Cómo llevar a cabo las Flipped Classroom

Cómo implementar el modelo pedagógico de las clases al revés

310
Flipped Classroom

Aprende a implementar el modelo pedagógico de las Flipped Classroom y aprovecha el tiempo de clase de forma mucho más productiva.

Aprende a desarrollar #FlippedClassroom en tu aula Clic para tuitear

El modelo pedagógico de las Flipped Classroom

Flipped Classroom, o las clases al revés, es un término asociado a un nuevo un modelo pedagógico que se basa en invertir determinados procedimientos del proceso de enseñanza y aprendizaje y transferir algunos aspectos a contextos exteriores al aula, reubicando los roles de docentes y alumnos.

Se conocen como clases invertidas porque el profesor y el alumno cambian sus papeles: el docente pasa de ser un mero transmisor de conocimientos para realizar funciones de orientación, y el alumno no es un agente pasivo que se limita solamente a recibir los contenidos, sino que lleva a cabo una actividad constante de construcción de conocimiento.

Este proceso formativo enfatiza el uso de las tecnologías y ayuda a que el tiempo de clase, donde profeso y alumnos interactúan, se aproveche de forma mucho más fructífera y coherente.

En definitiva, es una nueva forma de entender el proceso educativo, más acorde a los tiempos de la sociedad digital, pues el estudiante ya no necesita tanto que le instruyan directamente o le transfieran una serie de conocimientos, sino que requiere que le enseñen cómo acceder a la información.

Definición de Flipped Classroom

Modelo pedagógico que transfiere el trabajo de determinados procesos de aprendizaje fuera del aula y utiliza el tiempo de clase, junto con la experiencia del docente, para facilitar y potenciar otros procesos de adquisición y práctica de conocimientos dentro del aula (Santiago, 2018).



Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

Utilización de la tecnología en las Flipped Classrroom

Este modelo se basa en “flippear” las clases, es decir, en servirse de las tecnologías para la distribución de diversas tareas escolares fuera del aula. De esta manera, se consigue combinar la enseñanza presencial y el contacto directo alumno-profesor y alumno-alumno en una instrucción directa con métodos constructivistas de aprendizaje, dejando a los estudiantes implicarse en los contenidos de forma autónoma, propia e individual.

Lo más habitual en las clases al revés es el uso, edición y distribución de vídeos, los cuales desarrollan una parte del contenido que debiera tratarse en el aula. El docente distribuye este material a sus alumnos a través de diferentes canales digitales de comunicación y los estudiantes trabajan sobre él fuera del aula.

Estos vídeos son elaborados por el docente, que puede grabarse a sí mismo explicando conceptos, seleccionar cortes de otros vídeos, o confeccionar una presentación, por ejemplo. Normalmente hacen uso de la interactividad, lanzando preguntas al alumno que deben ser contestadas en el transcurso del propio vídeo, de tal forma que obliga a parar la reproducción, buscar información, consultar en las fuentes facilitadas por el docente, etc.

Una vez los alumnos hayan visualizado los materiales y trabajado sobre ellos fuera de clase, el tiempo del aula se puede invertir de forma más productiva.

Inversión del tiempo de clase en las Flipped Clasrroom

El modelo de las clases invertidas se concibe, siempre, bajo el equilibrio de trabajo fuera del aula y trabajo dentro del aula.

La clase invertida se concibe y define siempre que haya actividad presencial en aula (Ginns y Elli, 2007), de lo contrario el modelo carecería de sentido y la tecnología empleada sería un impedimento en lugar de una ventaja.

Con el modelo de la enseñanza invertida lo que se va a conseguir es que las prácticas pedagógicas habituales cambien. Hasta el momento, lo común era que el estudiante recibiera una instrucción por parte del profesor, asimilara dicha información y en el propio tiempo de clase practicara dichos conocimientos.

Esas tareas que el alumno practica en el aula, que son en evidencia unas actividades que requieren procesos cognitivos de orden inferior, según el modelo de las clases invertidas, deberían ser practicadas fuera del aula, en un trabajo autónomo del alumno, mediante el uso de tecnologías digitales, para poder invertir más productivamente el tiempo del aula. El trabajo que el alumno realizaría fuera del aula, así, estaría estructurado con fines educativos por parte del docente, además de estar dotado de determinadas premisas que aseguraran un feedback, es decir, que el profesor pudiera comprobar en qué grado los alumnos han accedido y aprovechado los contenidos.

Uso de vídeos en el modelo Flipped Classroom

El exponente más claro “flippear” las clases es el uso del vídeo.

A partir de los vídeos los alumnos pueden adquirir conocimientos y desarrollar diferentes actividades, por lo que no está de más realizar diferentes vídeos y procurar que los docentes los compartan.

