Preparación para el futuro laboral

¿Están los alumnos realmente preparados?

Preparación para el futuro laboral
Valorar este artículo.
131

Resumen: Si nuestros jóvenes poseen la información y el asesoramiento adecuados acerca de su futuro laboral serán estudiantes más competentes dentro del sistema educativo, más preparados y orientados hacia la consecución de un objetivo claro: conseguir un trabajo. En la tarea de acercar la realidad laboral a los alumnos ejerce un papel fundamental el equipo de orientación que, a través de una metodología basada en el aprendizaje constructivista debe contribuir al desarrollo personal y profesional de los jóvenes.

Palabras clave: Orientación Educativa; Educación Secundaria; Inmersión laboral; Constructivismo.

Abstract: Should young people had the both the information and counselling about their job prospects, they would be more competent students, fairly more prepared and directed to a clear objective: getting a job. On the task of approaching students to real-world work conditions, the orientation department plays a key role: they should promote both personal and professional development of their students through a constructivist approach.

Keywords: Educational guidance; Secondary education; Work integration, Constructivism.

PREPARACIÓN PARA EL FUTURO LABORAL

Preparación para el #FuturoLaboral. #CEdRevistaDigitalDocente Clic para tuitear

Nuestra situación actual

Actualmente, muchos de los jóvenes que se encuentran estudiando en nuestro sistema educativo no albergan esperanzas de encontrar un trabajo el día de mañana e, incluso, desconocen cómo acercarse a un primer puesto laboral. Por esta razón, desde los equipos de orientación educativa de los centros se tiene que alentar a los alumnos y dotarles de las herramientas necesarias para enfrentarse a su futuro profesional. Tenemos que incentivar a los jóvenes enseñándoles cómo ellos mismos pueden cambiar su presente y futuro si tienen una actitud movilizadora. Podemos dar respuesta a estas cuestiones presentándoles herramientas y recursos útiles para ellos como páginas web de empleo, aprendizaje del diseño del currículum vitae, visitando los centros de recursos juveniles de la zona, etc.



Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

Son los propios jóvenes quienes demandan actividades más activas en las que ellos se sientan partícipes.

Así pues, la línea de trabajo que debemos seguir es la que marca el aprendizaje constructivista, trabajando en equipo, realizando actividades de corte lúdico y conectando la vida del centro educativo con el contexto cercano del pueblo o ciudad.

futuro laboral

Siguiendo el estudio realizado por Cordero (2009) la adolescencia se caracteriza por la aparición de importantes cambios fisiológicos y psicológicos, que generan en ocasiones situaciones de conflicto. Esto, sumado a las complicaciones que esperan los jóvenes encontrar en su futuro laboral, acrecientan posibles problemas propios de la etapa. Sin embargo, sería favorable contemplarlo desde una perspectiva más optimista, y tomar esta situación como una oportunidad para reorientar las actitudes y conductas mejorables.

La búsqueda de sí mismo y de la identidad son aspectos esenciales de la etapa de la adolescencia. Alrededor de esta incertidumbre el adolescente se pregunta por su futuro, lo que le lleva a plantearse cómo será su vida laboral y qué expectativas de futuro el esperan.

Precariedad laboral

Actualmente España se encuentra sumida en una situación de precariedad laboral que afecta a todos los colectivos, siendo uno de los más afectados los jóvenes debido a las complicaciones que experimentan para incorporarse al mercado laboral tras finalizar sus estudios y sin poseer ningún tipo de experiencia previa.

Esta situación, como es normal, provoca al estudiante cierto miedo a lo desconocido, el cual se suma a las inquietudes propias de la adolescencia. Con esta realidad, lo que es esencial es la transformación de ese sentimiento de miedo e inseguridad en posibilidades y oportunidades.

Estamos hablando de una nueva realidad socioeconómica en la que predominan las incertidumbres y la necesidad de flexibilidad y adaptación, sustituyendo así las certidumbres y las seguridades que aportaban los modelos de emancipación y tránsito a la vida adulta de las sociedades industrializadas (Montiel, 2009). Durante el período de expansión del capitalismo industrial, los modos de transición de los jóvenes cambiaron hacia formatos cambiantes y con direcciones no siempre predecibles. Pasaron de ser un recorrido lineal con final conocido desde la educación al trabajo, hacia el itinerario actual de tránsito a la vida adulta con modulaciones (Bordieu, 2000), pues dependen de una variedad de situaciones que muchas veces modifican su rumbo, diluyendo los proyectos. Algunos autores definen estas nuevas modalidades como «trayectorias reversibles, laberínticas o yo-yo» (López, 2002; Machado, 2002a).

