¿Cómo es el supuesto práctico en las Oposiciones de Maestros y Profesores?

2389

Te explicamos cómo es el supuesto práctico en las Oposiciones de Maestros y Profesores y te proporcionamos recursos y consejos para realizarlo con éxito.

El tema escrito en las Oposiciones a Maestros y Profesores

Antes de comenzar, te recomendamos que leas nuestro post ¿Cómo es el examen escrito en las Oposiciones de Maestros y Profesores?

Podrás encontrar en él consejos y recomendaciones para elaborar correctamente el tema escrito de la primera parte de las pruebas de oposición

El supuesto práctico en cada Comunidad Autónoma

Las diferentes Comunidades Autónomas recogen en sus respectivas convocatorias de oposiciones las características específicas que regirán el desarrollo de las pruebas de oposición, apuntando en ellas detalles concretos sobre el desarrollo de la prueba escrita y las partes en que se compone (tema escrito y supuesto práctico) por lo que es necesario acudir primeramente a la convocatoria de oposiciones de la Comunidad Autónoma a la que te presentes para saber cuáles son los requisitos fundamentales que debes cumplir a la hora de resolver el supuesto práctico.

Cada una de las Comunidades Autónomas suelen incluir como anexos en sus convocatorias de oposiciones algunas consideraciones a tener en cuenta en el desarrollo de los supuestos prácticos, recogiendo las características de la parte práctica de la primera prueba para cada una de las especialidades, ya que cada especialidad de cada cuerpo docente se rige por unas condiciones únicas.

Puedes consultar las últimas convocatorias de oposiciones de cada Comunidad Autónoma en Las Oposiciones Docentes por Comunidad Autónoma.

El supuesto práctico en las Oposiciones

Es una de las dos partes de las que se compone la primera prueba de la fase de oposición: un examen escrito compuesto por el desarrollo de un tema escrito y el desarrollo de un supuesto práctico.


El supuesto práctico es una prueba de carácter práctico con la que los aspirantes deben demostrar que dominan los conocimientos teóricos y científicos de la especialidad a la que optan, así como el dominio de las habilidades técnicas correspondientes.

Los opositores tendrán que resolver un supuesto práctico en el que se les plantea una situación concreta relacionada con su especialidad y para la que tienen que organizar una respuesta educativa, didáctica y pedagógica.

Aunque depende de lo que cada convocatoria determine, por norma general, el tribunal planteará entre dos y cuatro situaciones escolares contextualizadas de las cuales el opositor escogerá una y, a partir del análisis de la misma, planteará una intervención razonada y fundamentada que permita comprobar su formación científica y el dominio de las técnicas de trabajo precisas para impartir su especialidad.

Las características de las pruebas prácticas variarán de una a otra especialidad, pero siempre el tribunal valorará la perspectiva didáctica, organizativa y profesional del diseño, así como las estrategias educativas y su implantación en el currículo de la etapa y nivel correspondiente.

La duración de esta prueba suele ser de hora y media o dos horas.

Cómo es el supuesto práctico en las #Oposiciones2021 de Maestros y Profesores Clic para tuitear

Dominio del temario para resolver el supuesto práctico

Es esencial conocer el temario de tu especialidad para poder elaborar un supuesto práctico de calidad e intrincado con los contenidos teóricos. No obstante, resolver un supuesto no es lo mismo que redactar un tema, y es que muchos opositores incurren en el error de redactar los supuestos de manera similar a la redacción del tema escrito.

No se trata de intentar escribir todo aquello que se sabe sobre el aspecto que nos plantean, sino de proponer un plan de acción a seguir y resolver la situación problemática en consecuencia. Debes resolver el supuesto aportando pautas de actividad como docente, y no realizar una compilación de mera teoría.

El tribunal exige de los supuestos, básicamente, respuestas claras, ajustadas a lo que se pide y sin divagaciones.


Concreción para el supuesto práctico

Debe abordarse la resolución de la práctica de manera directa y concisa, evitando los rodeos y sin dar vueltas sobre los mismos aspectos de manera reiterativa.

Debes leer con atención el enunciado y dedicarte a responder únicamente lo que se te pide. Ten en cuenta todos los datos que te proporciona el supuesto y no olvides ninguno, ya que su aparición en el enunciado no es casual.

A la hora de contextualizar tu propuesta sé realista y coherente, tanto en el planteamiento didáctico y pedagógico como en la relación de los recursos disponibles de cualquier tipo.

Guion para los supuestos prácticos

Es recomendable aprender a resolver supuestos prácticos siguiendo una estructura determinada de antemano, en base a diferentes apartados que se correspondan con los aspectos fundamentales a los que el opositor debe prestar atención.

