La Evaluación en la Programación Didáctica de Secundaria: Documento de Planificación Curricular

Segunda parte

4946

Cómo realizar la evaluación en la Programación Didáctica de Secundaria, Bachiller y Formación Profesional: Documento de Planificación Curricular.

Documento de Planificación Curricular en la #ProgramaciónDidáctica de #Secundaria #FP y #Bachiller Clic para tuitear

En el anterior post: Cómo realizar la evaluación en la Programación Didáctica de Secundaria, Bachiller y Formación Profesional: Currículo y Normativa asentamos las bases teóricas previas que hay que manejar para abordar el tratamiento de la evaluación en la programación didáctica.

Ahora es el turno de hablar de la forma en la que plasmaremos todo el proceso de evaluación en cada una de las unidades que compongan nuestra programación, así como al final del curso en nuestra área y etapa correspondientes.

Documento de Planificación Curricular

Para realizar una evaluación coherente es necesario tomar una serie de decisiones sobre el currículo vigente e incorporarlas en nuestra programación didáctica.

Estas decisiones se plasmarán en el Documento de Planificación Curricular (DPC), cuya importancia reside en hacer operativas las programaciones didácticas al integrarlo todo: los estándares, la ponderación, los instrumentos de evaluación, la temporalización, etc.

Diseño del Documento de Planificación Curricular

Para diseñar el documento de planificación curricular debemos seguir 5 pasos:

  1. Incorporar los aprendizajes del currículo oficial
  2. Ponderar los aprendizajes en función de su relevancia
  3. Realizar la integración curricular de las Competencias Clave
  4. Asignar los instrumentos de evaluación
  5. Distribuir los aprendizajes por trimestres y/o por unidades didácticas/de trabajo


Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

Veamos cada uno de estos pasos de manera más detallada.

Incorporar los aprendizajes del currículo oficial

Partiremos de nuestro decreto de currículo, el que esté vigente en nuestra Comunidad Autónoma para nuestra etapa educativa. En él, debemos considerar todos los estándares de aprendizaje de nuestra asignatura y plasmarlos en una tabla.

En los siguientes ejemplos tomaremos una asignatura y una materia al azar, ilustrando el proceso de elaboración del DPC.

Esta tabla en sí misma será nuestra arma operativa, será el propio Documento de Planificación Curricular.

También podemos simplificarla algo más y codificar cada uno de los estándares.

El procedimiento de codificación de elementos curriculares lo explicamos en el anterior post de esta serie: Cómo realizar la evaluación en la Programación Didáctica de Secundaria, Bachiller y Formación Profesional: Introducción, Currículo y Normativa.

Ponderar los aprendizajes en función de su relevancia

No todos los estándares de aprendizaje tienen la misma relevancia dentro de cada área/materia, ya que no presentan las mismas características internas. Es decir, no todos involucran los mismos procesos cognitivos de los alumnos, ni reclaman el mismo contexto, o el mismo dominio de contenidos.

Algunas Comunidades Autónomas poseen resoluciones que avalan la ponderación y categorización de estándares de aprendizaje, como es el caso de Castilla-La Mancha para Educación Primaria, a través de la  Resolución de 09/03/2015, de la Viceconsejería de Educación, Universidades e Investigación, por la que se concreta la categorización, la ponderación y la asociación con las competencias clave, por áreas de conocimiento y cursos, de los estándares de aprendizaje evaluables, publicados en el Decreto 54/2014, de 10 de julio, por el que se establece el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

Pero esto no sucede en el caso de Secundaria, por lo que debe ser una tarea que se haga “a mano” por parte del docente.

Esto se realizará de la siguiente manera: de todos los aprendizajes de una materia, habrá que seleccionar cuáles son los “básicos”, es decir, aquellos que se consideran imprescindibles para garantizar la suficiencia del alumno y que no fracase en el próximo curso. En general, el número de aprendizajes básicos total de los que se dispone en el currículo de una materia ronda el 50%.