Es imprescindible que desde el sistema educativo se prepare al alumnado a enfrentarse el día de mañana a su futuro con determinación ya que tal y como señala Gualtero (2011), es notorio ver cómo cambian las exigencias en las diferentes etapas de la vida. Así pues, en la infancia y adolescencia se promueve la inmediatez y la facilidad para conseguir todo, en cambio en el momento de acceder a la vida adulta se reclama a los jóvenes lo opuesto. Tal como reclama el “orden económico” actual, se exige a los jóvenes madurez para saber esperar o capacidad y serenidad para adaptarse a las situaciones cada vez más inciertas y cambiantes. Esta situación se contempla como contradictoria pues se exige aquello que no se cultivó, justamente en el momento ideal para hacerlo.

La necesidad de una educación y orientación mejores en estos tiempos de crisis económica para superar las dificultades actuales es evidente. Desde la orientación educativa hay que preparar a los jóvenes para los grandes retos que les depara un futuro indeterminado e incierto. Así pues, lo que se pretende con la preparación para el futuro laboral es formar personas emprendedoras, seguras de sí mismas e ilusionadas ante su futuro laboral. Todo esto conlleva una tarea difícil a estas edades pero a través de una metodología que funcione mediante múltiples iniciativas puede ser posible. Robinson (2009) considera que el único modo de prepararse para el futuro es sacar el máximo provecho de nosotros mismos, convenciéndonos de que al hacer esto llegaremos a ser todo lo flexibles y productivos posible. En el supuesto de que mañana el mundo se volviera del revés, si hemos conseguido nuestro potencial descubriríamos la forma de utilizar nuestras habilidades para acomodarnos a los cambios.

Orientación laboral

Actualmente la orientación hacia un futuro laboral en los centros educativos de Educación Secundaria se limita a la elección de los planes futuros según la capacidad del alumno, mostrando distintos itinerarios posibles.

Para llevar a cabo nuestra reflexión, nos centraremos en estudios tales como el de la Universidad Politécnica de Valencia en el que Campillo (1991) constató que los puntos más desconocidos por los alumnos se referían sobre todo a la búsqueda de empleo. Por lo tanto, se llegó a la conclusión de que se necesita una formación en habilidades para el empleo para adquirir confianza en uno mismo y saber lo que las empresas valoran en sus candidatos.

Desde el punto de vista de Rodríguez (2002), hoy en día se pide que el joven posea cierta competencia para enfrentarse a los cambios, usando competencias de alto nivel como la capacidad de análisis, de síntesis, de multipotencialidad, etc. para poder actuar como un elemento transformador del propio lugar de trabajo. A pesar de esta exigencia, diversos estudios señalan que las universidades no preparan a los estudiantes para el mundo laboral de esta manera. De este conjunto de investigaciones (Díaz Allué, 1989; Echevarría y Rodríguez Espinar, 1989; Lobato y Muñoz, 1994; Castellano, 1995; Ausín y otros, 1997; Sebastián, Ballesteros y Sánchez, 1996), se constata que:

  • Existe una escasez de conocimiento previo sobre los estudios elegidos.
  • Las necesidades de orientación afectan a todos los estudiantes, de todos los cursos.
  • Existe una insatisfacción generalizada con la orientación recibida.
  • Las necesidades afectan tanto a la dimensión académica como profesional y personal.

Todos estos requisitos, necesarios para la inmersión laboral, suelen ser trabajados de forma posterior a la etapa de Educación Secundaria, a través de la materia de Formación y Orientación Laboral (FOL) en los ciclos formativos de Formación Profesional, en el Centro de Orientación, Información y Empleo (COIE) de las universidades y a través del servicio de orientación del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF) de cada comunidad autónoma. Por ello, el objetivo desde aquí es el de exponer la importancia de incluir la orientación laboral en la etapa de Educación Secundaria.

La orientación laboral que se proporcione en la etapa de Educación Secundaria debe ir más allá de aconsejar a los jóvenes tan sólo a tomar decisiones sobre qué trabajo deberían desempeñar en función de sus aptitudes y preferencias.

¿Cómo preparar para el futuro laboral?

Si queremos preparar a los jóvenes para su futuro laboral debemos guiarlos enseñándoles a hacer frente a las exigencias sociales y profesionales del mundo laboral real al que se enfrentarán el día de mañana. Para llevarlo a cabo invitamos a utilizar una metodología apoyada en el aprendizaje constructivista y colaborativo, poniendo en marcha técnicas basadas en la motivación, el uso de las nuevas tecnologías y el trabajo en equipo.

Los jóvenes a través del aprendizaje constructivista pueden aprender a tomar las riendas de su propio conocimiento, comprobando la estrecha relación de las nuevas adquisiciones asimiladas con la vida real. Esta perspectiva del constructivismo refuerza la motivación intrínseca, la cual es tan importante en el desarrollo personal de los jóvenes. Ajello (2003) señala que la motivación intrínseca se refiere a aquellos momentos donde el joven desarrolla actividades por el gusto de realizarlas, independientemente de si consigue un reconocimiento o no.

