Estudio de Caso en Educación

Una aproximación teórica

Estudio de Caso en Educación
5 / 5 - 3 voto[s]
20942
estudio de caso

En este trabajo se pretende explicar de forma resumida qué es y en qué consiste el Estudio de Caso y sus posibles aplicaciones en el mundo educativo, y concretamente en la enseñanza de las lenguas extranjeras.

Para conocer la relevancia del estudio de caso en el contexto educativo es preciso, en primer lugar, analizar la conceptualización del término para, posteriormente, continuar con las características del método y contemplar las diferentes fases en las que se desarrolla.

El Estudio de Caso aplicado al ámbito educativo. #CEdRevistaDigitalDocente Clic para tuitear

ESTUDIO DE CASO EN EDUCACIÓN

Aproximación conceptual

El estudio del caso es un instrumento o método de investigación con origen en la investigación médica y psicológica que ha sido utilizado en la sociología por autores como Spencer (1851) y Weber (1922), entre otros. También ha sido empleado en ciertas áreas de las ciencias sociales como método de evaluación cualitativa.

Este método surgió en el año 1920 en la escuela de Derecho de la Universidad de Harvard con el objetivo de simular situaciones complejas teniendo en cuenta sucesos auténticos a través de los cuales el alumno desarrolla una serie de destrezas y actitudes de forma intrínseca.

Merrian (1988) define el estudio de caso como particularista, descriptivo, heurístico e inductivo. Este método de investigación resulta muy útil para analizar problemas prácticos o situaciones determinadas, encontrando al final del estudio de caso el registro del mismo, donde se expone de forma descriptiva información al respecto de todo lo evidenciado y descubierto, con cuadros, imágenes, recursos narrativos, etc.



Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

Existen diversas categorías del estudio del caso. Autores como Stake (1995) distinguen tres tipos de estudios de caso: intrínsecos, instrumentales y colectivos. Otros clasifican el estudio del caso en dos categorías que corresponden al estudio de caso único y al estudio de caso múltiple (Yin, 1993). Según este punto de vista, el estudio del caso no tiene especificidad, pudiendo ser empleado en cualquier área con el objetivo de dar respuestas a todas las preguntas de la investigación para la que se emplee.

Tipos de Estudios de caso

Como decimos, y siguiendo a Stake (1995), los estudios de caso se presentan en varias categorías:

  • Estudios de caso intrínsecos: casos con especificidades propias, con un valor en sí mismos. No se elige al caso porque sea representativo de otros casos, sino porque resulta de interés y sirve para comprender mejor el caso.
  • Estudios instrumentales: son aquellos con el fin de profundizar un tema o corroborar una teoría, siendo casos que pretenden generalizar a partir de un conjunto de situaciones específicas.
  • Estudios colectivos: en los que el interés se encuentra en la investigación en torno a un fenómeno determinado, del tipo que sea y, por tanto, se pueden estudiar varios casos a la vez.

Por su parte Yin (1993) establece las siguientes categorías:

  • Estudio de caso único: focalizado en un solo caso, justificando las causas del estudio, de carácter crítico y único, dada la peculiaridad del sujeto y objeto de estudio implicando, pues, que el estudio sea irrepetible, así como su carácter revelador, aportando a la comunidad científica un estudio que no hubiera sido posible conocer de otro modo.
  • Estudio de caso múltiple: donde se emplean varios casos simultáneos para estudiar y describir una realidad.

Características del Estudio de Caso

Según Expósito y otros (2004), el estudio de caso destaca, junto con los métodos de investigación-acción y los estudios etnográficos, entre los diseños de tipo cualitativo. En algunas disciplinas de administración, el estudio del caso es el método cualitativo de investigación más usado (Yacuzzi, 2005). A causa del incremento que la realización de estudios del caso en investigación ha experimentado, parece adecuado plantear su delimitación, dado que no siempre se distingue bien lo que es, y no siempre se realizan de la misma forma.

