Resumen: A través de este artículo pretendemos hacer una reflexión acerca del modelo tradicional de aula, sustituyéndolo por las hiperaulas, un espacio flexible y social donde se combinan dinámicas de trabajo individual y pequeños grupos, mediante el uso de dispositivos digitales. El objetivo es romper con la falsa seguridad del aula convencional (aula huevera), basada en la inmovilidad de los alumnos y excesivo control, que desencadena frustración y descenso de creatividad por parte de los alumnos. La idea principal, por tanto, es diseñar nuevos entornos donde fluya el aprendizaje.

 

Abstract: Through this article we intend to reflect on the traditional classroom model, replacing it with “hyper classrooms”, a flexible and social space where individual work dynamics are mixed with small workgroups through the use of digital devices. The objective is to break with the false security of the conventional classroom (the “egg carton classroom”), which is based on the immobility of the students and excessive control, which triggers frustration and a decrease in creativity on the part of the students. The main idea, therefore, is to design new environments where learning flows.

 

Palabras clave: Aula convencional; Aula huevera; Hiperaula; Espacio educativo; Creatividad; Flexibilidad; Agrupamientos.

 

Keywords: Conventional classroom; Egg carton classroom; Hyper classroom; Educative space; Creativity; Flexibility; Workgroups.

HIPERAULAS

Aulas flexibles y nueva metodología

Hace tiempo que surge una necesidad de cambio en el sistema educativo: debemos huir de una sociedad carente de pensamiento crítico, sin olvidar lo que de verdad vale la pena y por lo que hay que apostar e invertir. En respuesta a esta necesidad, en la práctica educativa se han ido implantando proyectos distintos, como es el caso de las Hiperaulas, un lugar destinado a la formación docente por parte de la Universidad Complutense de Madrid.

Hiperaulas: Alternativa a las escuela tradicional #CedRevistaDigitalDocente Clic para tuitear

La Universidad debe ser un punto de reflexión, un espacio común donde docentes y discentes comparten un foro de intelectualidad para generar un pensamiento de pluralidad y un escenario para expresar creatividad y libertad.


La finalidad de este proyecto de innovación educativa es que los docentes aprendan a integrar la tecnología a los procesos de enseñanza-aprendizaje, de forma espontánea y con espacios especialmente dedicados a ello. De hecho, diversos expertos en tecnología que cuentan con proyectos dedicados a entornos educativos, como computación de alto rendimiento, realidad virtual, impresión 3D, etc. se han unido a este proyecto de Hiperaulas.

El espacio donde se desarrolla cada actividad es muy importante, por este motivo la elección del mobiliario, su distribución, organización e incluso las tonalidades del mismo, son herramientas esenciales para que este proyecto funcione correctamente.

 

Con las Hiperaulas tenemos como objetivo que los futuros profesionales de la Educación se acostumbren a trabajar en las nuevas formas de entender y estructurar los espacios educativos que se están promoviendo en los centros escolares (Hernández, 2019).

Se pretende que en las hiperaulas los alumnos también se conviertan en investigadores y creadores de nuevos espacios, con el objetivo de dinamizar un cambio.

La necesidad de una pedagogía solvente

La búsqueda hacia el cambio inminente que necesita la educación dependerá de la vocación del docente. El aula y el maestro debe reinventarse y desprenderse de la metodología y aula convencional, pero nos planteamos la siguiente cuestión, ¿cómo podemos sumergirnos en el cambio?

Para dar respuesta a esta pregunta, mencionamos al encargado del diseño de estas aulas flexibles, el catedrático de sociología de la UCM Mariano Fernández Enguita:

que define la hiperaula como una propuesta de romper con el espacio y el tiempo heredados, con el aula y la lección tradicionales, explorando nuevas formas de organización del tiempo y las coordenadas del aprendizaje en la clase-aula y fuera de ellas. Algo que hoy permiten la ruptura de los muros externos, al alcance de la tecnología, y de los internos, al alcance de la innovación.

Estamos de acuerdo que los espacios y el mobiliario, en sí mismos, no sirven para conseguir una pedagogía que sea significativa.

Desde luego, estamos ante un desafío educativo y cierta incertidumbre que conlleva un cambio, pero también una oportunidad dirigida hacia el éxito. Las críticas y alternativas al “aula huevera”, vienen desde tiempos lejanos, tal y como afirma Giner de los Ríos, ya promulgaba una escuela sin deberes ni libros de texto, en las que el juego forma parte del aprendizaje.

En las hiperaulas, los profesores acompañan a sus alumnos como guía en su aprendizaje y los invita a ser autónomos y a pensar por sí mismos, del mismo modo que indican ya ciertas pedagogías de corte más activo.


Como antecedentes podemos nombrar a la pedagogía de Port Royal, que aparece en el siglo XVII frente a la “intelectualización” de la fe. O el método Montessori, caracterizado por promover un ambiente preparado para que el niño explore, sea independiente y tenga libertad en sus movimientos atendiendo a sus características individuales.

