Tecnologías para el Aprendizaje y el Conocimiento (TAC)

Las verdaderas TIC aplicadas al contexto educativo

100

Resumen: El desarrollo de la sociedad del conocimiento supone un desafío para el sistema educativo que debe preparar a los alumnos para poder afrontar los retos que supone. Diferenciar los conceptos TIC y TAC, así como las fortalezas y debilidades que presentan nos permitirá, como docentes, mejorar la adaptación y aplicación de los recursos digitales en el aula.

 

Abstract: Development of the Knowledge Society is a challenge for the educational system, which must prepare students for the new situations to overcome. Differentiating between ITC and TLK concepts, as well as understanding their strengths and weaknesses, will allow us as teachers to improve the adaptation and application of digital resources in the classroom.

 

Palabras Clave: TIC; TAC; Tecnologías de la Información y la Comunicación; Tecnologías para el Aprendizaje y el Conocimiento; Competencia Digital.

 

Keywords: ITC; TLK; Information and Communications Technology; Technology for Learning and Knowledge; Digital Competence.

TECNOLOGÍAS PARA EL APRENDIZAJE Y EL CONOCIMIENTO

Las tecnologías no solo han cambiado la sociedad sino el propio sistema educativo dotando a los estudiantes de nuevas herramientas de acceso a la información y estableciendo nuevas rutas de comunicación entre los agentes educativos. Esto rompe con el docente como núcleo del proceso de enseñanza-aprendizaje para ser sustituido por el alumno en un entorno de aprendizaje cada vez más interactivo.

La legislación dota a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) de gran valor, lo cual se refleja perfectamente en la importancia y crecimiento de la actual Competencia Digital.

Conocer las posibilidades que las TIC ofrecen y gestionar y promover su uso responsable será prioritario en las aulas para poder extraer el máximo rendimiento de ellas.

TIC, TAC, TEP

Cuando nos preguntan por los pilares metodológicos fundamentales durante el proceso de enseñanza en el aula nuestra respuesta puede incluir multitud de principios y estrategias metodológicas: motivación, individualización, creatividad, gamificación, aprendizaje por descubriendo y un amplio abanico de posibilidades derivadas de nuestra experiencia. Entre todos estos conceptos, casi todos nosotros coincidiremos en el término TIC, y es que las Tecnologías de la Información y la Comunicación se alzan como pilar en todos los ámbitos del día a día, por lo que la educación no se podía quedar atrás.


No obstante, el término TIC como tal implica una concepción mucho más amplia pues como indica Moya (2013) son un conjunto de tecnologías a disposición de las personas con intención de mejorar la calidad de vida y facilitar la realización de gestiones de información permitiendo su almacenamiento, recuperación y manipulación.

La concepción de las TIC como un cúmulo de dispositivos, redes y contenidos queda muy ambigua cuando el verdadero sentido que queremos otorgarles es el de posibilitadoras del aprendizaje del alumnado. Es así como nacen las Tecnologías para el Aprendizaje y el Conocimiento (TAC), de la implicación de las TIC en el contexto escolar como soporte educativo y metodología. Ahora sí estamos hablando con propiedad, ahora tenemos un término totalmente adaptado a los pequeños matices del contexto educativo.

 

El paso de las TIC a las TAC supone pasar de la sociedad de la información a la sociedad del conocimiento, en la medida en que la información adquiere un valor formativo.

 

Conviene, también, hacer alusión al término acuñado por Reig (2012), Tecnologías para el Empoderamiento y la Participación (TEP) que dotan a las TIC de un factor humano, convirtiéndose en un escenario de interacción y creación de contenidos.

Tecnologías para el Aprendizaje y el conocimiento #TAC #CEdRevistaDigitalDocente Clic para tuitear

No solo un cambio teórico

Los términos TIC, TAC y TEP, desde un punto de vista teórico, ¿qué influencia real tienen sobre la práctica educativa? En el escenario educativo se ha abusado del uso de la etiqueta TIC incluso desde la legislación, ignorando el grado de adecuación que el elemento etiquetado tiene al proceso de enseñanza-aprendizaje que pretendemos evocar.

