Te explicamos cómo se debe elaborar el temario para las Oposiciones a Maestros y Profesores y te proporcionamos ideas y recomendaciones con las que confeccionar los mejores temas para alcanzar la máxima nota.

Aprende a elaborar el #temario para las #Oposiciones2024 Clic para tuitear

La importancia de un buen temario para las Oposiciones Docentes

Sin lugar a dudas, uno de los principales desafíos para los aspirantes opositores es la elaboración del temario para el proceso de selección. Y no es para menos: la segunda parte de la primera prueba de la fase de oposición consiste en la redacción de uno de los temas, de entre los 2-4 que han salido seleccionados por sorteo (dependiendo del número de temas que contemple cada especialidad), y el aspirante deberá obtener en ella como mínimo tres puntos de los diez que comprenderá la valoración total de esta prueba (que se puntúa de cero a diez puntos).

¿Cómo es el examen escrito en las Oposiciones de Maestros y Profesores?

El opositor debe, por tanto, dominar completamente el conjunto de los temas que conforman el temario de su especialidad y cuerpo docente para poder exponerlo adecuadamente en esta segunda prueba de la primera parte de las oposiciones. También, es indispensable manejar correctamente la totalidad del temario para responder efectivamente a la resolución de la primera prueba de esta primera parte: el supuesto práctico.

¿Cómo es el supuesto práctico en las Oposiciones de Maestros y Profesores?

Para justificar tanto teórica como pedagógicamente la actuación profesional docente ante la problemática expuesta en el supuesto práctico, el aspirante ha de conocer muy bien los temas de su especialidad ya que así podrá argumentar científicamente la decisión con la cual proceda a solucionar el caso.

El valor de la originalidad en el temario para oposiciones

A simple vista, puede parecer tentador adquirir un temario ya hecho para preparar tus oposiciones. Puedes pensar que así ahorrarás tiempo y, sobre todo, confiarás inconscientemente en la validez de sus temas y creerás que con dicha información será más que suficiente para aprobar el examen. Sin embargo, esto no siempre suele ser así ya que los temarios prefabricados son textos muy cerrados, poco dinámicos, y con una gran cantidad de datos que se repiten entre distintos temas y, peor aún, en temarios de otras especialidades, denotando, en efecto, que no son de elaboración propia. Y esto el tribunal sabe detectarlo rápidamente. Por eso, la elaboración de un temario propio para estudiar las oposiciones es la mejor opción, ya que no sólo demostrarás con él al tribunal que lo has trabajado previamente y no ha sido copiado de ningún sitio, sino que al elaborarlo tú mismo podrás profundizar mucho mejor en sus contenidos y serás capaz de mostrar una mayor comprensión y destreza en sus conceptos, facilitándote ampliamente las labores y tareas de estudio.

La introducción y conclusiones en el temario para oposiciones

Todos los temas que compongan tu temario para las oposiciones docentes deben contener determinados puntos, y entre ellos destacan notablemente la introducción y las conclusiones.

Es un grave error creer que con una misma introducción se puede abrir cualquier tema, del mismo modo que lo es pensar que unas mismas conclusiones pueden utilizarse para terminar con cualquiera de los temas del temario.

La introducción, lejos de lo que pueda parecer, es un punto esencial en todos los temas, y los tribunales de oposiciones las leen con mucho detenimiento, quizá con más atención que otros epígrafes. La introducción del tema escrito puede llegar a alcanzar hasta más de un punto de la nota global.

Cómo redactar una correcta introducción

cómo redactar una correcta introducción

Con las conclusiones pasa lo mismo: al ser un apartado que la gente tiende a descuidar, los tribunales suelen revisarlas más profusamente. Piensa que no deben significar un final para tu tema, sino que han de abrir un nuevo camino hacia la reflexión y exploración de otros asuntos relacionados.

Cómo redactar unas buenas conclusiones

cómo redactar unas buenas conclusiones

La bibliografía en el temario para oposiciones

Otro de los apartados fundamentales del temario es la bibliografía. No basta con memorizar unas cuantas obras más o menos de carácter general e incluirlas en todos los temas; es preciso incluir para cada tema una bibliografía especializada y acorde a los contenidos tratados.

