El rincón de la Mediación: Propuesta metodológica

La resolución de conflictos como vía de aprendizaje

188
el rincón de la mediación

Resumen: Los conflictos son algo que forma parte de nuestra vida, incluida la escuela. Muchas veces nos preocupamos por hacer desaparecer el problema y no vemos en él una oportunidad de trabajo, ni un escenario de creación de aprendizajes significativos y duraderos que poder trasladar a todos nuestros contextos. El rincón de la mediación es una propuesta metodológica para fomentar la resolución de conflictos en el alumnado y que puedan ser aprovechados como situación de aprendizaje.

Palabras clave: Mediación; Trabajo por rincones; Resolución de conflictos; Educación Emocional; Convivencia.

Abstract: Conflicts are part of our life, including school. Many times, we worry about making the problem disappear and we do not see in it a work opportunity, or a scenario of creating meaningful and lasting learning that can be transferred to all our contexts. The corner of mediation is a methodological proposal to encourage the resolution of conflicts in the students and that can be used as a learning situation.

Keywords: Mediating; Learning corners; Conflict resolution; Emotional Education.

#CEdRevistaDigitalDocente. El rincón de la #Mediación Clic para tuitear

EL RINCÓN DE LA MEDIACIÓN

La Mediación como medio y no como fin

Los centros educativos se están viendo inmersos en procesos de evolución y cambios muy rápidos debido a que la cultura de paz en la sociedad no está pasando por su mejor momento. Por ello, surge la necesidad de abordar el tratamiento de los valores desde otra alternativa. La manera en que se gestionan los conflictos que surgen ha sido el detonante de todo este cambio. La cultura de paz debe impregnar toda práctica educativa, y los docentes son quienes deben crear escenarios para ello.



Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

La mediación no ha de ser considerada como un fin en sí mismo, pues no tiene principio y final, no es un plan de trabajo ni una situación de aprendizaje, sino que es un recurso que se ofrece al alumnado para que sea capaz de resolver los conflictos de manera autónoma, siendo ellos mismos quienes deben regular la conducta del grupo-clase y convertir el espacio del aula, y de todo el centro, en un espacio de convivencia positiva. El modelo mediador es un modelo que busca un paradigma ganador-ganador, es decir, es un enfoque que trata el conflicto como algo constructivo y no destructivo, y es así como se debe que transmitir al alumnado; el primer paso es que todo crean que realmente es así. La mediación es una herramienta pacífica y una propuesta metodológica en sí misma.

el rincón de la mediación

La mediación, siguiendo a Torrego (2000) es un método de resolución de conflictos en el que las dos partes enfrentadas recurren voluntariamente a una tercera persona imparcial, es decir, al mediador, para llegar a un acuerdo satisfactorio. Este método se posiciona como alternativa a los modelos tradicionales de resolución de disputas, y busca soluciones que satisfagan a las dos partes.

De la misma forma, un gran número de disposiciones educativas legales consideran a la mediación. Un ejemplo lo tenemos en el Decreto 114/2011, por el que se regula la convivencia en los centros educativos de Canarias:

La mediación es un procedimiento para gestionar conflictos. Se basa en el diálogo a través de un encuentro voluntario entre las partes implicadas y la persona mediadora, quien siendo ajena al conflicto y actuando de forma imparcial les ayuda a comunicarse. El objetivo es que las partes encuentren y decidan de común acuerdo la manera de solucionar el problema que les mantenía en conflicto. El acuerdo alcanzado debe ser satisfactorio para ambas partes.

La mediación, y el tratamiento positivo de los conflictos en la escuela es algo de primer orden para garantizar la convivencia armónica de la futura sociedad en la que intervendrá el alumnado. Desde el terreno educativo se debe contribuir a la creación de una Cultura de Paz que corresponda a una serie de valores, actitudes y comportamientos que rechazan la violencia y previenen los conflictos abordando sus causas para solucionarlos mediante el diálogo y la negociación entre las personas, los grupos y las naciones, considerando como referencia los derechos humanos, respetándolos y teniéndolos en cuenta (ONU, 1999).

El alumnado, el epicentro

El objetivo del docente ha de ser claro: favorecer la convivencia positiva en el aula a través de la resolución pacífica de conflictos, a través de la formación y proporción de herramientas al alumnado para generar cambios en cuanto al modo de actuar, incluso de sentir, cuando de problemas se habla.

Es necesario confiar en el alumnado, en su capacidad y poder de cambiar un entorno plagado disputas, otorgándole responsabilidades y, sobre todo, oportunidades. El alumnado debe ser el centro por el que el profesorado planifique su labor docente; es por eso que el Rincón de la Mediación nace como una propuesta enfocada hacia y pensada en el alumnado, en concreto en la etapa de la Educación Primaria.

Propuesta metodológica

En primer lugar, lo que hay que hacer es fijar una línea de trabajo. En el caso del aprendizaje de estrategias de resolución pacífica y positiva de conflictos y el uso del rincón de la mediación, hay que basarse en el Diseño Instruccional de Merrill (2009) y en su Principio de Centralidad de la Tarea junto con su idea de que para que un niño integre su aprendizaje es preciso partir de una situación-problema y pasar por cuatro fases.

