Resumen: Es preciso revertir la actual situación que existe en las aulas, en donde una buena parte de estudiantes se encuentran aburridos y cansados, nada motivados hacia el aprendizaje de las lenguas. Para conseguir aumentar su motivación y, en consecuencia, su rendimiento, es necesario optar por nuevas metodologías basadas en las Tecnologías de la Información y Comunicación. Gracias a las TIC, los alumnos se sentirán más atraídos hacia la materia de estudio y se fomentará el aprendizaje de corte competencia.

 

Abstract: It is necessary to reverse the current situation that exists in classroom, where a substantial part of students are bored and tired, and not motivated in any way to learn languages. In order to increase their motivation and, consequently, their performance, it is necessary to opt for new methodologies based on Information and Comunication Technologies. Thanks to ICT, students will feel more attracted to the subject of study and competitive learning will be encourage.

 

Palabras clave: TIC; eTwinning; Motivación; Lengua extranjera; Enseñanza virtual; Comunidad de aprendizaje.

 

Keywords: ICT, eTwinning, Motivation, Foreing language, Virtual learning, Learning community.

EL APRENDIZAJE DE LAS LENGUAS A TRAVÉS DE LAS TIC 

Si echamos la vista atrás, hace años nadie planteaba que fuera necesario el manejo de una lengua distinta a la materna. Sin embargo, los tiempos cambian, y nos encontramos en una sociedad en la que es imprescindible para cualquier ciudadano el dominio de al menos dos lenguas.

Puede parecer que hablar más de un idioma hoy día sea una cosa secundaria, no obstante, se ha convertido en una cuestión de supervivencia, debido a que para conseguir cualquier trabajo es un requisito imprescindible. Lo mismo ocurre con las cuestiones de ocio: lectura, cine, música, viajes, etc.; cuantos más idiomas hablemos, más amplio será el abanico de posibilidades que se nos ofrezca.

El Aprendizaje de las Lenguas a través de las TIC #CedRevistaDigitalDocente Clic para tuitear

Actualmente, es necesario que los docentes se renueven, ya que son los encargados de formar a los ciudadanos de la sociedad del futuro. Por ello, deben potenciar tanto el aprendizaje de una segunda lengua, como el manejo de las nuevas tecnologías entre su alumnado. Este aprendizaje debe realizarse en contextos reales de comunicación, lo que favorecerá la motivación y adquisición de destrezas comunicativas. ¿Cómo se consigue esto? Pues bien, estos contextos se pueden crear a través de comunidades virtuales de aprendizaje, como por ejemplo, el uso de la plataforma eTwinning, en la que se requiere la participación activa de toda la comunidad.

La importancia del aprendizaje de idiomas

Antes de comenzar, es esencial plantearnos la cuestión sobre ¿por qué vamos a indagar sobre este ámbito social? Las últimas orientaciones de la Unión Europea insisten en la necesidad de la adquisición de las competencias clave por parte de la ciudadanía como condición indispensable para lograr que los individuos alcancen un pleno desarrollo personal, social y profesional. Entre esas competencias se encuentran el manejo de una segunda lengua y el fomento del espíritu emprendedor por parte de los alumnos y alumnas.

Mediante los proyectos eTwinning, la Comisión Europea trata de eliminar barreras acercando al profesorado y alumnado de diferentes países para que puedan trabajar de forma cooperativa empleando un código común, una lengua extranjera. Todo ello se hace posible gracias a los medios de comunicación digitales, por lo que es crucial que además de utilizar una lengua extranjera, los participantes en estos proyectos, tanto profesorado como alumnado, sean capaces de desenvolverse usando diferentes herramientas digitales.

 

En consecuencia, el uso de este tipo de comunidades virtuales educativas se está convirtiendo en una de las principales herramientas para el fomento del aprendizaje de lenguas extranjeras en los países desarrollados. Son muchas las investigaciones realizadas sobre el desarrollo de proyectos de este tipo, pero, apenas se relaciona eTwinning con el fomento de la motivación de sus participantes.