Las referencias que expongamos tendrán que estar relacionadas con el tema en cuestión, obviamente, pero, también, debemos proporcionar obras que estén actualizadas, preferiblemente de no más de 7-10 años de antigüedad.

Del mismo modo, no tenemos que citar únicamente libros en formato tradicional y en papel, ya que es evidente que las consultas que se hayan realizado para estructurar el tema no han sido todas sobre libros de texto. Se deben incluir, sobre todo, artículos de revistas científicas y didácticas, artículos extraídos de blogs especializados y, cómo no, podcast y vídeos. A día de hoy, es evidente que accedemos a distintos formatos en la información que consumimos y así debemos evidenciarlo en nuestros temas.

Paralelamente, hay que incluir siempre la legislación básica de referencia.

Todo este apartado tendremos que ajustarlo correctamente sin olvidar citar y referenciar cada obra y autor siguiendo las normas oficiales APA en su última versión.

Cómo citar correctamente la Bibliografía

Ideas para la elaboración propia del temario para oposiciones

Existen otras formas más de poner a punto el temario de las oposiciones para lograr obtener un conjunto de temas realmente originales, únicos y que marquen la diferencia.

Delimitar la estructura de cada tema

Lo más recomendable es optar por otorgar a todos los temas que componen el temario una misma estructura. Esto es, considerar que cada tema contenga: título, índice, esquema conceptual, introducción, conclusiones y bibliografía.

Si todos los temas se organizan de manera similar tendremos más posibilidades de memorizarlos, además de que con esta estructura se podrán organizar los contenidos más fácilmente y proporcionaremos una exposición de la información más adecuada.

Por otro lado, el índice servirá para indicar todos los epígrafes en los cuales hemos diseccionado el tema, y el esquema actuará como el anticipo visual de los elementos más característicos e importantes de nuestra posterior exposición, ya que con él podremos matizar aquellos conceptos que sean más relevantes.

Tomar como referencia un temario base

Aunque no defendamos la idea de estudiar temarios comerciales, sí es cierto que debemos recopilar algunos temarios diferentes y que provengan de distintas fuentes para comparar y, en cualquier caso, poder hacernos una idea sobre cómo consideramos que será mejor confeccionar el nuestro.

Así pues, lo más acertado siempre será poder disponer de alguna base sobre la cual realizar todas nuestras modificaciones y aportaciones personales.

Dividir el tema en diferentes epígrafes

Cada epígrafe, como hemos comentado anteriormente, corresponderá a un apartado del índice expuesto con el que comenzamos el tema.

Normalmente, los nombres de los títulos de cada uno de los temas en las oposiciones docentes se componen de diferentes partes, lo cual ya nos está indicando una exposición de contenidos parcelada en distintos subtítulos.

Igualmente, en cada tema se deben exponer una gran variedad de términos y argumentaciones, por lo que dividir el tema en distintas secciones nos aportará orden y claridad en la redacción, además de ayudarnos a evitar olvidos.

Completar el temario con fuentes fiables y actualizadas

En el momento de desarrollar nuestros propios contenidos tenemos que manejar siempre datos provenientes de fuentes fiables y actualizadas. Hoy por hoy circula por la red una grandísima cantidad de información sin verificar que mucha gente comete el error de dar por válida.

Acudir a publicaciones ministeriales, revistas cualificadas de educación, pedagogía y psicología, o entrevistas a autores y expertos académicos siempre es una buena opción, amén de considerar las clásicas fuentes escritas que significan las grandes obras de las ciencias de la educación.

Por otra parte, para escribir cada tema tendríamos que incluir, entre otros aspectos, la legislación que se relacione, ya sea de orden estatal o autonómico. Estos datos nos serán realmente útiles para justificar buena parte de nuestros contenidos y, adicionalmente, para completar ciertos apartados, y es que también será positivo consultar los currículos de nuestra etapa educativa correspondientes a otras Comunidades Autónomas para ver si en ellos se incluyen datos bibliográficos sobre diferentes elementos, si se aportan recomendaciones en cuanto a los aspectos metodológicos, si se recomiendan fuentes alternativas de consulta, etcétera.