  • 1º fase: fase de activación, donde se despertará el interés del alumnado y donde se les hablará del trabajo que van a realizar, así como el establecimiento de los parámetros esenciales que componen la línea de trabajo.
  • 2º fase: fase de demostración, donde se entrenen habilidades y destrezas relacionadas con la resolución de conflictos (en este caso), para realizar una práctica guiada en la siguiente fase.
  • 3º fase: fase de aplicación de lo aprendido, en donde los alumnos tendrán que aprender a desenvolverse solos y trasladar a la realidad todo lo aprendido a lo largo de las anteriores fases.
  • 4º fase: fase de integración, en donde cada alumno tendrá que realizar una práctica autónoma que, a su vez, será el comienzo del proyecto que debería durar todo el curso escolar, con lo que socialmente y emocionalmente se conecta el aprendizaje adquirido.

De la misma manera, es importante que el alumnado sepa transmitir qué está haciendo, pues según la pirámide de Dale (1932), en dos semanas el alumnado ha sido capaz de retener el aprendizaje en un noventa por ciento cuando es capaz de decir lo que ha hecho y de explicarlo. Se trata de conseguir aprendizajes significativos y transversales.

¿Cómo empezar?

Para iniciar el proceso se aconseja esperar al momento oportuno, que será cuando mejor captemos la atención y motivación de los alumnos, despertando su curiosidad e interés por el tema a tratar. Este momento oportuno será la aparición de un conflicto real, sin necesidad de forzar ninguna situación, ya que lo más importante es esperar a que los alumnos sean quienes marquen los ritmos de trabajo. La espontaneidad del alumnado es una riqueza en sí misma y hay que exprimirla al máximo.

Los conflictos son numerosos en las escuelas y los docentes no pueden, ni deben, intervenir en todos ellos, pues coartarían la autonomía de los estudiantes para enfrentarse a ellos y resolverlos eficazmente.

En el tratamiento de conflictos es muy importante dedicar el tiempo suficiente a la realización de una evaluación inicial sobre la situación real del grupo y en cuanto a las habilidades de resolución de conflictos de las que se disponen para poder actuar acordemente al problema detectado.

el rincón de la mediación

El centro del problema

Tras la detección del problema y la identificación de los principales implicados, es necesario que el docente calme la situación y una buena forma para ello introducirse en el núcleo del problema.

El punto de partida será invitar a los protagonistas del conflicto a explicar, frente a toda la clase, qué ha pasado entre ellos.  No tiene por qué ser nada importante porque en realidad lo que se pretende buscar es una situación inicial a partir de la cual trabajar.

En el momento en que los alumnos exponen lo sucedido, les ofrecemos un tiempo y un espacio para su libre expresión. En algunos casos pueden encontrarse aspectos como timidez, sentido del ridículo, ansiedad  por sentirse observado, miedo a las consecuencias, incertidumbre ante la reacción del profesor, etc.

Un aspecto decisivo supone animar al resto de los compañeros a participar de la discusión del conflicto, aportando ideas y otros puntos de vista.

Gracias a todo esto, se van encontrando respuestas a las preguntas, confirmando las hipótesis iniciales, contemplando la realidad desde diferentes ópticas… hasta llegar al momento de saltar hacia el rincón de la mediación.

El Rincón de la Mediación

Es importante marcar previamente los objetivos que se quieren conseguir para que los alumnos sepan en todo momento que ellos mismos son los protagonistas, quienes deben encontrar las soluciones pacíficas que pretendemos.

En este punto se continuaría con el conflicto anteriormente detectado y comentado en clase, aunque pueden utilizarse recursos adicionales, como vídeos o historias sobe mediaciones reales que conecten emocionalmente con el alumnado.

En la fase de demostración, se debe trabajar todo lo relacionado con la formación de alumnado, en los conceptos básicos tales como mediación escolar, mediador, conflicto, resolución pacífica, cultura de paz…

Todo mediante dinámicas y actividades competenciales que generen no sólo una motivación, sino un aprendizaje significativo y vivencial. Asimismo, se deben entrenar habilidades y destrezas relacionadas con la resolución de conflictos, técnicas comunicativas, lenguaje coeducativo y respetuoso.

El espacio físico

En el aula debe crearse un espacio específico para la finalidad perseguida, que será llamado “El Rincón de la Mediación”, un espacio destinado única y exclusivamente a la resolución de conflictos que se produzcan durante el curso, los cuales van a tener que ser gestionados íntegramente por los alumnos.

Este espacio se convertirá en un punto de encuentro cada vez que se produzca un conflicto en el aula, o incluso fuera de ella.

En este rincón debe contar con dos zonas: por una parte, una que acoja el decálogo sobre cómo se debería actuar ante un problema, el cual ha debido ser elaborado con anterioridad de manera conjunta entre todos los alumnos, en una dinámica previa de clase en la fase de demostración y, por otra parte, un espacio, como una mesa, donde se encuentren unas hojas que se podrían llamar registro de mediación. Dichas hojas son las que reflejarán los procesos que se materialicen en el momento de la resolución de los conflictos.