La orientación laboral con adolescentes debe trabajarse considerándola como un desafío. Una interesante perspectiva sería hacer que los alumnos partieran de la cuestión de por qué y para qué trabajar. Así pues, las metas que ellos mismos se plantearan afectarían a la intensidad y la persistencia de las conductas que se realicen. Estas metas pueden ser varias: ganar dinero, hacer amigos, tener un trabajo interesante o conseguir un mayor nivel de bienestar (Rusell, 1932).

Por otro lado, debemos de tener en cuenta que vivimos en una sociedad occidental regida por la cultura de los medios digitales y este hecho está cambiando las prácticas culturales, los lenguajes, los gustos, costumbres y aprendizajes de los jóvenes. De ahí la importancia del papel de los medios y tecnologías en el ámbito de la escuela. Según Briceño (2009) en lo referente a los aprendizajes y modos de procesamiento de la información, los actuales dispositivos tecnológicos constituyen las nuevas mediaciones cognitivas las cuales permiten a los jóvenes desarrollar otras aptitudes y habilidades que no tenían las generaciones anteriores.

Estamos de acuerdo en que la juventud de años anteriores tenían más dificultades para acceder a la información y por lo tanto, la orientación era aún más necesaria. De este modo, con este proyecto pretendemos que el alumno aprenda a manejar de manera correcta los recursos que dispone a su alrededor para que consigan una orientación que resulte beneficiosa en su vida pudiendo desenvolverse de manera autónoma.

Por otra parte, en las actividades propuestas, además de profundizar en la importancia de una búsqueda correcta de información, es necesario que el joven forme parte de actividades prácticas que le resulten enriquecedoras en su vida laboral. Una de las técnicas utilizadas para ello es el role-playing, pretendiendo que el joven participe en la simulación de situaciones de búsqueda de empleo junto con sus compañeros. Según Martín (1992) la técnica del role-playing consigue la adquisición de capacidades como la perspectiva social, la empatía y el role-taking. A través del role-play se trabajan conjuntamente aspectos tales como la dirección de las relaciones interpersonales, o las motivaciones racionales y emocionales que actúan en la toma de decisiones.

futuro laboral

Por otro lado, la existencia de una interdependencia positiva entre los miembros de un grupo clase es una de las características clave de la estructura cooperativa del aprendizaje que pretendemos con este proyecto. Según Pujolás (2008) enseñar a trabajar en equipo a los jóvenes consiste en ayudarles a especificar con claridad los objetivos que se proponen, enseñarles a organizarse como equipo para conseguir las metas, prepararles practicando habilidades sociales imprescindibles para trabajar en grupos reducidos. Entre las habilidades sociales más básicas podemos encontrar las siguientes: escuchar con atención a los compañeros, respetar el turno de palabra, preguntar y pedir ayuda con corrección, y compartir las ideas ayudando a los compañeros.

Las posibilidades de llevar a cabo la preparación para el futuro laboral son esperanzadoras debido a diferentes razones. Primeramente, los recursos que se requieren para su puesta en marcha están disponibles actualmente en todos los institutos y centros escolares. En segundo lugar, la distribución horaria de las sesiones se encontraría dentro de las horas de tutoría asignadas al grupo siguiendo la línea de trabajo del Plan de Orientación Académica y Profesional (POAP) de los departamentos de orientación de los institutos. Por lo tanto, favoreceremos el desarrollo del Plan de Acción Tutorial (PAT) y el Plan de Orientación Académica y Profesional (POAP) sin entorpecer el itinerario de trabajo del orientador.

A través de revisión bibliográfica podemos comprobar el escaso estudio de la orientación laboral en la etapa de Secundaria. Hemos contemplado cómo los trabajos se centran en la orientación vocacional y profesional pero por el contrario, existe una falta de orientación en las habilidades que conllevan la orientación laboral (crear un currículum, búsqueda de empleo, etc.), lo que nos da pie a pensar que hace falta un gran impulso en el desarrollo de la orientación laboral en la etapa de Secundaria.

Te puede interesar…

Artículo completo

El artículo Preparación para el futuro laboral. ¿Están los alumnos realmente preparados? forma parte del número 10 de Campus Educación Revista Digital Docente un proyecto destinado a la divulgación de publicaciones de carácter educativo que permite la difusión del conocimiento y pretende el enriquecimiento de toda la comunidad educativa.

Publica con nosotros

Campus Educación Revista Digital Docente ofrece la posibilidad a la comunidad docente de publicar artículos científicos y didácticos de forma totalmente gratuita, permitiendo así la divulgación del quehacer profesional docente, contribuyendo al avance de las Ciencias de la Educación.

Quienes lo deseen pueden certificar sus publicaciones para obtener con ellas puntos extra en diferentes procesos selectivos, tales como Oposiciones o Concurso General de Traslados.

Pueden conseguirse 4 certificaciones gratuitas en los siguientes casos:

Para los afiliados de ANPE Albacete y ANPE Castilla-La Mancha las certificaciones son gratuitas en todos los artículos. 

Recuerda que publicamos de forma gratuita tus artículos didácticos, científicos y de investigación