El estudio de caso es un concepto que incluye numerosas concepciones sobre la investigación. De hecho, es un término que sirve de «paraguas» para toda una amplia familia de métodos de investigación cuya característica básica es la indagación en torno a un ejemplo. Stake (2005) plantea esta cuestión cuando afirma que existen multitud de formas de realizar estudios de casos.

El elemento más significativo del estudio de caso está en la comprensión de la realidad que actúa como objeto de estudio. Pérez Serrano (1994) asevera, desde un enfoque interpretativo, que su objetivo básico es comprender el significado de una experiencia. El conocimiento de lo particular, de lo idiosincrásico, teniendo en consideración su contexto, aparentemente está presente en la intencionalidad de la investigación fundamentada en estudios de caso. La contextualización del objeto de investigación, al comprender que un estudio de caso es una investigación empírica causa la imposibilidad de separar las variables de estudio de su contexto.

Los estudios de casos son particularistas, descriptivos y heurísticos y se basan en el razonamiento inductivo, pues manejan múltiples fuentes de datos. Según Hamel (1993) la potencia y justificación investigadora de un estudio de caso se fundamenta en el supuesto de que lo global se refleja en lo local o, en otras palabras, en la naturaleza holográfica de la realidad, describiendo cualquier proceso de una unidad de vida en sus diversas interrelaciones con su escenario cultural.

Estudio de Caso en Educación

Según Cebreiro y Fernández (2004), la aportación del estudio del caso en la Educación está básicamente fundamentada en estas tres características:

  1. Énfasis en las observaciones a largo plazo, fundamentadas únicamente en informes descriptivos.
  2. Interés por describir la conducta observada, dentro del marco de los hechos circundantes.
  3. Preocupación por la perspectiva de los participantes en torno a los sucesos, es decir, cómo construyen su realidad social.

Otros autores (Álvarez y San Fabián, 2012) distinguen otras características básicas de los estudios de caso, no directamente relacionadas con el ámbito educativo pero, en su totalidad, que les diferencia de otros métodos de investigación:

  1. Describen el objeto de estudio de forma contextualizada, teniendo la función de revelar las relaciones entre una situación particular y su contexto.
  2. Son estudios holísticos, en los que el investigador debe intentar observar la realidad con una visión profunda y ofrecer una visión completa del fenómeno observado.
  3. Reflejan la peculiaridad y la particularidad de cada realidad a través de una descripción densa y leal al fenómeno investigado.
  4. Son estudios heurísticos, que intentan aportar algo de luz al lector en torno al fenómeno social objeto de estudio.
  5. Su enfoque no es hipotético, sino que se observa, se extraen conclusiones y se informa de ellas.
  6. Se presta especial atención a las relaciones e interacciones, requiriendo así la participación del investigador en el desarrollo del caso.
  7. Requieren que el investigador permanezca en el ámbito de estudio de forma prolongada, involucrándose durante todo el proceso.
  8. Se ofrecen procesos de negociación entre investigador y participantes permanentemente.
  9. Los estudios de caso incluyen múltiples fuentes de datos y el análisis de éstos ha de realizarse de forma global e interrelacionada.
  10. El razonamiento es inductivo, es decir, las premisas y la expansión de los resultados a otros casos surgen principalmente del trabajo de campo, requiriendo una descripción minuciosa del proceso investigador seguido.

Objetivos del Estudio de Caso

Podemos afirmar que el estudio de caso persigue alcanzar diversos objetivos, tales como:

  • Producir un razonamiento de tipo inductivo.
  • Recolectar datos a partir de la observación mediante los cuales poder elaborar hipótesis.
  • Producir nuevos conocimientos respecto a un tema.
  • Confirmar teorías previamente conocidas.
  • Describir situaciones o sucesos concretos.
  • Ofrecer ayuda, conocimiento o instrucción al caso estudiado.
  • Comprobar o contrastar fenómenos, situaciones o hechos.