En el rincón de la mediación no debe existir el tiempo. La resolución de un conflicto puede durar horas, o incluso al día siguiente, lo importante es llegar, no llegar rápido. En la fase de aplicación, el docente debe estar presente e invitar a que entre todos se haga una reflexión y se aporten propuestas de mejora. Pero se tendría que hacer sólo al principio, después ya las prácticas habrían de ser totalmente autónomas por parte de los alumnos (integración). Cada semana, se deberían rotar los mediadores, ya que es un tiempo prudencial y suficiente para que ellos puedan entender y llevar el trabajo.

En último lugar, los alumnos tendrían que entregar el o los informes que explican todo el proceso mediador, realizando un registro anecdótico de cada una de las intervenciones para la evaluación del proyecto. Es muy importante que el proceso sea abierto y flexible, añadiendo, eliminando o modificando todo lo necesario para ir llevando el camino hacia el objetivo.

Saavedra (2017), experto en mediación escolar, habla del alumnado ayudante y, a colación de este nuevo rincón en el aula, propone lo que él llama el Modelo Orquesta, aludiendo a la metáfora donde un director gestiona, impulsa y prepara a los músicos para que cuando él no esté presente la música pueda continuar. Da mucha importancia a este tipo de situaciones, en las que los docentes han de ser constructores de puentes y favorecer espacios de convivencia positiva; no dar soluciones sino facilitar la comunicación. Esta metáfora viene muy bien para explicar el proceso por el cual se consigue formar un equipo de mediadores y en cualquier curso de la Educación Primaria.

el rincón de la mediación

No se pretende acabar con los conflictos pero sí cambiar la manera en que nos enfrentamos a ellos, así como el modo de gestionarlos tanto por parte de docentes como de alumnos.

En este sentido, las dinámicas que posibilitan la mediación tienen muchas ventajas. Promueven una comprensión sana del conflicto como fuente de crecimiento; ayudan a la comunidad educativa a tener una comprensión más profunda de los demás mediante la mejora de la comunicación; incrementan el sentido de comunidad y el conocimiento de la resolución de conflictos de forma pacífica; reconocen la competencia de los alumnos para participar en la solución de sus propias disputa; ofrecen una alternativa de resolución de conflictos más efectiva y apropiada que las medidas sancionadoras; incrementan las habilidades académicas y de vida que se consideran básicas en cualquier aprendizaje, tales como la escucha activa, la empatía, el pensamiento crítico, etc.

Gracias a estas iniciativas los alumnos pueden mejorar sus relaciones interpersonales, ya que las habilidades que adquieren les sirven para cualquier situación de su vida cotidiana. Asimismo, son capaces de regularse y expresarse emocionalmente, algo que les cuesta mucho a estas edades, y para los que este tipo de proyectos son muy beneficiosos. De la misma manera, favorecemos el aprendizaje colaborativo y cooperativo, a la vez que el pensamiento reflexivo, crítico y creativo.

De esta forma, se estará contribuyendo a que el alumnado sea competente y esté formado para retomar el control sobre sí mismo y autogestionar la mayoría de las dificultades con las que se va a encontrar tanto en el presente como en el futuro, y tanto dentro como fuera del centro.

Te puede interesar…

Fórmate en Mediación Escolar

El siguiente curso de formación, válido para Oposiciones, puede ayudarte a ello:

Artículo completo

El artículo El rincón de la Mediación: Propuesta metodológica. La resolución de conflictos como vía de aprendizaje forma parte del número 14 de Campus Educación Revista Digital Docente un proyecto destinado a la divulgación de publicaciones de carácter educativo que permite la difusión del conocimiento y pretende el enriquecimiento de toda la comunidad educativa.

Otros números

Puedes consultar aquí todos los números anteriores de Campus Educación Revista Digital Docente, la revista educativa que lleva a sus espaldas once entregas repletas de artículos de corte científico-didáctico de manos de docentes comprometidos, que desean exponer sus conocimientos educativos y ser de ayuda al resto de compañeros de profesión.

Publica con nosotros

Campus Educación Revista Digital Docente ofrece la posibilidad a la comunidad docente de publicar artículos científicos y didácticos de forma totalmente gratuita, permitiendo así la divulgación del quehacer profesional docente, contribuyendo al avance de las Ciencias de la Educación.

Los autores de Campus Educación Revista Digital Docente ven en este medio un lugar ideal para la investigación pedagógica, a la vez que reciben un certificado de autoría que les puede ayudar a sumar puntos en diferentes procesos selectivos y baremo de méritos, como en las Oposiciones Docentes o el Concurso General de Traslados.

Ahora puedes conseguir 4 certificaciones gratuitas en Campus Educación Revista Digital Docente si te matriculas de 3 o más cursos homologados para Oposiciones y Concurso General de Traslados con Campuseducacion.com.