Llevamos demasiados años de templo y sermón, la educación necesita un cambio, pero ¿estamos preparados para este cambio?

El periodo escolar es un proceso largo y continuo, la mayor parte de la sociedad sufre una insatisfacción con el paso del tiempo, son demasiados años de pupitre. Pero todavía sigue el aula tradicional, ¿éxito o fracaso?

El sociólogo Bruno Latour nos habla del concepto de caja negra: la caja negra se da cuando una tecnología funciona, ya es un conocimiento clausurado, que ha solidificado como una roca. Cuanto mejor funciona, cuanto más tiempo lleva funcionando, más opaca se vuelve, más desatendemos a sus componentes.

Recorrido hacia otra alternativas

¿Una mirada hacia atrás con optimismo? Si hacemos un recorrido sobre años anteriores, nos damos cuenta que han aparecido varias alternativas de la educación ordinaria, que son las siguientes:

  • Homeschooling: es una opción en las que los padres asumen la responsabilidad de educar a sus hijos, fuera de las instituciones públicas y privadas. Pero con este método nos planteamos la siguiente cuestión, ¿los niños no echan de menos la socialización de sus iguales en el aprendizaje? (Martínez, 2018).
  • P2P: también conocida como red de pares, es una forma de compartir toda clase de material entre los usuarios de Internet.
  • Edupunk: Antes de que llegaran las TIC, este movimiento fue revolucionario a principios del 2000. La alternativa ‘edupunk’ es una respuesta a estos LMS y a los modelos educativos que los sustentan dentro de las aulas.(Freire, 2018).

En nuestro país existe un problema serio que no podemos ignorar:

estamos en los primeros puestos en la tasa de abandono escolar, ligado a una gran desmotivación por parte de los maestros. Los nuevos entornos de aprendizaje online son imprescindibles para lograr el cambio que se necesita en educación, es una nueva oportunidad en procesos de apoyo e individualización del aprendizaje.

Romper con lo tradicional

Necesitamos un aula que rompa definitivamente con la pedagogía tradicional, por ello surge la Hiperaula, un lugar dónde no existen jerarquías, tanto los alumnos como los maestros se encuentran en un mismo espacio y los profesores dan clases simultáneamente.

En nuestras clases, observamos la diversidad que hay en nuestro alumnado y para un profesor resulta muy complicado trabajar con diferentes capacidades y ritmos de aprendizaje.

 

Como señala Jover (2019), uno de los mayores fracasos del modelo de educación tradicional es la tasa de abandono escolar, es de un 17,9%, por encima del 10% de la media Europea.

 

La efectividad de un profesor depende en un 20% de la eficacia de los maestros en años anteriores, a esto lo llamamos “efecto contagio entre pares”. Por este motivo es tan importante la colaboración entre los docentes, para conseguir un objetivo común.

El modelo educativo de Canadá es uno de los diez mejor posicionados en el informe PISA; estos resultados positivos no son mera casualidad, es debido a una colaboración entre los docentes, con una línea muy estructurada y planificada.

Para que se manifieste este cambio en nuestro país, se requiere de una inversión muy importante, porque se necesitan más profesores por aula. Hasta ahora, existen varios centros educativos en España y en el mundo que ofrecen avances hacia la hiperaula, aunque no la llamen así, como son: el Colegio San Ignacio, Jesuitas en Pamplona (Navarra), colegio Sagrado Corazón de Jesús (Barcelona), colegio Ramón y Cajal (Madrid), colegio Safa en Úbeda, (Andalucía), San Cristóbal de la Laguna (Santa Cruz de Tenerife)…

Por ese motivo el cambio se está generando y estructurando desde la Universidad Complutense de Madrid, que ya se han formado 115 alumnos para hacer uso de las nuevas tecnologías de la Hiperaula.



El aula del futuro

Como respuesta a la universilización de la enseñanza, se reclama el  reconocimiento de la individualidad y diversidad. Así, los entornos innovadores de las hiperaulas reúnen las siguientes características:

  • Son contextos hypermedia: permiten una transición de lo presencial a lo digital, en diferentes soportes (video, imagen, audio y texto).
  • Son hiperespacios: son espacios abiertos y flexibles, con grupos numerosos que a su vez se puede trabajar en equipo o de forma individual y posibilitan cualquier organización temporal.
  • Se maneja una hiperrealidad: virtual, 3D aumentada, simulaciones que se aproximan a la realidad, quedando muy lejos el aprendizaje de forma impresa (mapas, libros..).

Los alumnos se enfrentarán a un reto cada día, inmersos en un aula virtual dónde hay una conexión entre el espacio individual y colectivo para desempeñar sus tareas de aprendizaje.

La pizarra interactiva será su instrumento de trabajo para desarrollar tramos de trabajo en un espacio virtual, registrando así su trabajo cotidiano. El rol del docente es crear espacios de seminario para compartir temas y plantear problemas de forma grupal.

El trabajo de las diferentes áreas se van trabajando de forma alterna y en diferentes espacios (virtuales y presenciales) en aulas temáticas y laboratorios específicos de disciplina artística o científica.

