La autonomía en el aprendizaje

Aplicación en el dominio de un instrumento musical

La autonomía en el aprendizaje
Valorar este artículo.
1890
La autonomía en el aprendizaje

La capacidad para alcanzar la autonomía en el aprendizaje se basa en el proceso por el cual el estudiante debe adquirir paulatinamente sus propios criterios, métodos y reglas que hagan efectivo dicho aprendizaje. El desarrollo de este proceso es un aspecto esencial en cualquier aprendizaje pero especialmente en el caso del aprendizaje de un instrumento musical.

Autonomía en el aprendizaje. #CEdRevistaDigitalDocente Clic para tuitear

AUTONOMÍA EN EL APRENDIZAJE MUSICAL

Autonomía musical

El aprendizaje de un instrumento musical es algo que engloba tanto aspectos cognitivos como físicos, lo que hace que tenga varios factores en común con el aprendizaje de otras disciplinas diferentes, tales como las ciencias, el lenguaje, las matemáticas o el deporte.

A diferencia de muchas asignaturas y deportes en los que el profesor o entrenador está a menudo presente durante el estudio y la práctica, los estudiantes de música normalmente suelen retirarse en solitario a practicar con su instrumento, realizando dicha tarea por sí mismos. Este estudio en solitario implica el mantenimiento de la atención y el esfuerzo necesario para alcanzar los objetivos que se pretenden alcanzar para obtener el dominio sobre la técnica musical. Pero, a simple vista, esta práctica aislada puede parecer un obstáculo desalentador, ya que el hecho de practicar en solitario, sin ningún tipo de supervisión, puede hacer que se consoliden, mediante la práctica y la repetición, determinados errores técnicos en la ejecución musical que luego pueden resultar costosos de solventar. A diferencia de los estudiantes y atletas, quienes generalmente practican y entrenan bajo la presencia y guía de un profesor, entrenador o monitor diestro en la materia, la práctica de los músicos es casi siempre un ejercicio en solitario. Y es en la soledad de la práctica de una disciplina donde podemos ver la importancia que adquiere el aprendizaje autónomo. A todo esto cabe preguntarse: sin el constante entrenamiento, corrección, y el estímulo que los estudiantes y atletas reciben cuando practican ejercicios, ¿cómo están los músicos motivados a perseverar y mejorar en su práctica?

Es necesario, por tanto, que el alumno de música desarrolle de forma autónoma estrategias de estudio eficaces y habilidades de autoevaluación que le permitan controlar su práctica musical.

Según especialistas en la materia, las diferencias que se observan en los logros de aprendizaje de los estudiantes dependen de una amplia gama de factores, entre los que destacan el conocimiento previo de la música, la coordinación física, las habilidades auditivas, las destrezas en lectura musical, la motivación, la planificación y concentración en el estudio, el impacto del miedo escénico y el grado de apoyo de la familia. Muchos de estos aspectos son comunes en el aprendizaje de otras disciplinas pero, sin duda, uno de los factores más primordiales es el trabajo paralelo del docente: la labor del profesor de música es fundamental para dirigir el aprendizaje y orientarlo hacia la autorregulación.

Factores de la autonomía



Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

Por otro lado hemos de añadir que los investigadores no han entendido la autonomía como un conjunto de características fijas, sino más bien como procesos específicos que los estudiantes han de mecanizar con el objeto de avanzar en su propio aprendizaje. Este proceso afecta a uno o más de los siguientes elementos:

  • MOTIVACIÓN

La motivación es un estado o proceso interno que activa, dirige y mantiene la conducta hacia un objetivo (Cashmore, 2008; Woolfolk, Parrish, y Murphy, 1985).

  • MÉTODO

El conjunto de estrategias utilizadas para alcanzar un objetivo. La adecuación del método a las necesidades de la tarea a desarrollar es determinante en el éxito de ésta.

  • TIEMPO

El tiempo en que se permanezca en la consecución de los objetivos determina, en cierta medida, alcanzarlos.

  • COMPORTAMIENTO

El comportamiento está ligado a muchos factores como la personalidad, las experiencia previas, etc., por lo que está muy involucrado en la medida en que se adquiera más o menos autonomía.

  • ENTORNO FÍSICO

La influencia del entorno, en todos sus aspectos, facilitará o interferirá el estudio.

  • ENTORNO SOCIAL

Un entorno que promueva el estudio y la concentración e incida en el desarrollo de y consolidación de rutinas será influencia decisiva en el desarrollo y mantenimiento de la autonomía.

Los factores del Aprendizaje Autónomo son: Motivación, Método, Tiempo, Comportamiento, Entorno Físico y Entorno Social.

Además de la autonomía, referida al grado en que, en este caso, un músico practica y perfecciona sobre su instrumento, otro aspecto importante es la calidad de ese tiempo de estudio y práctica. Músicos altamente calificados realizan mucho más esfuerzo y concentración durante su práctica que músicos menos calificados, y son más propensos a centrar su atención en lo que están practicando y en cómo se puede mejorar, utilizando las imágenes mentales, el seguimiento y el control de su estudio. Por ello vamos a concentrarnos en el método de estudio.

Método

Según muchos expertos las estrategias utilizadas en el tiempo de estudio son las que determina en gran medida el éxito alcanzado.

Las estrategias no son universales y, puesto que dependen de muchos factores (la edad, la experiencia, el nivel de complejidad de la materia…), unas se nos presentan como más exitosas que otras. Aquí, el trabajo del profesor es orientar al alumno en la búsqueda de las estrategias de aprendizaje más eficientes para su realidad y características particulares.

Adquisición de nuevas estrategias

Como decimos, la labor del profesor es la de ayudar al alumnado a encontrar estrategias válidas, por lo que el docente tendrá que proponerle estrategias variadas y practicar con él en forma guiada y supervisadas hasta encontrar la estrategia que mejor se le adapte. Enseñar a los estudiantes a evaluar su efectividad, observar su efectividad y comprobar si cada estrategia es válida para impulsar su automatización en la ejecución musical. Este proceso guiado y supervisado es el que luego desarrollará el alumno en forma autónoma, dentro de un proceso cíclico.

El mecanismo que el alumno ha de seguir de forma autónoma para continuar con la supervisión del docente se manifiesta mediante un proceso cíclico de: Estudio supervisado, Autoevaluación, Análisis de Eficiencia, Automatización y Nueva Búsqueda.

Una vez que el estudiante ha adquirido una nueva estrategia aumenta su capacidad para desarrollar nuevas soluciones a nuevos problemas. En consecuencia, este proceso de transferencia va formando un bagaje de capacidades que le llevarán a la autonomía. De esta forma, el proceso de enseñanza-aprendizaje de la música se convertiría en un aprendizaje mucho más significativo y, lo más importante, orientado hacia el “cómo aprender”, que en definitiva es lo más necesario para los estudiantes.

Te puede interesar…

El siguiente curso de Campuseducacion.com para Maestros y Profesores de todas las etapas, válido para Oposiciones y Concurso General de Traslados te servirá para interpretar en clave de práctica docente todo el enorme y complejo marco didáctico y metodológico que supone la Psicopedagogía Constructivista, dentro de la cual se encuentran los aspectos fundamentales del aprendizaje autónomo.

El artículo La autonomía en el aprendizaje: Aplicación en el dominio de un instrumento musical forma parte del número 6 de Campus Educación Revista Digital Docente un proyecto destinado a la divulgación de publicaciones de carácter educativo que permite la difusión del conocimiento y pretende el enriquecimiento de toda la comunidad educativa.

Recuerda que publicamos de forma gratuita tus artículos didácticos, científicos y de investigación