Las rutinas de pensamiento en Educación Infantil

Desarrollo del pensamiento crítico, creativo y autónomo desde la primera infancia

361
Las rutinas en educación infantil

Resumen: Las rutinas de pensamiento permiten organizar los conocimientos siguiendo unos patrones determinados que se adaptan a las distintas situaciones posibles, facilitando el pensamiento crítico, creativo y autónomo.  Dotar a estas estrategias cognitivas de un enfoque significativo que parta de los conocimientos previos del alumno y de sus intereses es esencial para el aprendizaje en la etapa de Educación Infantil.

Palabras clave: Rutinas de Pensamiento; Pensamiento Crítico; Pensamiento Visible; Pensamiento Autónomo; Pensamiento Creativo; Aprendizaje Significativo; Aprender a Pensar.

Abstract: Thinking routines allow organizing knowledge by following some specific patterns which may adapt to different possible situations, making the critical, creative, and autonomous thinking easier. Providing these cognitive strategies with a meaningful approach based on the individual previous understanding and interests is of utmost importance for learning in pre-school years.

Keywords: Thinking Routines; Critical Thinking; Visible Thinking; Autonomous Thinking; Creative Thinking; Meaningful Learning; Thinking Based Learning.

#CEdRevistaDigitalDocente. Las #RutinasDePensamiento en Educación Infantil Clic para tuitear

LAS RUTINAS EN EDUCACIÓN INFANTIL

Aprender a pensar

La sociedad evoluciona a un ritmo vertiginoso y con ella también cambia la educación, la cual ha de dar respuesta a las nuevas necesidades que van surgiendo debido a las transformaciones acontecidas. En una era en la que abunda la información surge la necesidad de aprender a gestionarla críticamente, sabiendo seleccionarla y, a partir de ella, operar en consecuencia.



Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

Las capacidades para aprender a aprender y aprender a pensar son fundamentales, pues serán la base de muchas otras. Ya desde Infantil se debe dotar a los alumnos de estrategias cognitivas con las que puedan operar con los conocimientos en pro del propio desarrollo.

Contribuir a que el pensamiento sea visible permite que se tenga conciencia de la realidad y mediante las rutinas de pensamiento es posible organizar de forma práctica la realidad para poder dominarla cada vez mejor. Para garantizar el uso autónomo de estas estrategias es necesario partir de los conocimientos previos del sujeto, así como atender otros principios psicopedagógicos que caracterizan la etapa, tal como el enfoque globalizador o el aprendizaje basado en elementos lúdicos.

Centrarse en la realidad cercana de los niños a los que va destinado, así como en los conocimientos previos de éstos es fundamental para alcanzar nuestro objetivo, fomentando así el uso del pensamiento basado en una necesidad exploratoria y de supervivencia en el medio. Estamos hablando de aprendizajes significativos, que despierten el interés del alumno, involucrándolo para que él mismo sea el que quiera aprender.

Una necesidad real que necesita de experiencias y de reflexión, lo que dará pie al aprendizaje a partir del interés que muestra el alumno; interés por conocerse a sí mismo y conocer el medio más inmediato que le rodea, explorando su creciente autonomía y experimentando la satisfacción de una autosuficiencia cada vez mayor.

El pensamiento como capacidad innata del ser humano

El ser humano, como cualquier otro ser vivo, tiene la capacidad de adaptarse al medio, aunque en realidad, más que adaptarse al medio y a las condiciones por las que pasa, es capaz de transformar estas en su propio beneficio. Esto es posible gracias a su capacidad para pensar y razonar, con la cual elabora hipótesis, predicciones e incluso instrumentos que le facilitan la vida considerablemente.

Las rutinas de pensamiento en educación infantil

Así, las experiencias son acumuladas y transmitidas de generación en generación en forma de conocimientos cada vez más complejos y precisos que se entrelazan con otros, creando una compleja y rica red rica sabiduría que ha llegado hasta nuestros días.

La importancia del pensamiento eficaz

En la actual “era de la información” es de vital importancia que las personas aprendan a manejarla,  más que a memorizarla, desarrollando en las aulas las competencias necesarias para tal fin, como son la competencia para aprender a aprender, y otras competencias basadas en el “aprender a pensar”.

Dewey (Ruiz, 2003), definía el pensamiento como un instrumento cuyo objetivo es resolver situaciones problemáticas, y el conocimiento como el conjunto de saberes que permite la resolución de dichas problemáticas.