En las siguientes líneas, se enmarcará el objeto de estudio desde varios puntos diferentes: en primer lugar, se tratará el fenómeno de la motivación; después, hablaremos sobre eTwinning y la relación que esta herramienta mantiene con la motivación; y, finalmente, nos dedicaremos al ámbito de las comunidades virtuales de aprendizaje en relación con las competencias digitales.

La motivación en el aprendizaje de las lenguas

Son varios los factores que influyen en el proceso de aprendizaje de una lengua extranjera. En una enseñanza en la que el protagonismo reside en el alumno, resulta imprescindible la motivación. Será el profesor el responsable de encontrar elementos motivadores para sus alumnos, así como también se encargará de crear un ambiente favorable para el aprendizaje.

Según Nussbaum y Bernaus (2001), la motivación se puede definir como un sentimiento producido por una causa interna o externa, que lleva a una persona a actuar o a iniciar una acción con el fin de alcanzar una meta. Así pues, la motivación está relacionada con el esfuerzo por conseguir un objetivo a través de un estímulo que puede aparecer por un agente externo al sujeto, o por un interés interno al mismo.

La motivación sería, igualmente entendida, como ese estímulo necesario para algunos alumnos que contribuye a dar sentido y significado a su aprendizaje, lo que les hace ver que pueden llegar a alcanzar sus metas.

Es interesante relacionar el factor motivación con la atención, debido a que a través de la atención se puede motivar al alumnado. Es aquí donde el modelo socio-educativo de Gardner (1985) junto con otros autores como Crookes y Schmidt (1991) añaden el factor atención. Estos autores afirman que cuando los estudiantes tienen un estímulo, un motivo, y esperan una recompensa, su atención aumenta y, como consecuencia, su rendimiento también. Se pueden distinguir dentro del aula una serie de factores que hay que tener en cuenta como son la programación, los materiales, las actividades, el feedback y la evaluación, para que el desarrollo de la clase permita tener un alumnado motivado. En nuestro siglo XXI no podemos seguir usando en el aula materiales de siglos pasados, sino que es necesario actualizarse para ajustarnos a las necesidades de nuestros alumnos, que viven en la era digital y que, ellos mismos, son competentes digitalmente.


Por todo esto el profesorado no debe concebir como objetivo primordial enseñar unos contenidos al alumnado necesarios para aprobar un examen, sino que, por el contrario, debe concebir la enseñanza de una lengua extranjera como un todo, que debe ir contribuyendo al avance del aprendizaje significativo a lo largo de los cursos, con el fin de poder dominar finalmente una lengua extranjera y hacer uso de ella. Hoy en día los docentes cuentan con una serie de recursos como las TIC, que pueden situar al alumnado en contextos reales, contribuyendo a un verdadero uso de la lengua que les motiva a seguir aprendiendo.

Se puede considerar la motivación desde dos perspectivas diferentes. En primer lugar, como una pieza indispensable que forma parte de la personalidad del alumnado, lo que hace que sea difícil de modificar. Pero, también, la podemos ver como un estado, en el cual el profesorado tiene la posibilidad de influir cambiando sus prioridades y haciendo que enfoque su interés hacia otras finalidades.

Cuando logramos que los alumnos entiendan algo y, además, lo relacionen con otros conocimientos que ya manejan y les son útiles, se produce esa satisfacción que incrementa su motivación para seguir trabajando y aprendiendo. Sin embargo, también contribuye a la motivación el reconocimiento social de un buen trabajo, ya que cuando un alumno ve que el docente le envía feedbacks positivos, esto contribuye a aumentar su motivación.

Es aquí donde encontramos la distinción entre motivación extrínseca e intrínseca. Según Deci (1991), existen varias cualidades que se asocian a la motivación intrínseca como son por ejemplo la creatividad, la potenciación del conocimiento conceptual y la predisposición personal que cada uno tenemos hacia la realización de una determinada actividad o tarea. Por otro lado, se habla de motivación extrínseca cuando un individuo realiza una tarea o actividad porque ésta le conduce a alcanzar o evitar unos objetivos externos, no personales.