De forma sintetizada, puede decirse que el estudio de caso pretende explorar, describir, explicar, evaluar y/o convertir.

Desarrollo del proceso del Estudio de Caso

En lo concerniente al desarrollo del proceso de este modelo de investigación, Álvarez y San Fabián (2012), siguiendo a Pérez Serrano (1994) y Martínez (1990), distinguen tres fases

1.Fase Preactiva

Esta primera fase es en la que se deben tener en consideración los principios que enmarcan el problema o caso a estudiar, los objetivos que se persiguen, la información de la que se dispone, los criterios usados para seleccionar los casos, las influencias del contexto donde se han desarrollado los estudios, los recursos y las técnicas necesarias durante todo el proceso y, además, una temporalización aproximada sobre el tiempo invertido.

De esta forma, en la primera fase del proceso del estudio de caso ya se establece una relación entre constructos teóricos y unidades empíricas, y entre categorías generales y categorías específicas (Ragin y Becker, 1992), estableciendo lo que Yin (1989) considera una cadena de evidencias.

Una de las actividades más complejas a realizar en esta fase inicial es delimitar un caso concreto a estudiar, así como seleccionar una muestra de registros que nos permitan la representatividad del conjunto estudiado.

Desde la investigación cualitativa, se plantean algunas cuestione prácticas, a los cuales los investigadores tienen que enfrentarse en estos primeros momentos del proceso, como considerar, a priori, aspectos tales como la cronología, las técnicas de recogida de datos, etc.

2.Fase Interactiva

La segunda fase se adecúa no sólo al trabajo de campo sino también a los procedimientos y desarrollo del propio estudio, utilizando diversas técnicas cualitativas, tales como la toma de contacto y la negociación, cuyo objetivo es delimitar las perspectivas iniciales del investigador.

En esta fase, es muy relevante el procedimiento de triangulación de datos para que la información pueda ser contrastada desde diferentes fuentes.

Las principales tareas que se desarrollan en este punto son recoger informaciones y relacionarlas mediante el uso de diversas técnicas tales como la observación participante, la entrevista, los debates o el análisis documental

En la fase interactiva las principales tareas normalmente son recoger, reducir y relacionar la información recogida mediante el uso de diferentes técnicas, tales como la observación participante, la entrevista, los foros de debate y el análisis documental.

No obstante, hay que tener cuidado en esta fase ya que el investigador puede enfrentarse a varios problemas, como por ejemplo tener dificultad personal a la hora de investigar algo debido a su excesivo grado de implicación en el caso, sufrir de estrés por problema de tiempo o recoger tal cantidad de datos que sea difícil desarrollar con normalidad la investigación.

Un método como el estudio del caso, que sitúa al investigador en contacto directo con la realidad estudiada, necesita herramientas heurísticas con el fin de detectar los cambios y movimientos que sufre esa realidad en el propio transcurso de la investigación.

3.Fase Postactiva

En la última fase el investigador elabora el informe final, detallando en él las reflexiones críticas sobre el problema estudiado.

Los problemas prácticos que suelen acontecer en esta fase son, normalmente, del tipo:

  • Dificultades con respecto a la confidencialidad de los datos, debiendo salvaguardar la identidad de aquellos sujetos que están siendo investigados, a excepción de que en el estudio se pacte la relevancia que adquiere revelar datos identificativos.
  • La escasez de tiempo, al tener que realizar una redacción y entrega de informes con urgencia.
  • Complicaciones para difundir los resultados tanto en la comunidad de profesionales como en la comunidad científica.

El Estudio de Caso y la Enseñanza de Idiomas

El conocido psicólogo Robert E. Stake (1995) es pionero en la aplicación del estudio del caso en la evaluación educativa y sus obras se centran, sobre todo, en la metodología del estudio de caso en la investigación cualitativa.