Se podría decir que la insistencia por el uso de las TIC, según lo encontramos planteado, alude a la implicación de los dispositivos durante la jornada escolar pero tan solo el buen criterio del docente permitirá que esos recursos supongan un puente entre el alumnado y los aprendizajes que se pretenden y se conviertan, realmente, en TAC.

Las TEP pueden escapar un poco a nuestro control ya que se fundamentan, como hemos visto, en ese factor humano que la red incluye (opiniones, elaboraciones propias…). No obstante, el conocimiento de las funciones que convierten a las TIC en TAC y las herramientas y plataformas principales que podemos utilizar en el aula nos permitirán guiar la interacción de nuestros alumnos garantizando que las TAC permitan el protagonismo del alumno y nos consientan, a su vez, llamarlas TEP.

De las TIC a las TAC

Podemos establecer una serie de funciones que, con su aplicación educativa, nos permitirán pasar del uso del dispositivo (TIC) al aprendizaje con el dispositivo (TAC). Podemos citar las funciones de las TIC en educación advertidas por Marqués (2011):


  • Medio de creación y expresión: las TIC permiten escribir, dibujar, crear presentaciones y un sinfín de elementos gráficos más, en la medida en que estas herramientas formen parte de una actividad formativa y contribuyan en la formación del alumnado podrán ser denominadas TAC (al igual que ocurrirá en las funciones que siguen).
  • Canal comunicativo: tanto presencial como virtual, las TIC ponen a nuestro alcance dispositivos y plataformas que facilitan el intercambio de documentos y recursos, el trabajo simultáneo, la tutoría, los trabajos de colaboración, etc.
  • Medio didáctico y fuente de información: la infinidad de recursos y la gran diversidad de herramientas que permiten crear contenidos propios y adaptados posibilitan un universo de entrenamiento y aprendizaje difícilmente comparable con otros soportes. Hablamos de utilidades que van desde lo simple (sustitución del libro de texto, por ejemplo) hasta lo más elaborado (diseño de un recorrido de actividades virtuales autoevaluables, por ejemplo).
  • Orientación y rehabilitación: las TIC ponen a nuestro alcance herramientas para el diagnóstico y la orientación de nuestro alumnado. Los discentes disponen, a su vez, de numerosos recursos para el entrenamiento específico de aspectos que pueden estar afectados por la presencia de barreras que limitan su acceso, presencia, participación o aprendizaje, con la carga de motivación y distensión que las TIC implican.
  • Medio de evaluación: las TIC nos ofrecen la posibilidad de generar escenarios evaluadores que agilicen el proceso de evaluación y reduzcan el factor negativo que la concepción de evaluación tiene para el alumnado. También nos permitirán ofrecer feedback inmediato.

Ventajas de las TAC

Centrándonos en las TIC como medio facilitador del aprendizaje podemos destacar una serie de fortalezas pedagógicas que justifican su uso en el aula. En primer lugar destacamos el potencial aumento del interés hacia áreas, ámbitos o contenidos que previamente se veían con cierto rechazo. Un buen ejemplo lo constituyen las materias de ciencias ya que exigen un nivel de abstracción considerable para evocar situaciones que no están presentes; en este caso las TAC nos permitirán adentrarnos, por ejemplo, en un ecosistema e interactuar con los diversos elementos que lo constituyen. Muy relacionado con lo anterior destacamos el carácter motivador ya que las TIC se erigen como uno de los principales pilares en la vida de los alumnos fuera del centro educativo y este formato adecuado a sus costumbres e intereses garantizará un uso cómodo y fluido.

Facilitan, también, la comunicación y la cooperación permitiendo que los estudiantes abandonen su tradicional rol pasivo y se sitúen como eje principal del proceso de enseñanza-aprendizaje, además de suponer un espacio digital para el trabajo común desde cualquier lugar, más allá de las barreras físicas. La interactividad es otra de sus grandes fortalezas, junto con el poder que tienen de mejorar la autonomía, potenciar la creatividad y desarrollar la iniciativa.