Además, es conveniente que los profesores posean herramientas para poder generar y crear contenidos propios, mediante la red o con la ayuda de diversas aplicaciones, para que los alumnos pudieran trabajar por sí mismos fuera de clase.

flipped classroom

El profesor crea y genera diferentes tipos de contenido y lo distribuye a través de diferentes webs, blogs, redes sociales… A esos contenidos accede el alumno, el cual completa una determinada actividad, que puede tener mayor o menor grado de interactividad y monitorización por parte del profesor. Esto sería, por ejemplo, integrar preguntas en un vídeo y a partir de ahí determinar qué alumnos las responden y cómo las responden y, en función de eso, replantear la explicación, adaptándola para cada alumno dependiendo del rendimiento que hayan tenido en ese vídeo. Esto va a hacer posible que el docente acuda a clase con un planteamiento nuevo de un determinado aprendizaje, el cual ha reconfigurado viendo las respuestas de los alumnos, sus características y las necesidades que han ido manifestando

Hay que partir de la premisa de que las Flipped Classroom no se basan únicamente en la elaboración de vídeos o en la utilización de recursos en línea para el desarrollo de las clases. Es mucho más que eso. Sí es cierto que se apoya fundamentalmente en el uso de las nuevas tecnologías, pero eso no supone dejar de programar las sesiones estableciendo objetivos, marcando contenidos y procurando el alcance de las competencias. La elaboración de material audiovisual debe ser paralelo a todo eso, sin necesidad de tener una calidad profesional excelsa, sino únicamente con la cualidad de saber transmitir el contenido de la materia de la misma manera que se haría en una clase presencial. Para el alumno esto no supondrá exclusivamente un trabajo de visualización, sino que requerirá de una actitud de reciprocidad en la que tenga que interactuar con el vídeo, respondiendo a preguntas que irán surgiendo a lo largo de la proyección.

Pasos para implementar el modelo Flipped Classroom

Podemos establecer los siguientes pasos para conseguir implementar un modelo Flipped estructurado y con sentido:

Programación

El primer paso consiste en la planificación de los contenidos a trabajar, seleccionando recursos para que resulten atractivos para los alumnos y optando por metodologías que los motiven.

La programación pasa por definir los objetivos que se quieren alcanzar y las competencias que se pretenden desarrollar, además de por la selección de materiales y recursos, el establecimiento de tareas, ejercicios y actividades y la estructuración de los tiempos y los espacios de los que se dispondrá, haciendo especial hincapié en qué harán los alumnos antes, durante y después de las clases presenciales.

Preparación multimedia

Para trabajar los contenidos hay que saber de qué forma van a mostrarse, por lo que es preciso realizar una selección de recursos útiles para que el alumnado se familiarice con ellos, trabaje con ellos y aprenda sobre ellos. Los materiales multimedia tendrán que ser lo más interactivos posible, contando con animaciones, presentaciones, vídeos, juegos o aplicaciones.

En la preparación multimedia puede elaborarse un cuestionario de control en el que el docente registre si los alumnos han visualizado, comprendido y trabajado con todos los materiales.

Secuenciación del tiempo fuera del aula

Los materiales que el docente ha seleccionado, confeccionado y preparado deben ser distribuidos a los alumnos y dispuestos temporalmente para que se realicen las actividades pertinentes con ellos. Los materiales se distribuirán por medio de correo electrónico, redes sociales, servicios en la nube, etc. Será conveniente llevar un seguimiento individualizado de cada uno de ellos.

Diseño de las sesiones de aula

Una vez detectadas las dificultades y las dudas que manifiestan los alumnos cuando han accedido a los materiales, el docente tiene que diseñar y adaptar su clase a las necesidades de cada estudiante. Para hacer esto conviene que se diseñen materiales complementarios y de apoyo, así como actividades tanto individuales como grupales de diferentes niveles de dificultad.

Distribución del resto del tiempo

Las clases presenciales tendrán que planificarse teniendo en cuenta el trabajo que fuera de ellas han realizado los alumnos, y alternando los tiempos entre el trabajo individual y colaborativo. Además, se tendrá que dedicar tiempo específico para resolver dudas y revisar las actividades realizadas fuera de clase en base a los materiales multimedia distribuidos. También será aconsejable diseñar tareas grupales que requieran la colaboración de los alumnos para resolver un problema, elaborar un proyecto o realizar una investigación.

Infografía

Accede a la Infografía con los pasos para implementar el modelo Flipped Classroom.

Infografía 5 pasos para implementar el modelo flipped classroom

Este modelo de clase invertida o Flipped Classroom es un excelente ejemplo de cómo fomentar el aprendizaje por descubrimiento mediante la utilización de las nuevas tecnologías, además de contribuir a que el alumno sea el protagonista de su propio aprendizaje, siendo el docente una figura que guía, acompaña y dinamiza dicho aprendizaje, a la par que anima a los alumnos a seguir descubriendo y los mantiene motivados.

¡Anímate a ponerlo en práctica y flippea tus clases!

Para saber más…

Si quieres formarte en Flipped Classroom o en nuevas metodologías didácticas, consulta el catálogo de los cursos homologados por la Universidad Camilo José Cela, de Campuseducacion.com, y consigue puntos extra en tu baremo de méritos para las próximas Oposiciones 2020.

2 puntos para baremo con Campuseducacion.com

artículos campuseducacion.com

Recursos educativos de Campuseducacion.com