Los principios teóricos de la investigación cualitativa del estudio de caso constituyen un conjunto de métodos de investigación de carácter naturalista, holístico, fenomenológico y etnográfico, y en este sentido Stake ha publicado numeroso material en relación con los efectos que tiene la evaluación en el campo educativo, en particular en lo que se refiere a estudios de casos sobre formación de profesorado.

En el campo de la enseñanza de idiomas, cabe destacar el trabajo de M.J. Labrador (1996) quien define el estudio del caso como un conjunto de descripciones de una situación real, apoyada con datos de distinta índole, que plantea un problema y necesita una toma de decisión. Por esta razón, el propósito del estudio del caso va dirigido a mejorar la realidad educativa a través de ejemplos o situaciones que se producen en la vida real y a partir de un contexto educativo concreto, respondiendo a preguntas de tipo “cómo” y “por qué” (Yin, 2004).

En relación a la enseñanza de la lengua inglesa, Basturkmen y Long han investigado y realizado varios experimentos en los que han utilizado el estudio del caso como un modelo de investigación. Basturkmen (2010) describe dos experimentos correspondientes a un curso de inglés para policías y un curso de inglés en el ámbito de la medicina, mientras que Long (2005), por su parte, investiga en torno al aprendizaje del inglés en el ámbito de la hostelería y el periodismo.

En el momento de utilizar el estudio del caso en un experimento educativo en el aula, normalmente se elige este modelo de investigación porque se identifica un problema real y se le atribuye una carencia educativa.

Todo lo planteado hasta el momento nos hace pensar, acertadamente, que el estudio de caso es una buena metodología de investigación para aplicar satisfactoriamente en el terreno educativo, ya que proporciona herramientas suficientes para indagas sobre diversos problemas, reflexionar sobre los mismos y poder actuar en consecuencia. Además, variados estudios avalan que puede practicarse, también y concretamente, en el campo de la didáctica de las lenguas, haciendo uso de herramientas tales como cuestionarios, observación directa en el aula o entrevistas personales por parte del docente al alumnado, todo ello con el fin de mejorar el proceso educativo a partir de los resultados obtenidos directa y específicamente de las herramientas previamente utilizadas durante el experimento investigativo.

Te puede interesar…

El siguiente curso de Campuseducacion.com para Maestros y Profesores, válido para Oposiciones y Concurso General de Traslados ofrece al docente una gran diversidad de recursos, técnicas y dinámicas para fomentar las interacciones en el aula que incidirán en la mejora del proceso de enseñanza y aprendizaje del alumnado de las diferentes etapas educativas.

El artículo Estudio de Caso en Educación. Una aproximación teórica forma parte del número 7 de Campus Educación Revista Digital Docente un proyecto destinado a la divulgación de publicaciones de carácter educativo que permite la difusión del conocimiento y pretende el enriquecimiento de toda la comunidad educativa.

Recuerda que publicamos de forma gratuita tus artículos didácticos, científicos y de investigación

 

Compartir
Cursos Homologados Online para Oposiciones de Maestros y Profesores
< Artículo anteriorOposiciones Galicia 2018: Proyecto de Convocatoria
Artículo siguiente >Jornadas Homologadas: Elaboración y Defensa de los Proyectos de Dirección
Salvador Montaner Villalba
Salvador es Licenciado en Filología Inglesa, con un Máster en TIC en Enseñanza de Lenguas, UNED. Actualmente está realizando Tesis de Doctorado en torno a la aplicación del Blogging en la Enseñanza del Inglés. Colabora en la Valencian International University (VIU), en el Máster en Formación del Profesorado, Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, EOI, especialidad de inglés y en el CUID-UNED (Centro Universitario de Idiomas a Distancia y Digital), donde imparte cursos de inglés en los niveles B1 y B2. Trabaja como profesor de Inglés en IES Albal (Albal, Valencia). Formador de profesorado en TIC y Metodologías Innovadoras.