La Evaluación en la Programación Didáctica de Secundaria: Diseño de Pruebas Escritas

Séptima parte

Cómo realizar la evaluación en la Programación Didáctica de Secundaria, Bachiller y Formación Profesional: Diseño de Pruebas Escritas.

Diseño de #PruebasEscritas en la #ProgramaciónDidáctica de Secundaria, Bachiller y FP Clic para tuitear

Junto al último post sobre el diseño de pruebas de evaluación, éste sobre las pruebas escritas contribuye a ir concluyendo esta serie de artículos dedicados al diseño de la parte referida a la evaluación en la Programación Didáctica de cara a las próximas Oposiciones 2020.

Si todavía no has visto los anteriores post, te recomendamos que los leas en orden para entender todo el proceso que venimos siguiendo:

Te recomendamos que consultes, por orden, los anteriores post de esta serie:

Instrumentos de Evaluación

Recordemos que para poder evaluar aprendizajes necesitamos usar los instrumentos de evaluación que sean apropiados, procurando servirnos del mismo instrumento para aprovecharlo en la evaluación de varios estándares; intentar a la vez ser originales en la propuesta de nuevos instrumentos; y evitando la evaluación reiterada de estándares que se suelen repetir a lo largo de una misma asignatura o materia.

Se debe tener en cuenta que siempre hay que seleccionar el instrumento más adecuado para evaluar los aprendizajes incluidos en cada estándar de aprendizaje.



Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

Existen muchos instrumentos de evaluación que podemos usar y combinar en nuestras programaciones, por ejemplo:

  • Análisis de textos
  • Charlas
  • Cuaderno de clase
  • Cuentacuentos
  • Cuestionario
  • Debates
  • Diario de clase
  • Dramatizaciones
  • Entrevista
  • Escala de observación
  • Exposición
  • Investigaciones
  • Juegos de simulación
  • Lista de control
  • Portfolios
  • Presentaciones
  • Prueba escrita
  • Prueba oral
  • Registros
  • Role playing
  • Tertulias
  • Trabajos

Pero vamos a centrarnos en algunos de ellos solamente, aquellos que consideramos más importantes y que más fácilmente nos ayudan a realizar las labores de evaluación.

Técnicas de observación

Su objetivo es conocer el comportamiento natural de los alumnos en situaciones espontáneas que pueden ser controladas o no. Estas pruebas se utilizan sobre todo para evaluar procedimientos y actitudes fácilmente observables y dentro de esta metodología de la observación se pueden distinguir otros instrumentos más:

  • Registro anecdótico

Se utilizan fichas para observar acontecimientos no previsibles y se recogen los hechos más sobresalientes del desarrollo de una acción. Se describen las acciones, sin interpretaciones.

  • Listas de control

Contienen una serie de rasgos a observar, ante los que el profesor señala su presencia/ausencia en el desarrollo de una actividad o tarea

  • Escalas de observación

Listado de rasgos en los que se anota la presencia/ausencia, y se gradúa el nivel de consecución del aspecto observado.

  • Diarios de clase

Recoge el trabajo de un alumno cada día, tanto de la clase como el desarrollado en casa.

Revisión de tareas del alumno

Son instrumentos de evaluación que se utilizan para evaluar procedimientos. Podemos distinguir dos tipos fundamentalmente:

  • Análisis del cuaderno de clase

Comprobar si toma apuntes, si realiza las tareas, si comprende el temario, si se equivoca con frecuencia, si sabe corregir los errores, ver su caligrafía, ortografía…

  • Análisis de producciones

Para valorar el grado de madurez y las capacidades empleadas.

Pruebas específicas

Se le presentan al alumno tareas representativas a la conducta a evaluar, para tratar de medir los resultados máximos. Son apropiadas para evaluar conceptos y procedimientos.

Dentro de las pruebas específicas se encuentran:

  • Exámenes

Los exámenes, orales o escritos, presentan unas condiciones estándares para todos los alumnos, sabiendo que están siendo sometidos a evaluación. En estas pruebas, se debe tener presentes qué estándares de aprendizaje se “tocan” en cada prueba para asignarles un nivel de logro.

  • Pruebas de composición

Son pruebas en las que se pide a los alumnos que organicen, seleccionen y expresen ideas esenciales de los temas tratados. Permiten evaluar la lógica de las reflexiones, la capacidad comprensiva y expresiva, el grado de conocimiento, etc.

