Metodologías activas por medio de las TIC

236

Aplicación de metodologías activas en el aula a través de las TIC.

Educación y TIC

En los últimos tiempos está cobrando mucha fuerza y ganando muchos adeptos la enseñanza a través de los medios digitales, lo que ha dado lugar a implementar metodologías más activas que se basan en la adquisición de competencias digitales para derivar, de ahí, el tratamiento de otro tipo de materias y saberes. Y es que cada vez más profesionales de la educación consideran que lo importante no es ya almacenar, memorizar o acumular una gran cantidad de conocimientos, información y  saberes, sino que la inteligencia que prima hoy día y las capacidades que van a hacer de los alumnos personas más resolutivas son, sobre todo, las capacidades de acceso al conocimiento, es decir, la posibilidad de llegar a conseguir los contenidos que sean necesarios en cada momento.

Consideraciones pedagógicas y didácticas

Es necesario matizar que el uso de las TIC no se reduce al mero uso de Internet en el aula, ni tan si quiera a la utilización de dispositivos digitales, pues existe un amplio campo repleto de todo tipo de recursos que pueden también ponerse en práctica en el terreno del aula para imbricar nuevas tecnologías y educación.

La labor de los docentes tiene que ser la de otorgar un uso integrado de los medios digitales a la práctica educativa, asegurándose que éstos se intrincan en una metodología que aporte sentido a su utilización diaria como recurso didáctico.

Por ello, debemos diferenciar entre inclusión e integración de las TIC en el aula.

Al hablar de integración de las TIC nos referimos a la inclusión de los medios digitales y tecnológicos que podamos tener a nuestra disposición para mejorar la educación y los procesos educativos. Pero integrar no es solamente incluir. La diferencia entre integrar e incluir es que incluir supone añadir, sumar o adicionar un elemento a otro elemento y/o aspecto. En cambio, integrar significa la modificación de algo debido a esa integración, pues lo que se integra cambia sustancialmente la esencia de dicho elemento.



Ahora, si te matriculas de 4 Cursos Homologados te regalamos un Curso de Preparación de Inglés Online de British Council y Certificación GRATIS de hasta 4 artículos en nuestra revista

Integrar es, entonces, introducirse en algo para llegar a formar parte de él, cambiando su forma, apariencia o sentido, compartiendo lo nuevo con lo ya existente, y no solamente funcionar como algo extra o añadido.

De esta forma podemos asegurar que integrar las TIC en el terreno educativo no es, sin lugar a dudas, incluir unos cuantos medios digitales en las aulas, sino que es algo mucho más complejo: quiere decir que el proceso educativo se vendrá a desarrollar valiéndose de medios digitales, como algo que es parte integrante de lo que supone la enseñanza.

Un aspecto clave de la integración es el hecho de que conlleva, necesariamente, cambios metodológicos, además de sentido común en tanto en cuanto podemos integrar medios tecnológicos en las aulas de forma coherente y en función de nuestros recursos y posibilidades.

La inclusión de las TIC al terreno educativo va a suponer pequeños cambios en la metodología didáctica, sin necesidad de cambiarla, solamente introduciendo el uso de las TIC en determinados momentos, lo que supondrá alterar, tal vez, la consideración de los espacios, los tiempos o los recursos.

En contraposición, la integración de las TIC en la educación significará la consideración de las mismas como algo indispensable dentro de una concepción educativa de calidad, lo que supondrá la asignación de nuevas metodologías más acordes con esta perspectiva.

Tal vez te resulte interesante consultar nuestro post sobre las diferencias entre Modelo, Método y Metodología.

Modelo, Método, Metodología... ¿Qué terminología emplear?

Medios digitales y Metodología didáctica

Lo más común al hablar de cambios metodológicos a la hora de integrar las nuevas tecnologías al aula es considerar nuevos entornos de enseñanza y aprendizaje, como los espacios virtuales de la educación online, pero ni necesaria ni únicamente el hecho de hablar de nuevas orientaciones metodológicas quiere significar eso.

En general, podemos decir que los medios digitales se involucran en la metodología didáctica del aula con cinco finalidades básicas:

  • Herramienta de trabajo para profesores y alumnos: Para facilitar los trabajos de búsqueda, almacenamiento y comunicación de la información.
  • Instrumento cognitivo: Para apoyar la realización de actividades mentales como construcción de mapas conceptuales, organización de la información, simulación de procesos…
  • Medio didáctico para facilitar el aprendizaje de los contenidos curriculares: Para ampliar información relevante, aprender una metodología para la resolución de problemas, comprender y memorizar conceptos básicos…
  • Instrumento para facilitar la gestión de los centros docentes: Para manejar diversa documentación, realizar inventarios, hacer los expedientes de los alumnos, llevar la contabilidad, realizar un seguimiento de las tutorías…
  • Vía de comunicación entre los miembros de la comunidad educativa y otros agentes: Para mantener conexiones entre las familias, otros centros educativos, diversas entidades o instituciones del entorno…

Además, el ámbito digital, y todo lo que ello conlleva (su dimensión multimedia, telemática, robótica…) se convierte también en materia de estudio para el profesorado y el alumnado, pues hay una serie de competencias digitales, que son necesarias adquirir, las cuales incluyen conocimientos, habilidades y actitudes que se considera conveniente aprender para utilizar estos recursos de la forma más eficaz posible, además de ser contenidos estrictamente curriculares (competencia digital) y, posteriormente, necesarios para desenvolverse en el mundo laboral y personal.