Comunidades de aprendizaje virtual

En la actualidad, la educación no es entendida como una responsabilidad compartida por toda la sociedad, sino que su funcionamiento queda reducido a los profesionales que trabajan en el sistema educativo.

Como indica Coll (2001), la globalización ha conllevado a un nuevo escenario social, cultural y político, en el que las nuevas tecnologías de la información y comunicación sumadas al cambio de una economía basada en el conocimiento, requieren una participación activa de toda la comunidad que forma parte del sistema educativo. A su vez, en todas las áreas de la vida se han producido cambios que se ajustan a las necesidades del momento, pero sin embargo en el terreno de la educación pocos avances son perceptibles.

Es por ello que las Comunidades de Aprendizaje podrían convertirse en una de las soluciones a los problemas antes mencionados, ya que ofrecen una visión más amplia del mundo que nos rodea, conectan a profesionales de distintos puntos geográficos, atienden a diferentes necesidades de aprendizaje y ponen al alcance diferentes recursos y materiales.

 

Las comunidades de aprendizaje apuestan por el trabajo cooperativo de todos los agentes que forman parte del proceso de enseñanza-aprendizaje, trabajando así de forma conjunta, alumnado, profesorado, familias, asociaciones del entorno y demás involucrados.

Según Gairín, J. (2006), una Comunidad de Aprendizaje podría ser definida como aquella agrupación de personas que se organiza para construir e involucrase en un proyecto educativo cultural propio, y que aprende a través del trabajo cooperativo y solidario; es decir, a través de un modelo de formación más abierto, participativo y flexible que los modelos más tradicionales. En otras palabras, es aquel grupo de personas que aprenden de forma común, usando las mismas herramientas dentro del mismo entorno.


Para que una Comunidad de Aprendizaje pueda llevarse a cabo es necesario que se den unas condiciones mínimas (García, 2005):

  • Participación abierta y uso de estructuras horizontales de comunicación.
  • Desarrollo del trabajo colaborativo.
  • Acceso que fomente la igualdad de condiciones y oportunidades.
  • Posicionar a las personas en el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Implantación de herramientas que favorezcan la modernidad y flexibilidad.

Cuando todas las condiciones se dan, se producen grandes beneficios para todos los componentes de esta comunidad. La responsabilidad por parte de todos sus integrantes hace que todos participen en el proceso de aprendizaje, utilizando el diálogo como herramienta de comunicación que potencia la interacción, con el fin de construir de forma colaborativa el conocimiento.

Dependiendo del contexto socio-institucional en el que una comunidad de aprendizaje está situada, se podrían clasificar en comunidades de aprendizaje referidas al aula, al centro educativo o de forma más amplia a un territorio o entorno virtual.

El aula vista como una comunidad de aprendizaje fomentaría las relaciones interpersonales entre sus miembros, quienes aportan su conocimiento y experiencia por medio de la participación en actividades con el objetivo de construir el conocimiento colaborativamente. Un ejemplo de este tipo de comunidad serían los grupos interactivos, agrupaciones heterogéneas de aproximadamente cuatro o cinco personas, las cuales son dinamizadas por un adulto mientras realizan una tarea concreta en un tiempo determinado.

Por otro lado, la escuela como comunidad de aprendizaje, se caracteriza por tener unos valores y objetivos comunes, al mismo tiempo que se trabaja de forma colaborativa y se introducen nuevos métodos a nivel de centro. Además, se prioriza el currículo interdisciplinar en el que todas las áreas se desarrollan de forma conjunta, estableciéndose así, relaciones entre las mismas. Un claro ejemplo de este tipo de comunidad serían los proyectos educativos a nivel de centro en el que todos los cursos tienen una temática común y participan de una u otra forma aportando su trabajo al conjunto.

Por último, el territorio como comunidad de aprendizaje englobaría un conjunto de la sociedad más amplio, y estaría enfocado hacia la educación comunitaria. La educación para adultos seguiría los patrones de este tipo de comunidad, en el que sus miembros tienen intereses, objetivos y valores comunes, y cuya meta es la formación permanente que es posible si se establecen relaciones entre la educación formal, no formal e informal.