Los conocimientos de corte práctico cobran un papel indispensable en el modelo educativo del “aprender haciendo”, donde el proceso educativo es un perfecto combinado de teoría y práctica. La experiencia forma el conocimiento más arraigado de nuestro ser, un pensamiento que determina nuestro pasado, presente y futuro.

No obstante, debemos resaltar que no cualquier experiencia es válida, sino que dicha experiencia debe ser motivadora, formar una red con continuidad, capaz de dotar de autonomía y libertad al individuo para crecer como persona en su totalidad.

A pensar se puede enseñar, pero no enseñar con conocimientos teóricos, sino con unas premisas inductivas que lleven a los infantes a ese “aprender haciendo” que mencionaba Dewey, partiendo de la propia práctica de cada individuo, llevándolo hacia el debate con sus iguales, a equivocarse y a aprender de esos errores. Ese “aprender haciendo” sirve no sólo para aprender conocimientos, sino también para adquirir estrategias que lleven a la construcción de otros nuevos, estrategias de pensamiento que permitan conocer y comprender el mundo de forma autónoma y propia, a través de algo tan propio y único como es el pensamiento para el ser humano.

Las rutinas de pensamiento en educación infantil

Autores como Dillon, Sternberg, Ray, Perkins y Runco han relacionado la creatividad con el pensamiento crítico, en cuanto a que, para resolver un problema, el sujeto primero tiene que ser consciente de que éste existe y definirlo. Una vez delimitado, el problema se hace possible, y es entonces necesario buscar una solución, una respuesta que no está definida y que pone en juego los mecanismos creativos que caracterizan al ser humano (Romo, Alfonso-Benlliure, Sánchez-Ruiz, 2016).

Pensamiento visible y rutinas del pensamiento

El Proyecto Zero de la Universidad de Harvard fue creado en 1967 por el filósofo Nelson Goodman para mejorar la calidad de la educación a través del conocimiento de la actividad cognitiva. David Perkins y Howard Gardner se sumaron como codirectores a dicho proyecto, cuyos cargos ocuparon desde 1972 hasta el 2000, teniendo sus investigaciones gran relevancia para entender aspectos esenciales del aprendizaje humano,  teniendo muy en cuenta las capacidades de pensamiento.

Perkins desarrolló el Proyecto Pensamiento Visible con el objetivo de disponer a los individuos hacia el gusto y disfrute del pensamiento, las ganas de descubrir la realidad y la construcción de su propio aprendizaje sobre la vida al tiempo que se profundiza en unos contenidos determinados. Es con esta finalidad con la que crea las rutinas de pensamiento, unos patrones sencillos compuestos por preguntas o afirmaciones abiertas que invitan a pensar sobre un determinado tema o aspect de la realidad de forma coherente y organizada.

Con esta herramienta se pretende crear un hábito de pensamiento que el alumno interiorice a medida que va practicándolo para llegar finalmente a su automatización, dando como resultado el pensamiento autónomo.

Es importante dotar a los alumnos de una amplia variedad de rutinas de pensamiento ya que el objetivo de las mismas será lograr el desarrollo de un pensamiento autónomo y autosuficiente para distintas situaciones prácticas y, por tanto, lo que interesa es que los alumnos puedan valorar y decidir, en función de sus necesidades, posibilidades y del contexto, cuál de estos patrones es más adecuado utilizar para la situación concreta.

 

Para alcanzar un pensamiento crítico y autónomo se requiere tiempo y práctica, es por tanto un proceso que debe iniciarse en edades tempranas facilitando, entonces, el perfeccionamiento de esta técnica. Debe tenerse en cuenta que en la etapa de la Educación Infantil no es tan importante que los niños lleguen a las conclusiones previstas, sino el proceso de la rutina de pensamiento en sí mismo.

Investigación y experiencia para hacer el pensamiento visible

Swartz, Beyer, Reagan y Kallick (2013) presentan un enfoque actual basado en la investigación y la experiencia sobre cómo manipulando el saber y haciendo el pensamiento visible las personas son capaces de recuperar, a posteriori, la información que sea necesaria para utilizarla mejor e, incluso, inferirla a otras situaciones.

Existen diferentes formas de pensamiento según a qué atendamos para clasificarlas.