Internet está conectado en todas las aulas, a través de Skype son partícipes con otra aula del exterior, experto en alguna temática, e incluso una Institución, o un escritor para realizar un posible reflexión de un libro (Fernández, 2019).

Gestión del tiempo: un desafío

Los alumnos establecen sus prioridades en la elección de las áreas curriculares y su distribución en el tiempo. La responsabilidad de cada alumno, tienen por objetivo que los estudiantes reflexionen sobre el aprendizaje, se conozcan a sí mismos y sus posibilidades, ya que aprender a aprender implica un seguir aprendiendo y practicando, mediante el ensayo-error (Pellicia y Lehmann, 2018).

Una agenda personal, servirá de guía de forma individualizada de su trabajo realizado semanalmente;  es un trabajo de autoconciencia y reflexión  de su trayectoria personal y académica de las tareas de aprendizaje.

 

Tenemos un gran reto por delante, ya que la creación de este modelo de aprendizaje implica compromiso y colaboración en todos los ámbitos de la educación.


 

Es un proceso de transformación, ya que requiere una reestructuración del modelo educativo tradicional, en contraposición de este proyecto innovador donde posiciona al alumno en protagonista de su propio aprendizaje.

Nos enfrentamos a un desafío de incertidumbre y cambio, los docentes tenemos que verlo como una oportunidad que tanto anhelan los educadores que se sienten comprometidos hacia la responsabilidad del cambio.

Educación en tiempos revueltos

Si hacemos un recorrido a nivel educativo, nos damos cuenta como se han reducido los contenidos de aprendizaje, centrándose más en la categorización burocrática del alumnado, desencadenado así el aburrimiento y la frustración de los alumnos.

Las mejores y más potentes iniciativas innovadoras rompen con el aula metodológica, sustituyéndola por avances hacia la hiperaula, caracterizados por espacios más amplios, flexibles y libres; por la reorganización de los tiempos; por la continuidad de la realidad física y virtual; entre lo proximal y distal; entre la escuela y la comunidad; por la alternancia del trabajo en grupo e individual y por la combinación de disciplinas en proyectos (Fernández, 2018).

En definitiva, si queremos contemplar cómo se produce la transformación en la escuela, es imprescindible abandonar el discurso teórico sobre educación como actividad crítica, activa, inclusiva, participativa y progresista, si posteriormente la realidad del aula es otra distinta. Solemos ver lo de siempre, al maestro explicando la lección y sus alumnos, los discípulos escuchando y haciendo las tareas del libro.

En este sentido, tras el recorrido que hemos hecho por las hiperaulas, podemos decir que el futuro ya está aquí. Estamos sumergidos en un mundo digital y global, expuestos a un continuo cambio. La globalización requiere que el sistema educativo no se quede estancado en metodologías de espacios arcaicos.

 

La educación debe estar focalizada hacia la multiculturalidad, este cambio exige aprender a aprender y afrontar esta incertidumbre.

Como reflexión final, nuestra labor como docentes es romper con el aula tradicional y propiciar un giro hacia el cambio, para ello debemos ser creativos y adaptativos. Para ello debemos empezar por la formación de los profesores, para propiciar este cambio.

Te puede interesar…

Amplia tu formación

Si quieres profundizar más en modelos pedagógicos y metodologías didácticas, Campuseducacion.com dispone de un amplio catálogo de cursos homologados para Oposiciones:

Válidos en todas las Comunidades Autónomas y homologados por la Universidad Camilo José Cela, para OPOSICIONES y CONCURSO GENERAL DE TRASLADOS.

¡Consigue con los cursos homologados de Campuseducacion.com 2 PUNTOS EXTRA en el baremo de méritos para las Oposiciones!

2 puntos para baremo con Campuseducacion.com

Publica con nosotros

¿Quieres convertirte en autor de Campus Educación Revista Digital Docente y ganar puntos para las Oposiciones de Maestros y Profesores?

Gracias a Campuseducacion.com y su revista educativa, todos los profesionales educativos tienen la oportunidad de publicar artículos científicos y didácticos de forma totalmente gratuita, contribuyendo así la divulgación del quehacer profesional docente y al avance de las ciencias de la información.

Además, los autores de Campus Educación Revista Digital Docente que así lo deseen podrán obtener un certificado de autoría con el que poder sumar puntos en diferentes procesos selectivos y baremos de méritos, como las oposiciones docentes o el concurso general de traslados. 


Puedes conseguir 4 certificaciones en Campus Educación Revista Digital Docente si te matriculas en tres o más cursos homologados para oposiciones o concurso general de traslados en Campuseducacion.com


Cursos Homologados para Oposiciones de Educación

< Artículo anteriorOposiciones 2022 Extremadura: PUBLICADA CONVOCATORIA
Artículo siguiente >Interinos en el exterior: Plazas para Maestros y Profesores en varios países
María José es maestra de Educación Física y graduada en Educación Primaria. Imparte clases en el C.E.I.P. Mariano Suárez de Jumilla, Murcia.