Las Tecnologías de la Información y Comunicación han posibilitado, junto con Internet, la existencia de las comunidades virtuales en las que se produce la socialización y el intercambio de conocimiento.

 

Una de las características principales que definen a nuestra sociedad, la sociedad del conocimiento, es la creación de escenarios virtuales en los cuales como indican Osuna-Acedo, y Aparici (2014) se llevan a cabo actividades grupales de enseñanza y de construcción del conocimiento. El desarrollo de esta sociedad tan reciente hace que se produzcan grandes cambios, los cuales generan nuevas necesidades.

Nuestra sociedad cambia a pasos agigantados, donde las necesidades de formación de la ciudadanía superan enseguida los conocimientos adquiridos a través de los primeros estudios profesionalizadores, extendiéndose la educación a lo largo de todas las etapas de la vida (Cantillo, 2014)

De acuerdo con Garín (2006), las comunidades virtuales podrían definirse como un agregado social que emerge de la Red cuando un número suficiente de personas entablan discusiones públicas durante un tiempo lo suficientemente largo, creando sentimientos mutuos de permanencia y cohesión. Por tanto, una comunidad virtual es creada cuando un grupo de personas con una temática común comparte sus intereses a través de la red.

Este tipo de comunidades se caracteriza por desarrollarse a través de un modelo horizontal, en el que el conocimiento es construido de forma colaborativa a partir de la participación y aportación de todos sus miembros, lo que quiere decir que fomenta la igualdad e invita a la participación activa, así como al diálogo.

Es preciso matizar que las Comunidades de Aprendizaje Virtuales se diferencian de las comunidades de aprendizaje convencionales en que las primeras se originan en torno a una necesidad de aprendizaje particular. Generalmente, están formadas por personas o instituciones conectadas a través de Internet cuyo objetivo es adquirir o desarrollar un aprendizaje concreto. No obstante, las características de las comunidades virtuales dependerán de la propuesta pedagógica y el modelo de intervención elegidos, puesto que el uso de la tecnología, no implica nuevos procesos de aprendizaje.

El proceso por el cual se crea una comunidad virtual de aprendizaje comienza por establecer unas reglas comunes de participación, para poder crear un sitio web, en el cual hay un espacio reservado para intercambiar información, dialogar y usar herramientas, por parte de los miembros de la comunidad. Del mismo modo, el sitio web no solo es un entorno virtual, sino que también es un espacio de información y comunicación que vincula la comunidad con el mundo exterior.

Desarrollo de un proyecto eTwinning para mejorar la motivación

Se puede definir eTwinning como una plataforma para los equipos educativos de los centros escolares de alguno de los países europeos participantes, para comunicarse, colaborar, desarrollar proyectos o lo que es lo mismo, sentirse y formar parte de la comunidad educativa más atractiva de Europa (Grochowki, 2012).

eTwinning es una iniciativa que consiste en una plataforma en línea segura que ofrece un abanico de actividades: desde proyectos cooperativos de ámbito nacional e internacional entre centros educativos, a espacios de colaboración y oportunidades de desarrollo profesional para docentes (Kearney y Gras-Velázquez, 2015).

Esta plataforma gira en torno al aprendizaje colaborativo, puesto que se tiene en cuenta que el objetivo principal de muchos educadores es facilitar la colaboración, para motivar al alumnado y validar la experiencia de todos los individuos implicados (Cantillo, 2003).


El valor de eTwinning reside en la conexión y colaboración entre grupos de profesorado y alumnado de diferentes países de Europa, dado que la aportación de diferentes perspectivas conlleva a que el conocimiento adquirido por parte de la comunidad sea mayor.