Usar un estilo propio y una redacción amena

Es esencial utilizar un lenguaje propio a la hora de escribir cada tema y siempre procurar descartar las frases hechas, las citas copiadas de manera literal y las referencias extraídas directamente de terceras personas. En primer lugar, porque reconfigurando las ideas en nuestro propio estilo nos ayuda a entender mejor y a memorizar más, y en segundo lugar porque es algo que resta gran valor a nuestro tema, a ojos de los examinadores.

Tenemos que emplear un lenguaje sencillo a la par que adecuado y académico, dando pie a una redacción ligera, evidentemente sin faltas de ortografía, y compuesta por ideas propias, que evidencien que somos expertos en la materia y hemos reflexionado y trabajado previamente en todos los puntos que componen nuestra argumentación.

Utilizar adecuadamente la bibliografía

Ya hemos subrayado la importancia de citar correctamente todas las obras en las que nos hemos basado para completar cada uno de nuestros temas, pero, aún así, a la hora de valernos de la bibliografía de cabecera, es importante que atendamos a la cuestión de citarla entre los contenidos que, a lo largo de nuestra redacción, vamos exponiendo.

Citar el apellido del autor, así como el año de referencia, de ciertas ideas que queramos desarrollar proporcionará a nuestro tema seriedad, rigor y profesionalidad, a la vez que evitamos caer en plagios o incumplimiento de derechos de autor.

Apuntar la relación existente entre otros temas y disciplinas

Un punto imprescindible de cualquier tema de elaboración propia que se precie es relacionarlo con otros temas correspondientes a nuestro temario. Relacionar un tema con otro diferente es la pista perfecta para dejar claro que conocemos la totalidad del temario para las oposiciones, y que estamos en posición de realizar inferencias y comentarios entre distintos aspectos.

Algo parecido sucede si ofrecemos ciertas ideas en cuanto a la relación que podamos establecer sobre el tema que nos ha tocado desarrollar con otra u otras disciplinas diferentes. Todo ello será un plus de originalidad y, sobre todo, dominio de la materia.

Adaptar la extensión de cada tema al tiempo disponible en el examen

Finalmente, cada tema que elaboremos tendremos que repasarlo varias veces y ajustar su extensión al tiempo que vayamos a disponer el día del examen.

Es necesario no confeccionar temas excesivamente extensos porque correremos el riesgo de no poder memorizar todo, además de que no dispondremos del tiempo suficiente para escribirlo el día de desarrollo de las pruebas. Tenemos que tener en cuenta que, además del desarrollo de un tema, tendremos que resolver el supuesto práctico que nos propongan, de modo que será primordial controlar muy bien los tiempos que dediquemos a ambas partes de la prueba.

Si quieres saber más

Permanece atento a las próximas publicaciones de la Guía del Opositor, y consulta nuestro amplio abanico de artículos, donde encontrarás mucha más información de utilidad para preparar con éxito tus oposiciones.

guía del opositor

Formación para Oposiciones

No olvides completar tu baremo de méritos para las próximas Oposiciones con Cursos Homologados, ¡y consigue hasta 2 PUNTOS extra que sumar en tu nota fina!

Suma puntos en las Oposiciones 2020

Los Cursos Homologados de Campuseducacion.com están impartidos y son homologados por la Universidad Camilo José Cela (UCJC) conforme a su Plan de Formación Permanente del Profesorado.


Cursos Homologados para Oposiciones de Educación

Calificación
Interés para Oposiciones
9.8
< Artículo anteriorCompleta tu baremo con un -40% en enero
Artículo siguiente >50% de descuento en el Máster Oficial TIC
El Equipo Pedagógico de Campuseducacion.com elabora artículos didácticos de interés para docentes y opositores, así como recursos y publicaciones didácticas de utilidad para maestros y profesores. Especialmente relevante es su sección "Guía de Oposiciones", donde recoge todos los temas de interés sobre las oposiciones docentes y resuelve las principales dudas que este proceso suscita a los aspirantes.
como-elaborar-el-temario-para-las-oposiciones-a-maestros-y-profesoresTe explicamos cómo se debe elaborar el temario para las Oposiciones a Maestros y Profesores y te proporcionamos ideas y recomendaciones con las que confeccionar los mejores temas para alcanzar la máxima nota. La importancia de un buen temario para las Oposiciones Docentes Sin lugar a...