El aspirante debe adaptar el guion para el supuesto práctico según la especialidad a la que se presente y según el tipo de supuesto que vaya a resolver.

En líneas generales, podemos considerar los siguientes puntos a tener en cuenta en el desarrollo de un supuesto práctico:

  • Introducción: Puedes confeccionar una más o menos genérica que sirva para todos los supuestos, siempre y cuando sepas adaptarla para cada situación concreta. En las primeras líneas del supuesto hay que citar hacia quién se dirige la intervención y qué se pretende conseguir con la misma.
  • Contextualización: Se deben analizar los aspectos relevantes del caso propuesto y proporcionar un análisis de la situación particular. Se trata de concretar todos los aspectos que son necesarios para plantear una intervención del supuesto, pero nunca repetir los mismos datos que ya se encuentran en el enunciado. Para ello, hay que reelaborar e inferir. Debemos matizar las áreas o ámbitos de intervención o desarrollo en las que nos centraremos.
  • Marco teórico y legal: Debes tomar como referentes las directrices marcadas en la normativa vigente según tu cuerpo, especialidad y el ámbito de desarrollo del supuesto en concreto. Presta atención a leyes orgánicas y reales decretos, pero también a la normativa específica autonómica. En el caso de las bases teóricas y pedagógicas puede resultar conveniente definir algunos conceptos clave (siempre con definiciones de elaboración propia) y citar algunas consideraciones de mano de autores importantes relacionados con el tema. Este marco teórico y legislativo debe funcionar como puente para enlazar con el siguiente apartado, que será el propio desarrollo de la resolución del supuesto.
  • Plan de intervención: Aquí desarrollaremos la propuesta con la que resolvemos lo que se nos plantea en el enunciado del supuesto. Para ello hay que tener en cuenta las acciones que se tomarán a nivel de centro, de aula, entre grupos, el apoyo de otros docentes, la relación con el entorno y las familias, la adecuación con los documentos de centro, la organización de tiempos, espacios y agrupamientos, la selección de actividades, etc.
  • Conclusión: Debemos hacer una breve síntesis de cuál ha sido nuestra labor como especialistas en nuestro ámbito, materia y especialidad, proporcionando también un reflejo de la respuesta mostrada por el alumno o hacia el aspecto al que se haya dirigido nuestra intervención.
  • Bibliografía: Citar fuentes clásicas y esenciales pero también referencias actuales y de distintos medios, no solo libros.

Este guion no es obligatorio y no es necesario que quede reflejado en el examen a modo de índice.

Criterios de evaluación del supuesto práctico

Ten en cuenta que cada Comunidad Autónoma, poco antes del desarrollo de los exámenes (en el mes de junio), publica en su web oficial o portal de educación los criterios generales de evaluación con los que los tribunales procederán a calificar la resolución de los supuestos prácticos.

No olvides consultar los criterios de evaluación que publique tu Comunidad Autónoma para asegurarte que tu supuesto práctico cumple con todo lo necesario.

En líneas generales, los criterios de evaluación para los supuestos prácticos suelen abarcar las siguientes dimensiones:

  • Ajuste de la respuesta a la problemática planteada
  • El resultado del ejercicio es correcto y está justificado
  • Fundamentación psicopedagógica de la respuesta
  • Fundamentación normativa de la respuesta (específica de la Comunidad Autónoma y de índole general)
  • Conexión con los aspectos organizativos del centro y, en caso necesario, con los decretos de currículo de la etapa.
  • Calidad de la redacción y la exposición (utilización del lenguaje técnico, organización estructurada de la respuesta, ortografía y enfoque didáctico)
  • Aporta y se basa en referencias bibliográficas variadas y correctas
  • Argumenta haciendo alusión al contexto educativo de un centro

  • Realiza una propuesta original, creativa y viable
  • Recoge estrategias metodológicas interactivas
  • Refleja vinculación con el desarrollo competencial del alumnado y el desarrollo profesional docente
  • Incorpora medidas de atención a diversidad del alumnado
  • Integra el uso de recursos materiales y humanos para la mejora del proceso de enseñanza-aprendizaje

Si quieres saber más

Permanece atento a las próximas publicaciones, en las que analizaremos cómo es el examen oral en las oposiciones.

Puedes ampliar la información desde la Guía del Opositor.

guía del opositor

Formación para Oposiciones

No olvides completar tu baremo de méritos para las próximas Oposiciones con Cursos Homologados, ¡y consigue hasta 2 PUNTOS extra que sumar en tu nota final!

2 puntos para baremo con Campuseducacion.com


Cursos Homologados para Oposiciones de Educación