevaluación precisos que faciliten información al alumnado de su propio proceso de aprendizaje y de las modificaciones que debe ir introduciendo en cada momento.

En este sentido, la introducción de las Ciencias Sociales en los planes de estudio de Secundaria supone, pues, una nueva y gran oportunidad para generar un profesional competente y reconocido en su labor, formado en el arte de enseñar la disciplina de la que sea especialista. Asimismo, debe sentar las bases para romper definitivamente las barreras que han mantenido alejados a los Institutos de Secundaria y la Universidad. Esta última, por su parte, debe alentar, promover y valorar la investigación y la innovación educativa en los centros de enseñanza. Todo ello con un único objetivo: la implantación de una enseñanza con rigor científico y metodológico que contribuya a mejorar la calidad de la enseñanza.

Nuevas perspectivas

Frente a la vieja pretensión de que la historia sirva para crear sentido patriótico, avivar los sentimientos nacionales o representar un saber cuya única utilidad sea la mera erudición, la nueva enseñanza de la historia defiende acercar al alumno a la lógica de una ciencia social que permita formar a los estudiantes en el análisis de la sociedad, función que representa el mejor camino para educar ciudadanos libres y con capacidad para discernir por ellos mismos sobre los problemas sociales de nuestro tiempo.

Y es que la enseñanza de las Ciencias Sociales ha de superar los viejos sistemas memorísticos de fechas, reyes, batallas y glosas de las gestas nacionales. La renovación de la historiografía, los avances en la pedagogía y la psicología, así como la propia evolución social han dejado obsoleta la tradicional función educativa que pretendía simplemente adoctrinar.

Lo relevante del aprendizaje de las Ciencias Sociales no es acumular conocimientos, lo relevante es entender el funcionamiento de la sociedad en el pasado, en el presente y el futuro, pues la propia historia tiene, por si misma, un alto poder formativo para los futuros ciudadanos. Se trata de un inmejorable laboratorio escolar para el análisis social en el que los estudiantes aprenderán a realizar un análisis crítico de la realidad, base fundamental para ejercer plenamente su libertad.

El aprendizaje de las Ciencias Sociales ayuda, además, a entender la complejidad de cualquier acontecimiento, de cualquier fenómeno social, político o económico, y, en definitiva, ayuda a enriquecer sustancialmente el pensamiento.

Esta nueva concepción del saber escolar supone primar los métodos didácticos que incorporan la resolución de problemas, la introducción de técnicas como la indagación o el aprendizaje por descubrimiento y, finalmente, la necesaria introducción en la investigación histórica y social.

Te puede interesar…

Los cursos de formación que te ofrece Campuseducacion.com están diseñados especialmente para que te puedan ayudar a sumar puntos y completar tu baremo de cara a las próximas Oposciones Docentes de 2018. Son cursos adaptados y actualizados a las últimas convocatorias de oposiciones y válidos para todas las Comunidades Autónomas.

El artículo El conocimiento científico de las Ciencias Sociales. Su influencia en los planes de estudio de Secundaria forma parte del número 7 de Campus Educación Revista Digital Docente un proyecto destinado a la divulgación de publicaciones de carácter educativo que permite la difusión del conocimiento y pretende el enriquecimiento de toda la comunidad educativa.

Recuerda que publicamos de forma gratuita tus artículos didácticos, científicos y de investigación