De todos modos, la propuesta que se ha hecho en Primaria sobre la distinción de estándares de aprendizaje evaluables como básicos, intermedios y avanzados es perfectamente válida también para otras etapas, como Secundaria, por lo que se puede tomar como referencia.

  • Los estándares de aprendizaje considerados básicos son aquellos que se tornan aprendizajes imprescindibles para superar un curso y que marcarán la suficiencia en la correspondiente materia.
  • Los estándares de aprendizaje considerados intermedios son aprendizajes situados entre las dos categorías de los aprendizajes del currículo: básicos y avanzados.
  • Los estándares de aprendizaje considerados avanzados son aquellos aprendizajes más complejos que marcan el nivel más alto de consecución de los criterios de evaluación.

Identificando los básicos y los avanzados (que suelen ser pocos), nos quedarían los restantes, que serían los intermedios.

Puedes completar esta información con nuestro artículo Cómo ponderar estándares de aprendizaje evaluables

Realizar la integración curricular de las Competencias Clave

Una vez tengamos claro cuáles son las competencias y qué suponen cada una de ellas el siguiente paso es considerar cómo contribuirá nuestra materia al alcance de las mismas.

Así, en nuestro DPC, incluiremos las competencias por medio de otra columna, con la que podremos obtener la información necesaria para emitir los niveles competenciales de los alumnos.

Se aconseja asociar una o dos competencias a cada aprendizaje para no complicar en exceso el desarrollo de las tareas y proyectos en el aula.

Asignar los instrumentos de evaluación

Para constatar el grado de consecución de los aprendizajes alcanzados por un alumno y decidir la calificación que mejor se ajusta a esa realidad, es preciso que se disponga de una información adecuada y bien registrada, sin la cual es muy difícil evaluar con la necesaria eficacia y objetividad. Para ello, debemos disponer de instrumentos de evaluación y de recogida de información adecuados para cada uno de los aprendizajes.

Se debe tener en cuenta que siempre hay que seleccionar el instrumento más adecuado para evaluar los aprendizajes incluidos en cada estándar de aprendizaje.

Por tanto, en nuestra tabla incluiríamos otra columna con los instrumentos asociados, con los que obtendremos información de los aprendizajes que se desarrollan en el aula: debates, exposiciones, observación directa, listas de control, etc.

Tengamos en cuenta que todos estos cálculos, ponderaciones y categorizaciones los realizaremos gracias a una herramienta informática que nos automatizará gran parte de los procedimientos.

Distribuir los aprendizajes por trimestres y/o por unidades didácticas/de trabajo

Finalmente tendremos que temporalizar los aprendizajes a lo largo de cada trimestre.

En el DPC quedaría incluir otra nueva columna con la secuenciación de cada uno de los aprendizajes a lo largo de todas las unidades didácticas.

Este documento que acabamos de mostrar por medio de imágenes (que sería, evidentemente, más largo, pues incluiría todos los estándares de la materia que sirve de ejemplo), correspondería a un DPC para el final de curso, pero es preciso también que diseñemos un DPC para cada unidad didáctica. Este proceso puede realizarse de forma bidireccional: bien comenzar por el DPC de todo el área/materia y a partir de ahí diseñar el DPC para cada UD, o al contrario.

Es más recomendable realizar el DPC de cada UD, porque al concluirlas todas, podremos obtener el DPC del curso completo. De hecho, las herramientas informáticas de evaluación utilizadas suelen generar automáticamente los DPC del curso completo al ingresar los de cada UD.

En el próximo post nos centraremos en el análisis de las actividades, los ejercicios y las tareas como medio de mecanizar la acción didáctica en el aula, previo paso a las labores propias de evaluación.

¿Quieres saber más?

En Campuseducacion.com contamos con varios cursos válidos para Oposiciones y homologados por la Universidad Camilo José Cela, dedicados a ayudarte a realizar la Programación Didáctica.

Estas son nuestras recomendaciones:

Continúa leyendo la tercera parte…

 La Evaluación en la Programación Didáctica de Secundaria, Bachiller y Formación Profesional: Ejercicios, Actividades y Tareas

artículos campuseducacion.com

Recursos educativos de Campuseducacion.com