Se puede decir que para que nuestro pensamiento sea productivo debemos cultivarlo y entrenarlo. Con el tiempo, nuestra forma de pensar se automatiza, y el pensamiento se convierte en algo que ocurre inconscientemente, por lo que se puede decir que se puede enseñar y, por tanto, puede aprenderse a pensar.

Con las llamadas rutinas del pensamiento conseguimos un patrón de pensamiento que nos permite el análisis de los conocimientos, así como un uso más práctico, eficaz y ordenado de los mismos, lo que fcilita la relación entre conceptos nuevos e ideas previas, construyendo complejas redes interrelacionadas que posibilitan una mejor comprensión de la realidad.

Perkins (2009) hace hincapié en la diferencia entre los términos conocer y comprender. El primero se refiere a poseer unos determinados contenidos, mientras que el segundo, incluye además de la posesión, el dominio y la capacidad de operar e inferir dichos conocimientos a otras situaciones.

Jiménez, Pérez y Fernández (2007) definen las estrategias de aprendizaje como procesos mediante los cuales el alumno selecciona consciente e intencionalmente conocimientos que ya posee, los utiliza y adapta a una situación particular para conseguir un propósito determinado.

Las rutinas de pensamiento en educación infantil

Se caracterizan por:

  • Son competencias mentales que se aprenden y se enseñan. Sin duda cabe destacar que, aunque pueden enseñarse, es necesario e indispensable que el individuo contribuya activamente y practique su uso para el aprendizaje.
  • Están orientadas hacia un propósito que el sujeto puede identificar.
  • Son consideradas habilidades de orden superior porque integran el uso coordinado de habilidades, técnicas y/o destrezas.
  • Requieren la necesidad de análisis y selección de los recursos y las capacidades que posee el sujeto para poder inferir una estrategia adecuada a la situación. Cuantos más recursos conozca y domine el alumno, más probabilidad de éxito en la búsqueda de soluciones tendrá.
  • Son dinámicas, flexibles y modificables, por lo que se pueden trasladar a multitud de circunstancias, no sólo a nivel escolar, sino para la vida cotidiana en general.

Si atendemos a estas características se podría afirmar que las rutinas de pensamiento están dentro de las estrategias de aprendizaje.

Las rutinas de pensamiento desde un enfoque significativo

El aprendizaje significativo está caracterizado por las conexiones que se establecen entre lo que ya se conoce y lo que se está aprendiendo, favoreciendo la construcción de estructuras más complejas de conocimiento interrelacionadas, permitiendo la aplicación de los nuevos apendizajes a otros y/o situaciones.

Se debe evitar a lo que Perkins (2009) llama “conocimiento frágil”, unos contenidos que pronto se olvidarán, pues el educando los ha aprendido de forma memorística con la mera finalidad de aprobar un examen con una buena calificación, un simple número que valora el “conocer” sin tener en cuenta en la mayoría de los casos el “comprender”. Los conocimientos deben adquirirse en un contexto y trabajarlos sobre ese contexto.

Para que se produzca un aprendizaje significativo se deben cumplir unas condiciones básicas (Rodríguez, 2004):

  • Deben existir unas ideas previas o de anclaje
  • El material debe ser potencialmente significativo
  • El individuo debe estar dispuesto a aprender el material
  • Es necesario el uso del lenguaje.

Para conseguir que se cumplan dichos requisitos es necesario que el docente prepare el material cuidadosamente teniendo en cuenta las características, necesidades e intereses de sus alumnos, teniendo un papel facilitador del aprendizaje y actuando como guía del proceso.

En Educación Infantil cobra especial importancia el uso del lenguaje, por los numerosos beneficios que repote al Desarrollo globa de los niños. Concretamente, De Puig y Sátiro (2011) destacan uno muy general: la necesidad de comunicación. Las relaciones sociales y la necesidad de expresarlas se fusionan con el Desarrollo del pensamiento. Para estos autores el pensamiento y el dialogo están muy relacionados en cuanto a que es necesario encontrar la forma de definir, relacionar y comunicar ese pensamiento, al que se llega con la maduración y la experiencia.

Por otro lado, el diálogo contribuye al desarrollo de las capacidades de observación, análisis, generalización y abstracción y, por ende, a la del pensamiento. El hecho de que el sujeto disfrute durante el proceso de esta experiencia innata del ser humano dota de mayor sentido la enseñanza que se produce, contribuyendo a que los pensamientos sean más creativos y reflexivos.