No olvidemos que la influencia positiva que las TIC tienen sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje se verá potenciada o reducida en función de nuestra planificación como docentes. En este sentido se hace imprescindible identificar los elementos curriculares que influirán sobre la tarea (los contenidos, criterios de evaluación, competencias clave y objetivos de la etapa), planificar las metas y objetivos, identificar los recursos digitales que facilitarán este proceso y adaptar el acceso y contenido a las características psicoevolutivas e intereses del grupo o discente individual.

Limitaciones de las TAC

Las TAC presentan algunas desventajas y limitaciones que, como docentes, debemos conocer con el objetivo de programar las actividades atajando, con carácter previo, las propias dificultades que se puedan presentar.

Por un lado, debemos preocuparnos por la seguridad y la privacidad, esto será esencial, no olvidemos que la red conecta a millones de personas y entre tantos usuarios existen intenciones de todo tipo. La solución a este problema pasa por seleccionar adecuadamente los recursos digitales específicos de la actividad de los que, previamente, habremos evaluado su seguridad y adaptación a la edad.


También será muy importante la fiabilidad de la información. El hecho de que el docente haya evaluado el recurso a utilizar nos permite superar esta barrera, pero conviene fomentar en nuestro alumnado la capacidad de contrastar fuentes de información con el objetivo de garantizar la validez de estas.

Otros problemas derivados del uso de las TIC en educación, menos comunes, pero con los que debemos contar como fase para una óptima planificación de la actividad o tarea, se encuentran relacionados con la salud física, psíquica y social. Debemos tener en cuenta que la comodidad que el alumno siente en el mundo digital, que antes explotábamos como ventaja, puede jugar en contra en la medida en que pueda convertirse en la realidad principal, es decir, generar adicción.

Derivado de lo anterior, el aislamiento social puede erigirse como complicación cuando el uso de las TIC se vuelve una adicción. Para solucionar este problema será imprescindible la implicación familiar como pilar educativo fundamental fuera del centro escolar, ofreciendo pautas de uso responsable.

Finalmente haremos referencia a los posibles problemas físicos y visuales que puedan derivar de una mala postura o hábito en el uso de los dispositivos electrónicos tales como cefalea, dolores musculares, tensión muscular, molestias oculares, empeoramiento de problemas visuales, etc. Estos posibles problemas físicos se reducirán considerablemente mediante una correcta higiene postural y un uso adecuado del tiempo de exposición y los descansos, pautas que iremos transmitiendo durante el desarrollo de las sesiones.

Un acercamiento práctico

Una vez expuestas las diferencias y relaciones entre TIC y TAC, las funciones que tienen, su aplicación didáctica, las ventajas que queremos potenciar y las limitaciones que trataremos de superar, nos proponemos su puesta en práctica en el aula.

A continuación, formularemos una situación hipotética enmarcada en el área de Ciencias de la Naturaleza que nos servirá para mostrar el proceso de planificación de una actividad relacionada con las TAC. Nos situaremos en el quinto curso de primaria, y nos detendremos en el trabajo de los contenidos relacionados con los climas y la meteorología.

Lo cierto es que donde hay experimentación y vivencia personal sobra el estudio memorístico y la comprensión de los contenidos se torna más significativa. Entendemos que esto es imposible pero tal vez las TAC nos permitan una recreación más realista que otros recursos didácticos (vídeos de zonas con diferentes climas, fichas de animales que están adaptados a las características del lugar, escenarios interactivos, gráficos, mapas, etc.).

 

Ya tenemos identificado el contenido y los objetivos de la etapa con los que se relaciona, así como los criterios de evaluación y otros elementos curriculares próximos. Una vez identificadas las metas pasaremos a diseñar la actividad o conjunto de actividades que contribuirán a alcanzar los objetivos didácticos propuestos, en este caso implicando las TAC.

Para nuestro propósito, sugerimos la utilización del puzzle de Aronson. Formaremos en el aula 4 grupos principales de 6 alumnos cada uno (la cifra vendrá determina en función de los miembros del grupo y el número de temáticas a estudiar); uno se especializará en el clima mediterráneo, otro en el clima continental, otro en el oceánico y otro en el clima de montaña. En el siguiente paso entrarán en juego las TAC, permitiéndonos un contacto con los contenidos más allá del tradicional libro de texto.




