Aplicación de la Inteligencia Emocional en los Conservatorios

Un estudio comparativo entre profesionales y estudiantes

Aplicación de la Inteligencia Emocional en los Conservatorios
5 / 5 - 1 voto
580
inteligencia emocional

Según López-Bernad (2015), si realizamos un análisis del currículo de las enseñanzas en los conservatorios de música, encontramos que son muchos los objetivos que demandan la Inteligencia Emocional (IE) en el alumnado, pero en el contexto real de estos centros no suelen formar parte de las programaciones didácticas los aspectos relacionados con este tipo de inteligencia.

Para comprobar la influencia de esta premisa en el ámbito de la enseñanza y el aprendizaje musical se ha llevado a cabo una investigación comparativa entre grupos: un grupo de estudiantes de conservatorio y un grupo de músicos profesionales.

Un dato característico y especialmente llamativo que ha motivado esta investigación es que un 80% de los músicos sufre de ansiedad escénica (Dalia, 2004), lo cual pone de manifiesto la necesidad de abordar el tema emocional desde los primeros años, puesto que la IE es un hábito y, como tal, se puede aprender. Así pues, este estudio parte de la hipótesis de que el grupo de músicos profesionales presentará mayores niveles de IE, en comparación al grupo de estudiantes, debido, principalmente, a las experiencias vividas a lo largo de toda su carrera, gracias a las cuales han adquirido un mayor control y conocimiento sobre sus propias emociones.

foto-relleno

Para el análisis y comparación de ambos grupos, profesionales y estudiantes, se ha utilizado el cuestionario TMMS-24 propuesto por Salovey y Mayer (1995). Esta escala evalúa el metaconocimiento de los estados emocionales mediante 48 ítems y contiene tres dimensiones clave dentro de la IE:

  • Atención emocional: Significa que se es consciente de la capacidad propia para sentir y expresar sentimientos de forma adecuada.
  • Claridad de sentimientos: Se vincula a una correcta comprensión de los propios estados emocionales.
  • Reparación emocional: Quiere decir que se es capaz de regular los estados emocionales.

Los resultados evidencian una clara tendencia a favor del grupo de profesionales con respecto a la Inteligencia Emocional, por lo que respaldan la hipótesis inicial sobre la que ha girado dicha investigación.

De todos modos, lo principal que se evidencia con este estudio es la imperiosa necesidad de abordar este aspecto cuanto antes y dotar a los alumnos de las especialidades de música de herramientas de autoconocimiento que les permitan alcanzar sus objetivos sin grandes frustraciones que puedan ejercer sobre ellos influencias negativas. Si esta es una de las características de los músicos profesionales entrevistados, ¿Por qué no abordar los aspectos emocionales cuanto antes?



Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

          Este artículo es un extracto del original incluido en el segundo número de
Campus Educación Revista Digital Docente.

Si lo deseas, puedes consultar el artículo completo aquí.