El papel de la escuela actual para el desarrollo del pensamiento crítico

Según Galvis (2007), el docente de hoy debe poseer unas determinadas competencias intelectuales que le capaciten a enseñar partiendo del propio conocimiento, y competencias sociales a nivel interpersonal e intrapersonal que le permitan comunicarse y convivir tanto con sus alumnos y familiares como con los demás profesionales de la educación, con los que tendrá que trabajar conjuntamente y para lo que también necesita de competencias profesionales que le ayuden en el  desempeño de su labor docente.

La escuela en general, y cada docente en particular, debe evolucionar y reconstruirse cuantas veces sea necesario, conociendo a sus alumnos y partiendo de los intereses y motivaciones de éstos, favoreciendo un desarrollo íntegro y real, útil para la vida y los desafíos de cada sociedad en particular.

Las rutinas de pensamiento en educación infantil

El docente de hoy tiene un papel diferente y complejo al de años atrás, cuando se enseñaban unos contenidos de forma plenamente memorística. No tiene sentido enseñar multitud de contenidos para que los niños almacenen en sus memorias sin que sepan inferirlos cuando sea necesario. Un buen docente debe saber enseñar una cultura de pensamiento, que permita entrenar esta destreza, de tal forma que sus pupilos sean capaces, con el tiempo y la experiencia, de hacer sus propias reflexiones, las suyas, y no las que se le dan establecidas por otras personas o instituciones. Perkins (2009) afirma que para que el aprendizaje sea válido se tiene que retener la información, comprenderla, relacionarla y, como último paso, saber inferirla y utilizarla en otros contextos.

Hemos podido comprobar cómo dese el enfoque de las rutinas del pensamiento se trata de dar respuesta a una necesidad cada vez más frecuente en la sociedad. Se pretende que los alumnos, desde el primer moento de su escolarización, adquieran herramientas y técnicas que puedan dotarles de autonomía para pensar por sí mismos, sin que nadie les dirija, que disfruten pensando y que lo hagan espontáneamente, cuando lo deseen y cuando lo necesiten, siempre.

El entrenamiento del pensamiento es posible y exitoso si se realiza adecuadamente, de ahí la importancia de conocer a fondo todos los factores que influyen para que su aplicación obtenga resultados óptimos.

Perkins y Ritchhart (2005) afirman que no sólo es necesario disponer de las rutinas de pensamiento, sino la predisposición del individuo a emplearlas en los momentos oportunos. Dotando a los alumnos de una herramienta tan valiosa y poderosa como el pensamiento podemos enseñar a los niños a que se desenvuelvan por sí mismos en su vida cotidiana, de forma responsable y reflexiva, atendiendo así al desarrollo íntegro de cada uno de ellos.

Te puede interesar…

Fórmate en Rutinas de pensamiento

Los siguientes cursos de formación, válidos para Oposiciones, pueden ayudarte a ello:

Artículo completo

El artículo Las rutinas de pensamiento en Educación Infantil. Desarrollo del pensamiento crítico, creativo y autónomo desde la primera infancia forma parte del número 14 de Campus Educación Revista Digital Docente un proyecto destinado a la divulgación de publicaciones de carácter educativo que permite la difusión del conocimiento y pretende el enriquecimiento de toda la comunidad educativa.

Otros números

Puedes consultar aquí todos los números anteriores de Campus Educación Revista Digital Docente, la revista educativa que lleva a sus espaldas once entregas repletas de artículos de corte científico-didáctico de manos de docentes comprometidos, que desean exponer sus conocimientos educativos y ser de ayuda al resto de compañeros de profesión.

Publica con nosotros

Campus Educación Revista Digital Docente ofrece la posibilidad a la comunidad docente de publicar artículos científicos y didácticos de forma totalmente gratuita, permitiendo así la divulgación del quehacer profesional docente, contribuyendo al avance de las Ciencias de la Educación.

Los autores de Campus Educación Revista Digital Docente ven en este medio un lugar ideal para la investigación pedagógica, a la vez que reciben un certificado de autoría que les puede ayudar a sumar puntos en diferentes procesos selectivos y baremo de méritos, como en las Oposiciones Docentes o el Concurso General de Traslados.

Ahora puedes conseguir 4 certificaciones gratuitas en Campus Educación Revista Digital Docente si te matriculas de 3 o más cursos homologados para Oposiciones y Concurso General de Traslados con Campuseducacion.com.