  • Pruebas objetivas

Son unas pruebas muy breves en su enunciado cuya respuesta es demandada por medio de distintos tipos de preguntas:

    • Preguntas de respuesta corta: piden una información muy concreta, que puede explicarse en un par de líneas.
    • Preguntas de texto incompleto: pretenden hacer memoria de hechos específicos, terminología y fechas, sobre todo.
    • Preguntas de emparejamiento: pretenden ejercitar la capacidad de relación.
    • Preguntas de opción múltiples: valoran la comprensión, la aplicación y la discriminación de significados.
    • Preguntas de verdadero/falso: son útiles para medir la capacidad de distinción entre hechos y opiniones o para mejorar la exactitud en las observaciones.

Entrevistas

A través de ellas podemos recoger mucha información sobre aspectos que son difícilmente evaluables por otros métodos, aunque lo aconsejable es que se usen de manera complementaria, nunca como único instrumento de evaluación.

Autoevaluación

Permite conocer las referencias y valoraciones que, sobre el proceso, pueden proporcionar los alumnos, a la vez que se les permite reflexionar sobre su propio proceso de aprendizaje. Requiere de la elaboración de cuestionarios mediante los cuales se pueda averiguar la opinión de los alumnos sobre distintos aspectos.

Coevaluación

Consiste en evaluar el desempeño de un estudiante a través de sus propios compañeros. El uso de la coevaluación anima a que los estudiantes se sientan parte de una comunidad de aprendizaje e invita a que participen en los aspectos claves del proceso educativo haciendo juicios críticos acerca del trabajo de sus compañeros.

Los aprendizajes que se rubrican son, generalmente, aquellos que se desarrollan mediante las tareas integradas en los proyectos. Rubricar todos y cada uno de los aprendizajes de nuestra Programación Didáctica sería una acción inviable que en cualquier caso carecería de toda lógica.

Diseño de pruebas escritas

Un gran porcentaje de aprendizajes se valoran a través de las tareas, integradas en proyectos, y gracias a la elaboración de rúbricas (de ahí la importancia de los proyectos, pues permiten evaluar los aprendizajes que otras pruebas no nos permiten). El resto, suelen ser aprendizajes sometidos a evaluación mediante pruebas escritas, generalmente aquellos más directamente relacionados con el ámbito de los conocimientos.

A la hora de utilizar las pruebas escritas como instrumento de evaluación deberemos tener siempre presente los estándares de aprendizaje que intervienen en la misma.

El docente no debe perder la perspectiva de la utilidad que tienen las pruebas escritas. Éstas son instrumentos de evaluación y, como tales, nos deben servir para recoger información sobre los estándares de aprendizaje. Es decir, como instrumento de recogida de información para la posterior emisión de niveles de consecución o niveles de logro sobre los aprendizajes que intervienen en dicha prueba.

Las pruebas cumplen dos objetivos principales:

  • Establecer el nivel de logro adquirido por el alumno en los diferentes aprendizajes que se evalúan.
  • Servir de informe del progreso de los aprendizajes del alumno para informar tanto a la familia como al alumno.

Los aprendizajes que guiarán la confección de las pruebas escritas serán los recogidos en el Documento de Planificación Curricular. Por lo tanto, tendremos que consultar lo que expresamos con el instrumento de evaluación correspondiente (prueba escrita) en el DPC de la Unidad Didáctica en cuestión.

Con todo y esto y lo que hemos podido desarrollar a lo largo de los anteriores post dedicados a esta serie, podríamos dar por concluido el tratamiento sobre la Evaluación en la Programación Didáctica en Secundaria, Bachiller y Formación Profesional.

Tan solo nos quedaría comentar el uso de algunas herramientas informáticas de evaluación de las que poder servirnos, lo cual dejaremos para próximos post.

¿Quieres saber más?

En Campuseducacion.com contamos con varios cursos válidos para Oposiciones y homologados por la Universidad Camilo José Cela, dedicados a ayudarte a realizar la Programación Didáctica.

Estas son nuestras recomendaciones:

¡Permanece atento a los próximos post de esta serie para aprender a realizar la Evaluación en tu Programación Didáctica!

artículos campuseducacion.com

Recursos educativos de Campuseducacion.com