Puedes conocer más sobre Competencia Digital Docente

Educación y TIC

Las TIC son un concepto que, ineludiblemente y de forma intrínseca, se relaciona directamente con la educación, por tres motivos fundamentales:

  • La información (los procesos de búsqueda de información, análisis y procesamiento de la misma) y la comunicación (elementos de la comunicación, canales de comunicación, medios de comunicación, etc.) son aspectos educativos de primer orden.
  • Las tecnologías, sean del tipo que sean, deben tener su propio tratamiento y ser estudiadas desde los centros educativos.
  • Por suponer un cambio radical en la sociedad, las TIC han de ser consideradas desde la educación, pues ésta debe dar respuesta a las necesidades de la nueva realidad.

Aplicación de las TIC en la metodología didáctica

Por todo lo dicho hasta el momento resulta evidente afirmar que un docente puede optar por incluir las TIC o por integrarlas en su metodología. De hecho, puede valerse de ambos enfoques e intercalarlos dependiendo de las finalidades que persiga.

Recorramos, entonces, algunos de los puntos elementales que debemos considerar si se opta por enseñar a través de medios digitales y tecnológicos.

Recordemos que no existe una única metodología, ni una forma de enseñar más válida que otra: lo que realmente funciona es la sinergia del conjunto metodológico por la que opte el docente, intentando utilizar lo más conveniente en cada caso en función de múltiples variables.

Inclusión de las TIC

La inclusión de las TIC al terreno educativo va a suponer pequeños cambios en la metodología didáctica, sin necesidad de cambiarla de lleno, solamente introduciendo las TIC en determinados momentos, lo que supondrá alterar, tal vez, la consideración de los espacios, los tiempos o los recursos.

Esta forma de utilizar las TIC se relaciona más bien con un enfoque tradicional de la educación, aquél basado en las clases magistrales y en un proceso de enseñanza pasivo, donde el alumno es receptor de contenidos, por lo que las TIC van a facilitar la transmisión de esos contenidos, sirviendo al docente como apoyo.  La lección, tradicionalmente mencionada de esa forma, es el centro del proceso didáctico. Así pues, el protagonismo del alumno es mínimo y los contenidos figuran como algo estático. La evaluación, por su parte, mide el grado de fidelidad en la reproducción de la información por parte del alumnado.

En esta metodología tradicional y pasiva predomina el uso de las TIC enfocado a la demostración de contenidos, junto con el docente, por lo que la inclusión de los medios tecnológicos se reduce a:

  • Utilización de diapositivas acompañando la clase magistral (con los tradicionales proyectores).
  • Uso de Power Point para complementar la exposición.
  • Visionado de vídeos o fotografías.
  • Realización de actividades en el aula de ordenadores.
  • Búsqueda aislada de información en Internet.
  • Uso de las TIC durante el transcurso de las asignaturas específicas (Informática, Tecnología educativa, etc.).
  • Dotación de recursos tecnológicos a los centros pero escasa explotación de los mismos.
  • Uso esporádico de la página web del centro educativo y el blog de aula.
  • Utilización del correo electrónico institucional.
  • Utilización del ordenador como soporte para llevar a cabo algunas actividades evaluativas con los alumnos.

Esta forma de tratar las TIC en las aulas viene siendo bastante habitual y, hasta no hace demasiado tiempo, ha venido siendo la única forma de utilizarlas en el contexto de las aulas. Sin embargo, esta inclusión se queda en actuaciones aisladas que nada tienen que ver con una verdadera integración.

Los motivos por los que un docente o centro opta por la inclusión son varios y diversos. Podemos mencionar:

  • Falta de formación en TIC.
  • Falta de motivación y preocupación sobre las nuevas tecnologías.
  • Pensamiento generalizado de que las TIC no pueden ayudarle en gran medida a mejorar la educación.
  • Sensación de que los medios tradicionales, que siempre han funcionado, van a ser mejor.
  • Escasez de planes TIC en el centro.
  • Pocos recursos económicos.
  • Pocos recursos personales.
  • Bajos recursos materiales.
  • Ausencia de actitudes pedagógicas que permitan integrar las TIC en las programaciones didácticas.
  • Etcétera
#MetodologíasActivas por medio de las #TIC Clic para tuitear

Integración de las TIC

La integración de las TIC en la educación significa considerarlas como algo indispensable dentro de una concepción educativa de calidad, algo que forma parte intrínseca del proceso educativo, lo que supondrá la asignación de nuevas metodologías más acordes con esta perspectiva.