Dentro de la plataforma eTwinning, todos y cada uno de sus socios tienen las mismas posibilidades para emitir y recibir mensajes. Se podría afirmar, que este tipo de modelo viene dado por una nueva forma de comunicación que surge durante la denominada “era de la comunicación” según Cloutier (2010), la cual permite la creación de espacios virtuales que posibilitan de alguna manera la interactividad. El término comunicación universal sería perfecto para definir eTwinning puesto que, con la digitalización de diferentes lenguajes e Internet, una persona es capaz de emitir mensajes a cualquier lugar del mundo. De esta manera, cada una de las herramientas y medios que utilizamos se convierten en algo similar a un medio de comunicación de masas.

Aun así, tenemos que recordar que eTwinning es un programa a nivel europeo con una plataforma restringida, lo que significa que solo etwinners reconocidos por el programa tienen acceso a la plataforma y a todas las herramientas de comunicación que ésta proporciona.

Un proyecto eTwinning es un trabajo de colaboración entre dos o más centros escolares europeos, enfocado a tratar un tema determinado que se ha acordado previamente. La cooperación en este proyecto está basada en las nuevas tecnologías, ya que este proyecto se realiza a través de una plataforma virtual y diferentes herramientas TIC.

A la hora de llevar a cabo un proyecto de este tipo hay que seguir unos pasos concretos muy sencillos:

  • Los docentes de los diferentes colegios que participan acuerdan la temática del proyecto
  • Eligen la duración del mismo
  • El alumnado que va a trabajar
  • Los socios que participarán
  • Las actividades, el idioma de trabajo
  • Los objetivos que se van a proponer


Por lo que se podría decir que el docente cuenta con total flexibilidad y libertad para crear su proyecto. Se puede considerar eTwinning como una herramienta muy enriquecedora para el aprendizaje de lenguas extranjeras y para potenciar el trabajo colaborativo, ya que supone un progreso en varias áreas, tanto en el alumnado como en el profesorado.

Durante la creación de un proyecto de estas características, cada individuo desempeña un rol activo para construir el conocimiento y adopta una actitud responsable ante el autoaprendizaje y el coaprendizaje, ya que la meta es alcanzar un objetivo común.

La esencia de este proyecto es el compañerismo y la solidaridad en todos sus sentidos, puesto que el hecho de realizar un proyecto eTwinning no aporta al docente ningún mérito o reconocimiento, exceptuando el aprendizaje de su alumnado, y la adquisición de nuevos métodos y estrategias que se obtienen por medio de la cooperación y la colaboración con el resto de profesorado asociado.

Desde el punto de vista educativo, eTwinning puede considerarse como un programa muy enriquecedor, por ejemplo, para el aprendizaje de lenguas extranjeras y para potenciar el trabajo colaborativo citado anteriormente, ya que supone un progreso en varias áreas, tanto en el alumnado como en el profesorado. Además, ayuda a desarrollar la competencia digital y el conocimiento de nuevas culturas, lo que contribuye a tener una visión más abierta del mundo en el que vivimos.

Así mismo, un proyecto eTwinning es un proyecto basado en tareas. El aprendizaje basado en tareas en lenguas extranjeras (TBLT), es muy útil a la hora de enfocar su enseñanza, porque hace que los alumnos participen en el uso de la nueva lengua de una forma real dentro del aula, lo que se consigue a través de juegos, discusiones, conversaciones, exposiciones, etc.

Para que se consigan todas esas ventajas a través del aprendizaje colaborativo, habrá que desarrollar estrategias didácticas orientadas a fomentar e incentivar la interacción de los miembros, así como la apertura y el pensamiento crítico (Cantillo, 2014)

El objetivo inicial que se propone el aprendizaje basado en tareas es conseguir animar, motivar y estimular al alumnado, para que participe en el uso de la lengua extranjera que está adquiriendo (Willis y Willis, 2007). De esta manera, además de hacerlo participe de su propio aprendizaje, hacemos que nuestros alumnos sean conscientes de lo que necesitan para aprender, desarrollando así competencias como la de aprender a aprender, entre otras.