Decidimos que todos los grupos realizarán una actividad guiada consistente en la extracción de información que responda a las tres cuestiones que se exponen a continuación; este cuestionario estará acompañado de una serie de recursos digitales de consulta y las conclusiones se presentarán en un mural que desarrollarán en grupo utilizando la plataforma CANVA.

  • Zonas de España donde se dé dicho clima: para su desarrollo proporcionamos un mapa interactivo que muestra la extensión de cada uno de los climas en nuestro país. El grupo deberá sombrear en un mapa mudo la incidencia de su clima, digitalizarlo (mediante escáner o fotografía) y utilizarlo como pieza en su mural digital.
  • Temperatura y precipitaciones: para el análisis de las temperaturas y precipitaciones proporcionaremos un enlace a una tabla que registra estos datos para cada mes del año. En grupo realizarán un pequeño gráfico para la temperatura y otro para las precipitaciones utilizando Excel y establecerán una breve conclusión.
  • Animales y plantas que habitan: en esta parte pediremos a los miembros del grupo que seleccionen tres animales y tres plantas que habiten en el clima que estudian, para ello facilitaremos acceso a un vídeo explicativo online y un artículo específico de la revista científica infantil “Muy Interesante Junior”. Deberán, también, realizar una pequeña descripción de cada uno para lo que dejaremos libertad en la búsqueda de información y fotografías, de este modo podremos aplicar las técnicas de contraste de fuentes y de navegación segura que hemos ido viendo durante el curso.

Tras esta investigación del clima que les ha tocado, los grupos se reordenarán, de modo que en el nuevo grupo habrá un experto de cada clima, cada uno presentará sus conclusiones apoyándose en el mural elaborado y mostrará sus recursos digitales al resto de compañeros. Así, todos aprenderán los diferentes climas adoptando tanto el rol de tutor como el de discente.

Trabajar un determinado contenido implicando las TAC mejorará considerablemente la motivación y, por ende, la atención y los resultados de aprendizaje. Además, en nuestro caso concreto, hemos interpretado tablas, generado gráficos, interactuado con el mapa de nuestro país, digitalizado nuestros propios documentos, hemos creado infografías, descubierto artículos científicos, cotejado fuentes de información… Todo ello, además, mediante la interdisciplinariedad, implicando áreas como ciencias sociales, matemáticas o lengua castellana. Hemos aprovechado las fortalezas que las TIC nos ofrecen para convertirlas en TAC y, aunque la realidad siempre nos puede plantear nuevos retos, gestionaremos los recursos y su uso con la máxima previsión de las posibles desventajas que puedan aparecer.

Te puede interesar…

Amplia tu formación

Si deseas formarte sobre la integración de las Nuevas Tecnologías en el aula, desde Campuseducacion.com te recomendamos los siguientes cursos de formación:

 Válidos en todas las Comunidades Autónomas y homologados por la Universidad Camilo José Cela.


¡Consigue con los cursos homologados de Campuseducacion.com 2 PUNTOS EXTRA en el baremo de méritos para las Oposiciones!

2 puntos para baremo con Campuseducacion.com

Publica con nosotros

Campus Educación Revista Digital Docente ofrece la posibilidad a la comunidad docente de publicar artículos científicos y didácticos de forma totalmente gratuita, poniendo así la divulgación del quehacer profesional docente, contribuyendo al avance de las ciencias de la información.

Los autores de Campus Educación Revista Digital Docente ven este medio un lugar ideal para la investigación pedagógica, a la vez que reciben un certificado de autoría que les puede ayudar a sumar puntos en diferentes procesos selectivos y baremos de méritos, como las oposiciones docentes o el concurso general de traslados. 

Ahora puedes conseguir 4 certificaciones en Campus Educación Revista Digital Docente si te matriculas en tres o más cursos homologados para oposiciones o concurso general de traslados en Campuseducacion.com


Cursos Homologados para Oposiciones de Educación