Lograr esa ansiada calidad a través de la integración de las TIC implica cambios en:

  • Los alumnos, que deben ser considerados como los principales usuarios de estos nuevos medios, los cuales les servirán como instrumento básico de construcción del conocimiento.
  • Los profesores, que han de estar debidamente formados para instruir a los alumnos y saber usar estos recursos de forma inteligente y crítica.
  • El diseño y distribución de la enseñanza, que ha de adaptarse a las nuevas herramientas que va a incorporar en su proceso, lo que afectará a los contenidos curriculares trabajados en las aulas.
  • Los sistemas de comunicación que se establecen en la institución educativa, que han de estar acordes a la asignación de las nuevas tecnologías como parte fundamental del proceso educativo.

Entonces, integrar eficazmente las TIC en la educación supone, principalmente:

  • Formación: Que los docentes estén debidamente formados en materia de nuevas tecnologías, y se actualicen permanentemente para no quedar anclados y desfasados ante las nuevas revoluciones de la sociedad del conocimiento.
  • Recursos económicos: Para la formación del profesorado, para la adquisición de recursos materiales y medios digitales y para el mantenimiento de los equipos.
  • Compromiso: Por parte de la comunidad educativa, quien debe asumir la integración de las TIC como un reto y una oportunidad para mejorar la calidad de la educación, y por parte de las administraciones educativas, que deben facilitar el apoyo pertinente a los centros educativos en tal labor.
  • Aceptación: Aceptar la revolución tecnológica de nuestros días y asumir que los avances solamente podrán ir, de aquí en adelante, a más, por lo que las posturas catastrofistas y negativas en torno al uso de las TIC deben ser derrocadas. La aceptación, por tanto, debe venir de manos de profesores y alumnos, sabiendo que las TIC es algo que forma parte de nuestra vida.

Te invitamos a leer nuestro artículo sobre Aprendizaje Digital

Pretendemos pasar de una somera inclusión de las TIC a una verdadera integración de las mismas en el terreno educativo, lo cual solamente podemos alcanzar considerando estas tecnologías como un instrumento más de la formación, lo cual es equivalente a pensar en conceptos tales como tele-formación, e-learning, educación online, entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje, etc.

Nuevos sistemas formativos basados en las TIC

Los nuevos sistemas formativos que se articulan en torno a las tecnologías de la información y la comunicación se basan en el carácter interactivo de éstas, lo que requiere una remodelación metodológica que le aporte un carácter más flexible acorde a la nueva asignación de roles que se va a producir en ese proceso formativo. Ya el alumno no será solamente quien reciba la información y el conocimiento, sino que será el constructor activo de esa información y ese conocimiento. Por su parte, el docente no será el transmisor exclusivo de datos y se convertirá en una guía para el desarrollo pedagógico del alumno (auténtico corte paidocéntrico de la educación).

Lo que debemos hacer ahora es fijarnos en la transcendencia del enfoque metodológico y cómo esté va a evolucionar, pues venimos afirmando con rotundidad que la integración de las TIC en los centros educativos pasa, primeramente, por un cambio metodológico sustancial.

Si nos centramos, mayormente, en una integración de las TIC en las aulas estaremos contribuyendo a la creación de nuevos espacios formativos y, a su vez, pasaremos a considerar la metodología como el proceso que va a gestionar los elementos que intervienen en los procesos de aprendizaje.

Estos elementos son (Salinas, 2004):

  • La función pedagógica: El sentido del aprendizaje, la propia situación de enseñanza, las actividades a desarrollar para conseguir los objetivos, los materiales, la evaluación…
  • La tecnología: La tecnología que se ajuste a la función pedagógica, es decir, las herramientas que vayan en conexión con el planteamiento pedagógico.
  • Los aspectos organizativos: La organización del espacio, la asignación de tiempos en las tareas y actividades propuestas, los sistemas de comunicación que van a emplearse, etc.

Bibliografía

  • Salinas, J.; Aguaded, J.I., y Cabero, J. (2004). Tecnologías para la educación. Diseño, producción y evaluación de medios para la formación. Madrid: Alianza Editorial.
  • Boullosa, J. (2012). La inclusión de las NNTT en los centros educativos. Barcelona: Gorgonas.

Cómo citar este artículo:

Equipo Pedagógico de Campuseducacion.com (2020). Metodologías activas por medio de las TIC [Mensaje en un blog]. Blog de Campuseducacion.com. Recuperado de https://www.campuseducacion.com/blog/recursos/articulos-campuseducacion/metodologias-activas-por-medio-de-las-tic/

¿Quieres saber más?

Continúa con tu formación con los cursos homologados por la Universidad Camilo José Cela, válidos para Oposiciones y CGT, y fórmate en los temas principales de las Ciencias de la Educación ¡y consigue puntos extra en tu baremo de méritos para las próximas Oposiciones 2021!

Especialmente te recomendamos:

2 puntos para baremo con Campuseducacion.com

artículos campuseducacion.com

Recursos educativos de Campuseducacion.com