En un proyecto eTwinning se utilizan diversos recursos y herramientas educativas que hacen de esta plataforma un medio idóneo para las aulas del siglo XXI. El uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación es algo habitual en el desarrollo de un proyecto eTwinning, lo que favorece que los alumnos trabajen las herramientas digitales de un modo habitual, por lo que aumenta la motivación en su aprendizaje. Además, en los días en los que nos encontramos, la movilidad virtual posibilita que los valores de participación ciudadana europea no solo se desarrollen dentro del aula, sino que se también se lleven a cabo en la realidad.

En una encuesta realizada por el décimo aniversario de eTwinning, donde han participado miles de docentes de diferentes países, se ha puesto de manifiesto que el trabajo por proyectos entre diferentes países afecta positivamente tanto a sus habilidades de idiomas, como a sus habilidades de enseñanza por proyectos. Además, es muy enriquecedor para un docente poder comparar sus métodos y recursos de enseñanza con otros profesores y profesoras, para adquirir nuevas prácticas.




Cuando en 2014 se preguntó al profesorado que participaba en eTwinning qué repercusión había tenido en el alumnado desarrollar un proyecto así, el 92% de los docentes respondieron que la mayor repercusión había sido el aumento de la motivación entre los alumnos, a lo que le seguía el fomento del trabajo colaborativo con un 88%.

En definitiva, con respecto a la aportación de esta investigación al contexto educativo, creemos que la oportunidad que ofrece la comunidad de aprendizaje virtual eTwinning a todos los colegios, y en especial, a aquellos que se encuentran en desventaja social y geográfica, es extraordinaria. A través de estos proyectos europeos se muestra una visión diferente del mundo al alumnado, que sale de su entorno habitual, de su “zona de confort”, para conocer contextos totalmente diferentes de los que viven habitualmente.

Asimismo, estos proyectos no solo contribuyen a una mejora en los aspectos académicos del alumnado, sino que por el contrario favorecen al fomento de valores como son la tolerancia y el respeto hacia la multiculturalidad. También, contribuyen al desarrollo de competencias básicas como son la adquisición de las competencias digitales y al trabajo cooperativo.

Por lo tanto, el desarrollo de un proyecto de estas características no solamente motivará al alumnado, sino que también tendrá repercusiones entre todos los integrantes que conforman la comunidad de aprendizaje, produciéndose así un mayor alcance en el ámbito educativo.

Te puede interesar…

Amplia tu formación

Si deseas formarte sobre la integración de las Nuevas Tecnologías en el aula, desde Campuseducacion.com te recomendamos los siguientes cursos de formación:

 Válidos en todas las Comunidades Autónomas y homologados por la Universidad Camilo José Cela.

¡Consigue con los cursos homologados de Campuseducacion.com 2 PUNTOS EXTRA en el baremo de méritos para las Oposiciones!

2 puntos para baremo con Campuseducacion.com

Publica con nosotros

¿Quieres convertirte en autor de Campus Educación Revista Digital Docente y ganar puntos para las Oposiciones de Maestros y Profesores?

Gracias a Campuseducacion.com y su revista educativa, todos los profesionales educativos tienen la oportunidad de publicar artículos científicos y didácticos de forma totalmente gratuita, contribuyendo así la divulgación del quehacer profesional docente y al avance de las ciencias de la información.

Además, los autores de Campus Educación Revista Digital Docente que así lo deseen podrán obtener un certificado de autoría con el que poder sumar puntos en diferentes procesos selectivos y baremos de méritos, como las oposiciones docentes o el concurso general de traslados. 

Puedes conseguir 4 certificaciones en Campus Educación Revista Digital Docente si te matriculas en tres o más cursos homologados para oposiciones o concurso general de traslados en Campuseducacion.com


Cursos Homologados para Oposiciones de Educación

< Artículo anteriorOposiciones 2023 Madrid: PUBLICADA CONVOCATORIA
Artículo siguiente >Oposiciones 2022 Aragón: PUBLICADA CONVOCATORIA
Sandra es graduada en Educación Primaria y Máster Universitario en Comunicación y Educación en la Red, con mención en Lengua Inglesa. Es maestra de inglés en el C.E.I.P. La Paz de Albacete.